Entradas

Personal Branding, el arte de invertir en ti (47). La cualidad de la ligereza

 

Una marca personal tiene que ser ligera y formulo esta afirmación con plena consciencia y no precisamente a la ligera. La personas tendemos a la complejidad y precisamente por esto es difícil percibir lo que somos y lo que queremos de manera clara y rápida. Muchas veces hasta nos cuesta a nosotros saber quienes somos y lo que queremos, no en vano el primer pilar en la gestión de nuestra marca personal es el autoconocimiento. Y mientras tanto lo que los demás pueden percibir es una amalgama de características que mas que dejar huella en sus corazones puede oprimirlos por la pesadez.

Con la ligereza concluimos una serie de artículos que iniciamos el pasado 18 de marzo bajo el título de “Haz tu marca memorable” y en el que hemos hablado de cualidades de la marca personal como  narrabilidad, bondadautenticidad, disposición, relevanciaoptimismo, responsabilidadmagnanimidadhumorhumildad y humanidad.

ligerezaLigereza es sinónimo de agilidad, levedad, rapidez, presteza y prontitud entre otros pero también lo es de inconstancia, irreflexión, trivialidad y futilidad.

Por mi práctica profesional veo que la mayoría de personas llegamos a tomar consciencia de marca tras haber vivido una vida más o menos intensa en la que  hemos acumulado cosas, relaciones y experiencias que nos han llevado a ser lo que somos en este preciso momento y que configuran lo que los demás perciben de nosotros. Recordemos que nuestra marca está en función de los demás y que sin ellos no tendría razón de ser porque no habría corazones en los que grabar nuestra huella.

En el proceso de autoconocimiento tratamos de comprender e inventariar nuestra complejidad para reorientarla hacia nuestros objetivos finalistas y a partir de aquí gestionar nuestro día a día. Una vez hecho esto lo explicamos a los demás para que nos perciban tal y como somos, nos tengan en cuenta, nos graben en su memoria y seamos lo elegidos.

Si nuestro territorio es excesivamente complejo, si hay demasiadas cosas que nos tienen prisioneros y enmarañan nuestra esencia la mejor solución es soltar lastre ,abandonar todo aquello que no es esencial y que nos convierte en demasiado densos para seguir nuestro camino y para que los demás puedan percibirnos de manera real. Algunas veces personas, relaciones, creencias y objetos deben aparcarse en el camino de manera temporal u olvidarse para siempre.

Y es así que nosotros y nuestra marca ganamos en ligereza y podemos seguir nuestro camino para alcanzar los objetivos que nos hemos fijado con mayor rapidez.

Sin ligereza dejaremos una marca pesada y torpe.

Personal Branding, el arte de invertir en ti (46). ¿Desprendes humanidad?

 

“Nuestra verdadera nacionalidad es la humanidad” Herbert George Wells

Recordamos que el pasado 18 de marzo iniciamos una serie de artículos alrededor del concepto “haz tu marca memorable“. Hemos hablado de las cualidades de narrabilidad, de bondad, de autenticidad, de disposición, de relevancia, de optimismo, de responsabilidadmagnanimidad, humor y humildad. Hoy hablamos de la cualidad que nos distingue de las bestias: la humanidad.

voluntariado

Google Images CC Search

Humanidad es un concepto polimórfico, ya que aunque su raíz se refiere a la  naturaleza humana, en moral se refiere a la compasión y el altruismo. Y es precisamente este significado moral el que nos interesa como cualidad de la marca personal.

Quizás estemos viviendo la era de los extremos: mientras la prensa destaca en sus portadas todo aquello que está falto de humanidad, muchas personas recurren a soluciones espirituales para hacer las paces consigo mismas y con sus entornos. No se trata solo de religión, se trata de meditación, del coaching, de yoga, de tai chi, el deporte en general y, muy especialmente, del auge del voluntariado.

Nos negamos a creer que no haya salida para los problemas que nos acechan, y eso nos anima a seguir en pie luchando contra la corrupción, la injusticia y la crisis. Y lo hacemos desde la modestia de nuestros propios recursos. Tiene el mismo valor una donación de 5 millones de dólares de la Bill & Melinda Gates Foundation que una aportación personal de 5 dólares a Unicef. El motor es el mismo, cambian los recursos.

El auge del altruismo y del voluntariado solo puede explicarse desde la experiencia del dolor. Uno no quiere para los demás lo que ha pasado en propia carne, o simplemente las imágenes de dolor que nos brindan las televisiones de todo el planeta nos hacen reaccionar, nos recuerdan nuestra condición de seres vulnerables, sensibles y compasivos.

“La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?” Mahatma Gandhi

No es concebible una marca personal sólida carente de valores de humanidad. La época de los yuppies y tiburones sin escrúpulos ha pasado, y nuestro rastro debe dejar señales claras de empatía y sensibilidad. Tengo la gran suerte de ser voluntario en una fundación que ayuda a personas en riesgo de exclusión social, y la experiencia demuestra que cada uno de nosotros puede dejar un rincón de su corazón para echar una mano. Siempre habrá alguien que la necesite.

Os dejo uno de los mejores ejemplos de humanidad que recuerdo. Es “Chupete”, un anuncio para Cruz Roja ideado por Cuca Canals en la ya extinta agencia “Casadevall & Pedreño”. Algo tan pequeño, algo tan grande.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=jJaRaHUbRSk[/youtube]

Personal branding, el arte de invertir en ti (36). Haz tu marca memorable

 

Me ha encantado el artículo de Deborah Shane sobre las cualidades necesarias para mejorar el magnetismo personal. Algunas de esas cualidades equivalen a valores, otras se acercan más a habilidades. Para hacer tu marca memorable, empieza por aquí:

  • NARRABILIDAD
  • BONDAD
  • AUTENTICIDAD
  • DISPOSICIÓN
  • RELEVANCIA
  • OPTIMISMO
  • RESPONSABILIDAD
  • MAGNANIMIDAD
  • HUMOR
  • HUMILDAD
  • HUMANIDAD
  • LIGEREZA

Durante los siguientes lunes las iremos desarrollando, hoy empezamos por:

NARRABILIDAD

Google Images

Creo que el vocablo no existe, pero lo definiría como la cualidad de convertirse en relato. En pocas palabras, si una persona no tiene una historia que contar que la haga única, no tiene relato, no tiene marca.

Todos tenemos algo que contar. Antonio Núñez, autor de “No dejes que te lo cuenten” y de “Storytelling en una semana” lo plantea así:

¿Por qué hay personas que convencen más rápidamente que otras? ¿Cómo logran seducirnos los discursos políticos? ¿Por qué hay campañas publicitarias que recordamos de memoria y otras las olvidamos en el acto? ¿Cómo consiguen hacernos vibrar algunas presentaciones?

La respuesta -dice Nuñez- está en la forma en la que el mensaje está contado. Los relatos logran que transformemos simples datos en emociones y sensaciones genuinamente personales. Mediante la narración, y no la argumentación, conseguiremos seducir a nuestra audiencia y hacer que invierta su tiempo en nosotros.

A menudo pongo el ejemplo de que no es lo mismo la presentación personal descriptiva que la que utiliza el relato. Veamos un ejemplo:

Descriptiva: Me llamo Guillem Recolons, soy publicitario y especialista en marca personal. He trabajado en Tiempo BBDO, J. Walter Thompson, Bassat & Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altrafroma, y recientemente fundé con otros socios la consultora en Personal Branding Soymimarca.

Relato: Soy Guillem Recolons, mi sueño de pequeño era ser publicitario.Y aquí me tienes, después de haber trabajado en algunas de las mejores agencias de publicidad del mundo, ahora tengo la suerte de volcar mi experiencia en el desarrollo y branding personal, en Soymimarca.

La narrabilidad no es otra cosa que hacer que un mensaje llegue a la cabeza a través del corazón. Utilizando un símil, es la diferencia de un perfume bueno u otro mediocre: el bueno dura más tiempo, se retiene mejor.

Hoy toca reir. El humor siempre deja marca.

Es cierto que la economía no está para tirar cohetes. Pero si queremos sobrevivir al caos, necesitamos unos minutos de risa al día. Cuantos más mejor. Por si no lo recordabais, hoy se conmemora el día de los Santos Inocentes. El origen es ciertamente trágico, ya que según el nuevo testamento católico viene de la matanza de niños por parte de Herodes para acabar con el mesías. Pero en los países latinos esta conmemoración evolucionó hasta convertirse en las “inocentadas”, pequeñas bromas hechas a personas “inocentes”.

En 2010 hablamos ya de los beneficios de la risa. Os los recuerdo:

Está comprobado que la risa produce múltiples beneficios en el cuerpo, la mente y en las emociones. Por ejemplo, con cada carcajada se ponen en movimiento cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar cuando reímos. Además al reír, el cerebro hace que nuestro cuerpo segregue endorfinas, sedantes naturales del cerebro similares a la morfina, por eso cinco o seis minutos de risa continua actúan como un analgésico.  También segrega más adrenalina, lo que potencia la creatividad y la imaginación.

Nuestro cuerpo  también  se ve beneficiado ya que aumenta el flujo sanguíneo y la oxigenación de la sangre  y  baja la presión arterial.

Reduce el estrés, inmuniza contra la depresión y angustia y mejora la capacidad de memoria y aprendizaje.

La risa como fuente de salud ya aparece en la Biblia, donde es posible leer: “Un corazón alegre es como una buena medicina, pero un espíritu deprimido seca los huesos“.

En la India, se promueve la meditación de la rosa mística que consiste en nueve días  tres horas diarias de risa.

La filosofía china del tao también practica la risa. Un viejo consejo chino dice que para estar sano hay que reír treinta veces al día y al respecto los expertos afirman que con tres veces al día es suficiente siempre y cuando sea por más de un minuto cada una.

El doctor Patch Adams, del que se ha hecho una película muy recomendable, era un convencido del potencial del humor en la curación de las enfermedades e hizo del humor y la risa un aliado en la cabecera de sus enfermos

Si la risa trae tantos beneficios tanto fisiológicos como psicológicos, entonces, ¿por qué no nos reímos más?  Regala una risa cada día y verás los buenos resultados que tendrás. ¿Qué esperas para ponerte a reír?

Aquí tenemos un vídeo del genial Eugenio. No es una inocentada, pero estimula la risa.

[youtube]http://youtu.be/zzFWMpWMmyA[/youtube]