Entradas

¿Comprendemos realmente las motivaciones de los demás?

Una vez que sabemos como interpretar nuestras propias necesidades y motivaciones, debemos saber comprender las conductas ajenas.  Nos deberíamos preguntar ¿estamos o no ayudando a que nuestros colaboradores puedan cubrir sus necesidades? ¿Cómo podemos motivarlos?

La motivación exige necesariamente que haya alguna necesidad de cualquier grado; ésta puede ser absoluta, relativa, de placer o de lujo. Siempre que se esté motivado a algo, se considera que ese algo es necesario o conveniente. La motivación es el lazo que une o lleva esa acción a satisfacer esa necesidad o conveniencia, o bien a dejar de hacerlo.

En psicología, motivación son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Este término está relacionado con voluntad e interés. Es el impulso que inicia, guía y mantiene el comportamiento, hasta alcanzar la meta u objetivo deseado. La motivación también puede ser debida a factores intrínsecos y factores extrínsecos. Los primeros vienen del entendimiento personal del mundo y los segundos vienen de la incentivación externa de ciertos factores.

A continuación enumero unas serie de puntos clave que  el Dr. Mario Alonso Puig autor de Madera de líder explica de forma detallada en su libro sobre cómo facilitar que aquellos que trabajan con nosotros sientan una mayor motivación para expresar lo mejor que hay en su interior.

  1. Lo que más satisfacción da a las personas es hacer un trabajo creativo.
  2. La autoestima crece cuando se consiguen objetivos que no parecían ni alcanzable ni incluso posibles.
  3. Las personas necesitan estar informadas y participar de forma activa en las decisiones que le afectan.
  4. Las personas necesitan estímulos y apoyo para crecer, progresar y desarrollar nuevas habilidades.
  5. Las personas necesitan sentirse respetadas y saber que los demás se interesan por sus necesidades y aunque es una forma de sentirse querido y valorado.

Muchos de vosotros al leer los puntos de análisis del  Dr. Mario Alonso Puig,  que es uno de los expertos más demandados por las empresa para impartir conferencias y seminarios sobre liderazgo, creatividad y gestión del cambio, consideréis que lo que propone no es nuevo pero como nos dice él, necesitamos no saber cosas sino comprenderlas, y para ello es preciso practicarlas y llevarlas a nuestra realidad personal, al fin de que el conocimiento quede incorporado en nosotros de manera permanente. Os animo a reflexionar si  realmente comprendemos las motivaciones de los demás y a actuar en consecuencia en la medida de lo posible.

El ser humano ha de dejar de ser un medio para conseguir resultados

Creo  que la empresa de hoy, si quiere aumentar de manera sustancial sus resultados y hacer frente al cambio, no adaptándose a él sino generándolo, tiene que empezar en muchos casos a mimar un poco más a las personas. Hoy necesitamos que las personas que trabajan en la empresa se sientan valoradas y atendidas como personas. El ser humano ha de dejar de ser un medio para conseguir resultados, y empezar a ser un fin en sí mismo; entonces los resultados se producen de manera natural.

Conseguir resultados excepcionales fomentando la marca personal en la empresa

Montse Mateos nos explica en Expansión y Empleo de este fin semana, 30 de Octubre, que la organización forma a base de mandos y burocracia esté en vías de extinción. La organización informal  basada en la adaptabilidad, la espontaneidad, la colaboración y la motivación se está abriendo camino de manera imparable e un artículo titulado Adiós a los mandos y a la burocracia, llega la organización informal que os animamos encarecidamente a leer. De la combinación de los elementos formales con los emocionales, que están en la base de la organización informal, saldrá la organización del futuro que reforzará la excelencia en la gestión de las compañías.

Ya lo contábamos la semana pasada en “Rebelión en la Empresa. De empleados mediocres a profesionales motivados” que una de las maneras de hacer más eficaces a los colaboradores es permitir que desarrollen todo su potencial. En el artículo que ahora comentamos David Suárez, Vicepresidente de CStrategyand.PWC en España, nos complementa diciendo que “…las estructuras en las que el jefe manda y el empleado asume están en desuso…No sólo se ve a las unidades de negocio como departamentos que se pueden autogestionar; se habla de individuos independientes que funcionan como pequeñas empresas: Tienen objetivos y son evaluados y retribuidos por el cumplimiento de los mismos”.  El desarrollo del potencial individual y la evolución del empleado hacia un profesional independiente, hacia el Yo S.A., requieren un elemento de conexión que por un lado identifique los valores, las motivaciones, las actitudes y las aptitudes del profesional con su misión y visión profesionales y este elemento no es ni más ni menos que su Marca Personal, su sello de identidad, su huella dactilar, el lacre con el que personaliza cada una de sus acciones.

Ya tenemos al profesional con marca, a los profesionales con marca que conforman el núcleo de trabajo de la compañía, ¿tendremos resuelto con esto el problema de gestión de la empresa?, ¿generaremos un cambio espontáneo sólo por este hecho?, ¿hay alguna acción más a realizar? Sigue el artículo aludido en palabras de Suárez “…Las empresas líderes no se conforman con gestionar el desempeño: trabajan la motivación e inculcan la satisfacción y el orgullo entre sus empleados para conseguir resultados excepcionales”. El profesional con marca necesita que haya armonía entre sus intereses profesionales y los de la compañía de lo contrario la motivación la satisfacción y el orgullo, de estar en el grupo, se verán seriamente menoscabados.

La Marca Corporativa, la huella identitaria de la empresa, y las Marca Personales de los empleados comprometidos deben ir de la mano, tienen que dialogar y complementarse, deben intercambiar los aspectos básicos de la misión y la visión y compartir valores. El Personal Branding, la Marca Personal de los colaboradores, y el Corporate Branding tienen que prestarse un servicio recíproco, la empresa debe potenciar de manera activa las marcas de sus profesionales aportándoles elementos de identidad y recibirá a cambio creatividad, motivación, implicación y valor para la compañía que se traducirá en mejores resultados.