Entradas

Marca personal: el storytelling llevado al extremo más crudo

Aunque no suelo hacerlo, por su interés reproduzco un escrito que me envió ayer Fernando Durán, creativo (pensador lateral) de la agencia Atletico International Advertising, dando su punto de vista sobre la marca personal.

Guillem Recolons / asesor de marca personal



Encantado de compartir red con un profesional como tú. Espero que mis comentarios en vuestra web no te hayan parecido un ataque contra las marcas personales ni contra vuestra propia empresa.

Releyendo lo que he escrito, temo que pueda parecerlo, pero no es así de ninguna manera.

Mi intención era simplemente apoyar la idea de que hay tipos de marcas para todas las categorías profesionales. De hecho, mi texto era bastante más largo, pero lo he tenido que cortar porque me parecía excesivo para ese contexto.

Hablando con un amigo sobre las marcas personales, salió el tema de que todo el mundo quiere ser Coca Cola, pero nadie quiere ser Cacaolat.

Es decir, si tu nivel profesional no es internacional, ni pretende serlo, más vale que tu marca sea de ámbito local. En mi opinión es mucho más útil y más fácil de vender. Por consecuencia, más fácil de llegar a los propios objetivos con éxito.

Hay mucha gente que está deseando ser Coca Cola y creo que eso no es bueno ni realista. Por eso digo que lo principal es “no dejarse engañar… por uno mismo”. Me da la impresión de que muchos profesionales generan una visión distorsionada de si mismos cuando tienen que venderse.

Por ejemplo, me ha parecido muy interesante el esquema del iceberg. A pesar de que toda la experiencia y bagaje profesional ocupan el 90% de la masa total, lo que se ve es lo otro.

A eso me refiero. Se trata de condensar a nivel informativo en un 10% el restante 90% que no se ve. Y que sea lo suficientemente potente como para arrastrar el resto de tonelaje.

Supongo que a nivel personal, me mata la gente que tiene Facebook, Twitter, Linkedin, WordPress, un geolocalizador caridaco y un sensor de jugos gastricos para que todo el mundo sepa lo que come…y luego no son nadie ni tienen nada interesante que decir.

Vamos, los que han entendido vuestro iceberg al revés…90% arriba y 10% abajo…

El exceso de información es el gran mal de nuestros días. Las redes sociales, mal usadas, no ayudan en absoluto. Estoy convencido de que lo de estar hasta en la sopa nos acabará pasando factura. Es decir, quien está en tantos sitios a la vez y de manera permanente… ¿cuándo trabaja?

Creo que la gran ventaja de las marcas personales tal y como lo planteáis vosotros es precisamente lo que comentaba antes, la condensación de información y densidad del mensaje, por encima de la diversidad de medios y la difusión masiva de quién eres. Me parece genial el planteamiento estratégico que hacéis (por encima del táctico) y cómo le dais seguimiento a la persona para sacarle todo el jugo posible y que pueda aclarar sus ideas.

Para mi no se trata de crear una versión 2.0 de uno mismo. Se trata de que le ayudéis a que pueda encontrarse a si mismo como no lo había hecho antes y así poder contar su propia historia.

El storytelling llevado al extremo más crudo.

Por supuesto, es sólo una opinión.

Un saludo

Fernando

Algún consejo para sobrevivir en Linkedin

Hace un año publiqué en el blog de Lateral Consulting la primera y la segunda parte de “Algún consejo para sobrevivir en Linkedin”. Dado el éxito de lectura, he decidido trasladarlos aquí para compartirlos con vosotros. Se trata de consejos sencillos, no trata de ser un manual profesional de los que hoy internet va lleno. Espero que os sea útil.

Guillem Recolons / asesor de marca personal

Algún consejo para sobrevivir en Linkedin I

Es indiscutible que LinkedIn se ha consolidado como la principal red de networking mundial. Lanzado hace sólo 6 años desde Mountain View, California, hoy cuenta con cerca de 70 millones de profesionales. LinkedIn se visita una media de 37 minutos al mes, y España es el 7º país en el ranking LinkedIn con cerca de 700.000 usuarios, tras EEUU, India, Reino Unido, Canadá, Italia y Alemania. Aunque no es el tema del post, si aún te preguntas qué es y para qué sirve LinkedIn, aquí cuelgo un vídeo muy didáctico:

Cuando analizamos los distintos perfiles que se encuentran en LinkedIn, es fácil descubrir perfiles hechos de prisa y corriendo, sin fotografía, sin apenas datos de contacto, sin el historial de empresas en que se ha trabajado, sin actualizar. Es decepcionante que mucha gente crea que hay que “estar” en LinkedIn sin más. LinkedIn sirve para generar networking activo, para descubrir perfiles interesantes, para ofrecer nuestros servicios. Eso no es “estar”, hay que currárselo un poco y dejar claro quiénes somos (a nivel profesional), dónde estamos y a qué aspiramos.

Nos tenemos que imaginar que LinkedIn es nuestra página web. Actualizarla, cuidarla, explicar nuestros proyectos o lo que pueda atraer colaboradores o clientes. Aquí algunos consejos de cómo sacarle mejor partido:

  • Estar o Ser: LinkedIn es un lugar que invita  a ser descriptivo, es estratégico -no táctico-, así que es mejor evitar frases cortas al estilo powerpoint, e intentar explicar nuestros logros, nuestras aportaciones de forma clara y descriptiva.
  • Presentémonos: He visto que mucha gente no aprovecha el “extracto”, un lugar perfecto para contar en 4 líneas qué hemos hecho. Tampoco se acostumbra a rellenar el apartado “especialidades”, pieza clave para encontrar colaboradores, socios o clientes. Y la foto. Algunos creen que no es importante. Lo es. La cara es el espejo del alma.
  • Cuanto más, mejor. A diferencia de otras redes sociales, en LinkedIn es interesante presumir un poco. No hay que dejarse ningún trabajo anterior por insignificante que parezca. Es posible que un stage hecho en nuestra época de estudiante nos abra las puertas a una oferta.
  • Utilicemos la jerga profesional:  Conocer el lenguaje de cada sector es importante. Hay un sinfín de maneras de describir lo que haces, pero la jerga sectorial es clara, concisa y comprensible. Si quiero atraer a colaboradores en el sector del marketing boca/oreja usaré el término “Wominomics”, referido a la industria del “word of mouth”.
  • Si buscas trabajo, dilo. A nadie le gusta decir que está buscando trabajo. Pero si lo buscas, dilo. De otra manera, nadie se fijará en ti como candidato “disponible”. Es perfectamente viable escribir bajo tu nombre “especialista en marketing medioambiental”. Con eso no engañas a nadie, es una mezcla de tu formación con tu carrera profesional. Pero si no trabajas actualmente en ninguna empresa, déjalo claro.
  • ¿Hablas idiomas? LinkedIn es un medio global, y permite en una sola página disponer de distintos perfiles según el idioma. Una muestra: Aquí va mi perfil público en castellanoinglés catalán.
  • Muestra tu perfil más social: LinkedIn es un escenario perfecto para la creación y seguimiento de grupos profesionales. Los hay de todos los colores y para todos los gustos. Suscribirse a grupos permite recibir información actualizada sobre nuestro sector y participar en foros de debate. Además, la creación de grupos puede ayudarnos a generar tráfico para nuestro propio negocio, blog…

Algún consejo para sobrevivir en Linkedin II

Como complemento al post que publicamos el 21 de junio pasado (ver post), esta vez entramos más en el detalle de cómo mejorar el networking vía LinkedIn. El texto se lo debo al blog de Frank Scipioningresosalcuadrado.com, que creo que ha hecho un excelente trabajo llamado “Cura de vitaminas para tu perfil de LinkedIn“. Ahí va eso:

LinkedIn es una red social soberanamente desaprovechada. En un afán de justicia, he decidido escribir hoy una guía Linkedin para emprendedores. Muchas personas creen que resulta muy complicado hacer nuevas conexiones, y terminan utilizándola simplemente como un sitio para colgar su currículo, ¿no es así?. Y lo que yo pienso es que tiene un potencial bastante mayor del que muchos de nosotros le estamos sacando en la actualidad.

Antes que nada, Linkedin es de por sí un buscador y tiene enorme reputación en Google y otros buscadores importantes. Sólo esa razón ya es motivo para estar presentes, ya que si sólo buscas en Google tu nombre y tienes un perfil en Linkedin, verás que apareces en las primeras páginas de los resultados. Haz la prueba y te darás cuenta del peso que tiene Linkedin para Google.

Aquí te paso ocho puntos principales que me ayudaron a darle el valor real que tiene esta red social.

Guía Linkedin 1. Mejorar tu posición en los buscadores

En tu perfil de LinkedIn encontrarás tres espacios para añadir enlaces a tus propios sitios o blogs. En lugar de utilizar “My Website”, haz click en “Other”. Allí podrás entrar el texto que coincida mejor con lo que la gente puede buscar acerca de tu negocio.

Por ejemplo, yo he utilizado ingresos pasivos parar mi blog, que es una palabra clave por la cual quiero posicionarme. Puedes poner aquí tu página de admiradores de Facebook, tu canal youtube, etc… y también optimizar el texto de tu enlace.

En mi caso, la vista pública de mi perfil en Linkedin tiene un PageRank 2. Nada extraordinario, pero tampoco despreciable para un blog recién lanzado.

Desde luego, es una forma tremendamente sencilla de impulsar tus posiciones en los buscadores.

Guía Linkedin 2. Promover el contenido de tu blog

También es posible importar hacia tu perfil Linkedin el feed de tu blog en WordPress, buscando la aplicación correspondiente en ese programa. Esto se convierte en una forma ágil y sencilla para que los demás puedan echarle un vistazo al contenido de tu blog en un minuto.

Si no usas WordPress (¡desgraciado!), también hay puedes usar Blog Link. Ésta aplicación soporta TypePad, Movable Type, Vox, WordPress.com, WordPress.org, Blogger, LiveJournal y varios otros.

Todos sabemos bien que los blogs son la mejor forma de cultivar tu marca, sea personal o de tu proyecto. Con esto podrás automatizar la difusión de tus posts en Linkedin.

Guía Linkedin 3. Lanzar una campaña de publicidad en LinkedIn

La verdad es que hasta que no me lo contaron, no tenía idea de que LinkedIn ofrecía un servicio de publicidad contextual. LinkedIn es un sitio de profesionales para profesionales, que está menos expuesto al azar de otros entornos, y por el contrario, recibe visitas y atención de personas más bien interesadas en los negocios.

El sistema es sencillo y te permite en minutos escribir, orientar y lanzar tu publicidad, y pagarlo ya sea por clicks o por impresiones, con presupuestos que arrancan en los 40 euros. La ventaja es que te permite llegar rápidamente a una comunidad realmente premium de 63 millones de profesionales con altos niveles de ingreso (unos 100.000€ de media). Y además podrás segmentar tu anuncio en función de la edadindustriapuesto de trabajo, eltamaño de la compañíaubicación.

Por falta de presupuesto, yo no utilizo servicios de publicidad de pago. Esto no quita el interés real de este servicio de publicidad pensando en una empresa, ya que linkedin ofrece un servicio similar al servicio de página de admiradores de Facebook, el servicio de página de empresa.

Guía Linkedin 4. Organizar eventos

Me encanta esta herramienta de Linkedin que te permite anunciar eventos. Ni siquiera es necesario que seas el coordinador de ese evento para poder subirlo a la agenda de Linkedin. Un evento puede ser creado sólo con la información básica y el interés por difundirlo. Incluso podrás enviar invitaciones a través de tu red de Linkedin, aprovechando la utilidad de confirmación de asistencia. Y además puedes visualizar rápidamente todos los eventos de tus contactos.

Guía Linkedin 5. Utilizar grupos para conectarte con la gente

En un grupo Linkedin, puedes leer/publicar noticias, lanzar un debate, publicar una oferta de trabajo, etc… Son entornos cerrados que gestionan miembros que pueden acceder al conjunto de contenidos.

Resulta más que frecuente que las personas se sumen a un grupo, pero luego no vuelvan ni por asomo a participar de él. Y la verdad es que yo no puedo tirar la primera piedra porque soy uno de ellos. En mi caso, en vez de tener una participación online continua en uno o varios grupos, visitándoles cada día, prefiero recibir los avisos por correo y solo entro en una conversación si tengo un interés real.

Lo que conviene aún más es comenzar un nuevo grupo, ya que te dará la ventaja de contar con las direcciones de email de los que se sumen, actualizadas cotidianamente mientras crece. Ya sé que puede darte un poco de trabajo armar y empujar un grupo, pero una buena forma de comenzar es directamente invitar a toda tu red de contactos. Cuando tus contactos se vayan sumando al grupo, estas novedades se harán visibles en sus perfiles, y allí otra gente podrá sentir interés y también sumarse. Así nace un pequeño imperio..

Veamos algunos grupos en Linkedin que están haciendo furor. Empiezo con 2 grupos en ingles a los cuales debes monitorizar, porque ahí pasan muchas cosas:

2 referencias en español, con conversaciones diarias activas:

¿Te imaginas teniendo tú acceso a semejante base de contactos? Pues bien, quizás deberías empezar hoy.

Guía Linkedin 6. Conseguir recomendaciones para atraer más clientes

Si hay algo que diferencia a Linkedin del resto de las redes sociales, son las recomendaciones, algo realmente único. Y a mí no se me ocurre mejor manera de promocionar tu negocio que pidiéndoles a tus clientes y tus colegas que compartan con otros la opinión que tienen de ti.

Te estarás preguntando cómo conseguirlas. Sencillo: primero dar, luego recibir. Escribe buenas recomendaciones de tus pares, y pronto recibirás mejores de parte suya. Conviene invertir algún tiempo en esto.

Para dar credibilidad y convencer, las recomendaciones de terceros son muy muy importantes. Con Linkedin tienes una fuente inagotable de testimonios de gente reconocidos (expertos en su campo, directivos, etc..) que pueden apoyar tu proyecto y asentarte como una de los lideres de opinión en tu sector.

Guía Linkedin 7. Haz preguntas, y responde a las preguntas de lo demás

Una forma rápida de destacar como experto es de responder a las preguntas que hacen otros. Es cierto que este servicio en español esta infra utilizado (si lo comparas con la base de datos de preguntas/respuestas disponibles en ingles), pero aún así, no me perdería la ocasión de responder a un par de preguntas relevantes a tu actividad.

También puedes hacer tu mismo preguntas, y ver como lo responden otros. Es una gran forma de hacer encuestas antes de lanzar tu web por ejemplo, o de validar el interés de un posible producto que quieres lanzar al mercado profesional muy pronto.

Guía Linkedin 8. Conecta tu cuenta twitter a tu perfil Linkedin

Tus tweets aparecen en tu perfil, y puedes lanzar un tweet desde linkedin. Hay un par de widget que te permiten saber que se estña diciendo sobre ti en Twitter. ¿ Porque hacerlo?. Porque dotas de contenido relevante a tu perfil, útil para tu posicionamiento en buscadores y también porque remites un tráfico muy cualificado hacia tu cuenta twitter, y si lo que ven al aterir en tu perfil les gusta, se harán seguidores tuyos.

Eso es todo para esa guía Linkedin para emprendedores. No pierdes más tiempo, dale una oportunidad a Linkedin. Merece la pena.

Ser un ángel en el trabajo y un cabrón en casa o viceversa, ¿sabes cómo evitarlo?

Sinceramente conozco muy pocas personas que tengan un comportamiento totalmente coherente en todas las facetas de su vida. Si algunos de mis amigos o conocidos se siente ofendido anticipo mis disculpas y los que se sientan interpelados les recomiendo que lean el libro de Natalia Gomez del Pozuelo Buen Padre, Mejor Jefe ( Ed Empresa Activa 2010).

Lidiar en casa y en el trabajo no es una tarea fácil, intentar hacerlo bien es más difícil y si además queremos ser excelentes la cosa va para nota. Pero en realidad ¿podemos sacar provecho de nuestra experiencia como padres en el trabajo? o ¿es posible aplicar en casa, con los hijos, lo que hemos aprendido a través de nuestros colaboradores? En ambos casos se trata de acompañar, educar y motivar personas.

Natalia Gómez del Pozuelo nos explica a través de casos reales las semejanzas de ambas situaciones. “A andar se aprende andando; a nadar nadando; a ser buen jefe se puede aprender siendo buen padre”.

A lo largo del libro aparecen todas las situaciones en las que como padres y jefes nos hemos encontrado en múltiples ocasiones: Educar y dirigir ayudando a ser, autoridad o consenso, la comunicación como único camino para el entendimiento, el fomento de la autoestima o cómo afrontar los cambios con curiosidad positiva.

¿Por qué recomiendo este libro en un foro de marca personal? Hace unos meses contacté a través de un grupo de LinkedIn con la autora, seguro que ella ni se acuerda, y me comprometí a comprar y leer el libro. Al final lo hice y conforme iba avanzando me encontraba reflejado en muchos ejemplos y situaciones y esto me llevaba a reflexionar sobre mí, sobre mi experiencia como padre y como directivo y como empresario. Recordé muchos momentos de claridad y excelencia y otros de contradicción. Y como he tenido la fortuna de tener muchos hijos, seis para más señas y con un abanico de edades muy abierto, me ha ayudado a intentar ser un poco mejor.

Dicho en lenguaje de marca personal el libro nos remite a la parte más oculta de nuestro iceberg, nos ayuda a conocernos más para llegar a ser mejores, encontrar nuestro estilo propio y dejar nuestra huella. Es un libro creador de marca y es por esto que aconsejo su lectura. Un gustazo, Natalia.

Jordi Collell / asesor de marca personal

10 oficios que no existían hace 10 años

En enero pasado tuve ocasión de leer y guardar un artículo de Liz Ryan, redactora de Kiplinger.com, sobre trabajos, oficios en realidad, creados durante los últimos 10 años. De entre ellos destaca el de Community Manager, el de Director de Sostenibilidad, el de especialista SEO o el de Consultor Educativo. Aunque el artículo de Ryan no lo menciona, estoy seguro de que en paralelo ha habido otros 10 oficios que han desaparecido o están en proceso de hacerlo.

Pensemos que redes como Facebook, Twitter o Foursquare no existían hace 10 años. En cualquier caso os dejo con el artículo original, no vaya a ser que una traducción hecha con prisas haga perder matices

 

10 Jobs That Didn’t Exist 10 Years Ago

Thinking about a career change? For the best odds of snagging and hanging onto a job for the long haul, you’ll want to avoid professions on the decline in today’s economy (think bookbinders, textile workers and machine-tool operators) and focus on professions whose outlook is rosier (such as health care, financial analysis or social work).

Technology, cultural shifts and changing demographics combine to create new career fields all the time. Here are ten of our favorite new roles for 2011 and beyond, ones that didn’t even exist ten years ago:

 

Social Media/Online-Community Manager

Social media or online-community management is a field made possible and necessary by the gargantuan rise in social networking activity. Sites like Facebook serve 500 million (yep, that’s half a billion) users, who share personal and public messages, photos, videos, games and other experiences at a dizzying pace.

Social media strategists focus on building their employers’ or clients’ brands through the use of social media sites and tools, whereas online-community managers specialize in fostering user discussion and evangelism for the marketers they support. There is overlap between the two fields; one can manage social media tools without dabbling in online community, and vice versa, or the two functions can be combined in one group or person. What does a social media or online-community manager need to succeed? Essentials include great written communication skills, a sense of humor, empathy, a marketing background and lots of experience with social media tools (Facebook, Twitter and Youtube among them).

Telework Manager or Coordinator

You’ve heard of telecommuting? It’s called telework now, and it’s all the rage among small employers who want to stay nimble (plucking the best talent from across the country or around the globe and deploying people virtually, wherever they’re based) and large employers looking to shed office costs.

Full-time or part-time telework program managers and coordinators manage the telework programs in place at their employers, resolving technical and communication issues that arise and writing policies to cover every imaginable telework-created sticky wicket. Telework program managers may oversee other programs, too. A recent Department of Commerce job listing for a combined telework/disabilities program manager offered a salary range of $89,033 – $136,771 — not bad at all for a job you can do from home (we’re assuming — the irony would be crushing, otherwise). Telework managers might report to HR, to IT or elsewhere in the organization, and can also exist at the regional or divisional level.

Sustainability Manager

What we now call a “corporate sustainability program” was once referred to simply as “recycling” and was often a very small part of someone’s job. These days, nearly all sizable corporations employ dedicated and highly qualified people to look after their sustainability programs, which can stop at recycling and waste reduction or can include supplier sustainability evaluation, carbon footprint issues associated with the business (I hope the sustainability manager’s office is close to the telework manager’s) and leadership in the areas of facilities design, green manufacturing and more. Bachelors’ and masters’ programs in environmental leadership and sustainability are booming and can include courses ranging from Energy Management to Creating a Sustainability Culture. The Web site Greenbiz.com surveyed corporate sustainability officers and found that VPs in the sustainability game are earning close to $200,000 per year.

Elder-Care Services Coordinator

An aging population and increasing interest in at-home or like-home care are factors in the growth of the elder-care services coordinator role, both at residential facilities and with insurance companies and health care organizations. People who understand gerontology and end-of-life issues, and who can stay on top of the moving target of health care regulation and follow developing trends in elder-care best practices would be well-suited to these roles. Empathy, follow-through and top-notch communication skills are also must-haves for prospective elder-care services coordinators, who may need advanced degrees in gerontology (the study of aging) or related areas.

Educational Consultant

Tutoring is an old field. But in its latest incarnation, educational consultants work with children and their families to get students into the educational environments best-suited to their learning needs. In sync with an increasing body of knowledge about the way individuals learn (and we don’t all learn the same way, in case you were wondering), the field of educational consulting provides kids and their parents with more information and better options for helping Timmy spell and helping Amber find a college where her gifts will shine. Educational consultants can work on their own, for larger firms or for educational institutions themselves, testing students and interviewing them and their families to help kids get the support they need.

Within corporations, internal educational consultants get staffers the “hard” (functional/technical) and “soft” (communication and leadership skills) training they need to thrive in a global, diverse and connected world. A recent job opening for an internal educational consultant role at a global bank pays six figures and requires seven years of industry experience. Isn’t a gig like that worth a look?

Search Engine Optimization Specialist

SEO was around ten years ago, but it was a gleam in Al Gore’s eye just a few years before that. Search engine optimization pros use a combination of left- and right-brain techniques, from analysis and experimentation to gut feel and insight, to move their clients’ or employers’ Web sites up the search engine rankings, thereby bringing them more traffic and, they hope, stronger revenues. SEO types focus on natural (unpaid) and paid search initiatives and collaborate with marketing, technology and sales peers in search of the perfect search-engine-pleasing combination of site content, layout and programming. A recent search of the jobs site Indeed.com turned up 1,402 SEO-related jobs within a 25-mile radius of the Big Apple. To apply, you’ll need a mix of technical and marketing skills, grounding in search-engine logic and a nose for Web site user behavior. Payscale.com reports a national average salary from the mid-thirties to high forties for SEO specialists, but the good ones I know get double that, or more.

Medical Biller/Coder

Sure, ten years ago, people had health insurance. It’s just that, in those days, plans were simpler, and filling out the 10 million forms necessary for patient or provider reimbursement was simpler than translating the Rosetta Stone, unlike today. The new field of medical billing and coding has sprung up to get insurance companies (and government plans like Medicare and Medicaid) the information they need and to make sure that medical procedures are classified and recorded the proper way. Medical billers and coders work at doctors’ offices, at hospitals and other health care facilities and typically have certification or formal education (six-month and one-year programs abound) that allow them to navigate the tricky terrain of medical terminology every day. Payscale.com quotes an average national salary rate into the mid-thirties.

Online Advertising Manager

It used to be that if you wanted to purchase an ad in the newspaper, you’d write some ad copy, get a designer to create some nice graphics, and you’d be ready to roll. Nowadays, print ads coexist with online advertising, which is capable of things (such as tracking clicks and steering visitors off to specialized-for-their-needs landing pages) that print advertising never was. Online ad managers may work for content sites, selling ad programs and strategizing with clients (advertisers) about where on the site, when and how to run online campaigns. Or they may work for advertisers, running the online side of an advertiser’s business and tracking each ad’s performance.

Online advertising managers are savvy marketers who also understand how new technology enables cooler (or creepier, depending on your POV) ad programs all the time. (For instance, have you noticed how ads follow you around the Internet now, as though to say, “You’re SURE you didn’t want those to-die-for silver pumps? REALLY?”) Online ad managers can earn a high-five-figure salary or more, and if they do, they’ll be sure to keep track of and take credit for (very appropriately) every ad dollar they’ve driven into their bosses’ coffers!

Talent Management Coordinator

Human Resources people have always had a hand in what’s loosely been called talent management — the art and science of attracting great people (the “talent”) into an organization and keeping them there. These days, corporations employ dedicated talent managers or talent coordinators to plan their workforce needs over time and make sure that the skills exist within the company to keep the organization on top of its game. Talent managers are HR people who take the long view, looking at talent pipelines and the development of high-potential employees for leadership roles over years. They may also run their firms’ succession-planning programs, keeping nervous board members and shareholders feeling good about the company’s ability to hit its goals even if key individuals resign or retire (or get arrested, now that we think about it). Talent managers possess a mix of analytical and strategic attributes, and they are often charged with crafting the employer’s hiring plans, as well.

User Experience Manager

What’s a user experience? Why, it’s what happened to you when you went to get your new driver’s license or when you, say, read a captivating column online about new professional opportunities. Quick-thinking corporate marketers have glommed onto the fact that every interaction with an entity, from the Department of Motor Vehicles to Macy’s, is also a user experience, and they’re paying close attention to those things these days. User experience managers were first widely seen in Web design firms and the marketers who employed them, focusing on a Web site in development from the viewpoint of a user who would eventually have to navigate the thing. Now, user experience is the watchword for banks, insurance companies, restaurants and virtually any company that has reason to evaluate and improve the way its customers and prospective customers encounter its people and processes. (Now, here’s what I’d like to see: a talent manager job combined with a user experience assignment, to convince employers to stop insulting their would-be employees with those hatefully bureaucratic and tedious careers Web sites. But that’s a topic for another column.)

En defensa de los blogs

Ayer compartí una charla dirigida a un grupo de ingenieros de distintos perfiles. El tema central era Linkedin en concreto y la marca personal en genérico. No puedo establecer estadísticas, pero me pareció que había bastante desconocimiento del potencial del blog como herramienta online de marca personal. En el fondo no me extraña: en los últimos años algunos gurús 2.0 no se han cansado de repetir que el blog ha muerto, que ahora lo que se lleva es el microblog (tipo Twitter), las redes como Facebook, Tuenti, las aplicaciones móviles…

Pero resulta que, afortunadamente, los gurús no han acertado. Me parece excelente que redes como Facebook, Linkedin, Twitter, Foursquare o Tuenti estén creciendo mucho, pero la capacidad del blog para generar opinión, para crear interactividad, para posicionarse en buscadores, para personalizar perfiles o para generar contenidos de calidad sigue siendo única.

Además, para confirmar mis palabras, cada día más empresas están creando blogs corporativos y participativos para exteriorizar la opinión de sus personas clave, sus embajadores de marca.

Si has leído hasta aquí, te van los blogs, casi seguro…

Guillem Recolons / asesor de marca personal

¿Crees que hay más salidas laborales para los estudiantes?

Becarios al poder (II)

El pasado 29 de marzo publicamos en este blog el post “Becarios al Poder” sobre las nuevas oportunidades de los estudiantes a la hora de encontrar el primer trabajo. El post no generó un gran debate, pero al traspasar el post a la red Linkedin lo hicimos bajo el título “¿Crees que hay más salidas laborales para los estudiantes?”. Y ahí la liamos.

Nos parece oportuno plasmar hoy el debate generado en Linkedin por su riqueza, controversia y por los excelentes perfiles de los participantes. Por supuesto, si tienes cuenta en Linkedin puedes seguir el debate en vivo (con nombres y apellidos) en este enlace. Salud!

Guillem Recolons / asesor de marca personal

¿Crees que hay más salidas laborales para los estudiantes?

Ignacio (directivo): Guillem, me falta la referencia. ¿más salidas con respecto a qué época? Si lo comparo con la época en que yo salí al mercado de trabajo (años 80), en España hay menos salidas y las que hay son mucho más precarias. Sin embargo las nuevas generaciones juegan con dos ventajas: su mentalidad es (o debería ser..) global, y tienen internet, lo cual es un instrumento muy potente para encontrar oportunidades. En definitiva, un joven bien preparado, con idiomas y dispuesto a moverse a cualquier parte, probablemente tiene más salidas que hace 10, 20, 30 años.

Moderador (asesor marca personal): Hola Ignacio, pienso que con las herramientas actuales y con la facilidad del acceso a la información, los jóvenes tienen un camino de diferenciación mejor. El mercado laboral no ayuda, pero nunca faltan plazas para los que demuestran habilidades excepcionales.

Daniel (directivo): En mi opinión hay muchas más, en parte por la propia especialización del mercado de trabajo y la creación de nuevos segmentos de mercado. El problema es que, unido al mayor número de salidas, hay más distancia entre el entorno educativo y el laboral, los jóvenes salen con escasos conocimientos, habilidades y aptitudes.

Moderador: Daniel, creo que das en el clavo cuando hablas del gap entre el mundo educativo y el laboral. Solo algunas universidades -la mayoría privadas- se están preocupando de organizar prácticas en empresa de buen perfil cualitativo. Sin embargo, veo que, al mismo tiempo, muchos centros universitarios están utilizando a profesionales no docentes para reforzar asignaturas. Una buena noticia.

Isabel (marketing + social media): Con los tiempos que corren, actualmente es mucho más fácil encontrar trabajo si tienes la posibilidad de colocarte como becario, apenas tienes experiencia o estás en los últimos años de estudios… cosa que antes no pasaba. Sin embargo, otra cosa es el tipo de trabajo que encuentras, pero no olvidemos que es un empuje para entrar en el mundo laboral! =).

Moderador: Isabel, podríamos decir que antes se colocaban aquellos que podían disfrutar de alguna influencia familiar, y que ahora las oportunidades se han “democratizado”. Gracias por escribir.

Ignacio: Pero ¿de qué mercado laboral estáis hablando? Parece ser que en España hay un 40% de paro juvenil…¿dónde están estas oportunidades..?

Pablo (marketing & comunicación): Creo que el problema es, sin duda, el que antes comentabáis, que la universidad no te prepara realmente para lo que posteriormente te vas a encontrar. Considero que los jóvenes, a pesar de estar preparados, y en mi caso, tratar de explotar la visibilidad que nos puede proporcionar internet y las redes sociales, lo tenemos en muchas ocasiones, muy difícil. Y difícil porque nos cuesta que nos den esa primera oportunidad para demostrar lo que valemos, precisamente por esa falta de experiencia práctica.

Moderador: Ignacio, el paro juvenil (15 a 24 años) está cerca del 43%* y no para de crecer, al igual que pasa en toda Europa (excepto Alemania, as usual). Sin embargo, el tema del debate es si existen o no mejores herramientas para que los estudiantes puedan trabajar mejor su marca personal y ser los elegidos en los procesos de selección. Precisamente esa tasa de paro tan dramática (la media de la UE es del 20% y en EEUU es del 18%) es la que pone de manifiesto la necesidad de utilizar las técnicas que permitan una mayor especialización y diferenciación. *Datos Eurostat

Cristina (directiva RRHH): Me encanta ver la actividad en este foro – gracias Guillém por iniciarlo, sé que compartimos muchas inquietudes y soluciones en éste tema. Estoy de acuerdo con todos vuestros comentarios. Desafortunadamente, más canales de búsqueda no supone que sepamos optimizarlos y que hallan más salidas. Con alguna excepción, son las mismas pero hay más herramientas para publicitarlas y enviar CVs. Despersonaliza el proceso, multiplica la competencia entre candidatos y exponencialmente el trabajo de selección final en las empresas…Tenemos tendencia a ir rezagados en adoptar algunas actitudes y prácticas esenciales. Facilitar y optimizar el paso del mundo académico al laboral es una de ellas. Hay dos áreas de acción esenciales: 1. Asesorar a los estudiantes en técnicas de presentación y búsqueda para destacar y apoyarles fomentando una actitud pro-activa, emprendedora y profesional en sus estancias profesionales. Se comenta poco, pero el año que viene las prácticas serán obligatorias por el Plan Bolonía y no estamos ni concienciados ni preparados para el aluvión de becarios que van a necesitar prácticas para acabar su carrera universitaria. 2. Es fundamental activar un cambio en la percepción empresarial de las prácticas, sobre todo en las Pimes, para conocer y valorar las ventajas de RRHH que suponen y crear así las salidas que necesitan nuestros talentos emergentes. Se nos va la imagen de país en ello (ver artículo Becarios al poder! en nuestro blog becarioslapoder.wordpress.com) ¿Quizás sería el momento para crear una plataforma/lobby a la americana? Qué dices Guillem ¿os apuntaís?

Clara (becaria): Hola! Voy a hacer mi aportación como “joven buscando empleo” que soy. Soy Diplomada en Turismo y con un Máster en Dirección de RRHH, actualmente cursando Humanidades. He trabajado de becaria en la CAM, donde posteriormente trabajé 4 meses y donde me habría quedado de no ser por la actual situación económica española y por la situación de la CAM en sí…. Esta ha sido la única empresa que, realmente, me ha dado una oportunidad ya que el resto de empresas donde he realizado prácticas sólo buscan tener a un empleado trabajando gratis para ellos, en lugar de verlos como una inversión de futuro. Opino que la mayoría de empresas, en lugar de dar una oportunidad a las personas jóvenes y ver que su ilusión y ganas de aprender son lo más importante puesto que la formación se presupone, buscan perfiles que tengan experiencia, algo imposible si nunca puedes empezar y si no te valoran por lo que realmente eres. Saludos!!

Daniel: Clara, seguramente tengas razón, pero la situación actual es coyuntural e influenciada por el ciclo económico: por el “mismo precio” las empresas pueden encontrar a gente experimentada en paro. Me preocupa más la situación estructural de desconexión entre mercado laboral y universidades.

Ignacio: La universidad ha de tener como objetivo dar una formación generalista y, lo que es más importante, dotar a los estudiantes de capacidad de aprender. Las empresas han de seleccionar a gente que sea capaz de aprender, y formarlas en su negocio.

Moderador: En eso estoy de acuerdo con Ignacio, la universidad no puede convertirse en un centro de colocación para estudiantes, debe ser un modelo de aprendizaje global.  Clara, gracias por tu aportación como “sufridora” y testigo directo. Aunque Daniel pueda tener razón con el tema coyuntural lo cierto es que falta una política de empresa específica en la contratación del talento joven (y digo talento aunque no haya experiencia, son cosas muy distintas).  Este es un debate enriquecedor, os agradezco a todos vuestra aportación.

Pau (directivo RRHH): Me parece un debate interesante. Voy a escribir sobre ello en el blog. Lo fundamental en todo caso es la percepción. Creo que la gran diferencia entre nuestra generación, a lo de los 90 y la actual es la sensación que tiene el joven respecto al mercado de trabajo. Para nosotros esto no era un problema, para los de los 90 empezó a serlo y hoy es un problema grave. Evidentemente no tienen ninguna seguridad respecto a su entrada en el mercado de trabajo. Respecto a la desconexion entre universidad y empresa es algo casi “consustancial” con el mundo universitario. Lo era en los 70, en los 90 y ahora. Hoy se agrava incluso más por las circunstancias anteriores pero este si que es un problema grave de nuestro mercado de trabajo y en el que parece que aunque hay mucho por hacer nadie “se pone” de verdad.

Ignacio: Nunca como ahora, un joven ha tenido “el mundo a sus pies”: puede contactar con cualquier agencia de colocación del mundo, y con poco dinero puede viajar a cualquier parte del mundo, quién tuviera ahora 25 años!!!, ya me gustaría!! Solo les recomendaría que, por favor, aunque cuesta un pequeño esfuerzo, que hablaran algún idioma… En nuestra época era más fácil encontrar trabajo a 20 minutos de casa, sí, estoy de acuerdo, y de alguna forma la economía “nos ataba” al lugar de nacimiento, benditos los jóvenes de ahora que no tiene este tipo de ataduras!!

Clara: Y menos mal que hay países que valoran a los trabajadores!! No como en España. Y si los jóvenes no hablan más idiomas, tal vez sea por el mal sistema educativo que tenemos…

Ignacio: Clara, con tu última frase no estoy de acuerdo. En mi opinión uno aprende idiomas si quiere aprenderlos, y sobre todo se aprenden cuando se siente la necesidad…

Clara: Cierto, en parte. Yo he asistido a la smismas clases que el resto de personas y hablo inglés y otros no. No tengo un nivel bilingüe pero puedo mantener una conversación en inglés sin problemas. Por otra parte, el inglés que estudiamos durante los años de colegio, los de instituto e, incluso, los de universidad es siempre lo mismo, nunca se avanza. Se estudia gramática una y otra vez pero poco vocabulario y casi nunca se valora ni se practica la parte oral.
En otros países europeos se habla el idioma oficial y también inglés.

Pau: Vale, vale, pero en temas laborales no me quisiera poner en el lugar de nuestros hijos. Nosotros (años 70) no tuvimos ningun problema para acceder al mercado de trabajo (no tuvimos y no lo veiamos como problema). La siguiente generación (años 90) lo tuvo algo más complicado porque además coincidió con la crisis posterior al 92. Los de ahora creo que francamente lo tienen como generación mucho mas complicado. Tengo que recordaros la importancia estadística del desempleo juvenil. Creo que hay un 40% de los jovenes menores de 25 en desempleo. Esto es responsabilidad de todos y en particular de un sistema educativo que no les ha preparado suficientemente.

Ignacio: Discrepo con esta teoría. Cada generación tiene que lidiar con la época y la economía que le toca vivir. No voy a enumerar las ventajas e inconvenientes de mi época, que los había. Pero hoy en día los jóvenes tienen: 1/Infinitamente más información, 2/Mayor accesibilidad al mercado global, 3/Mayor acceso al aprendizaje de idiomas, 4/Facilidad para viajar 5/Mayor oferta de masters y cursos de especialización. También hay inconvenientes: 1/Hay pocas oportunidades en mi ciudad, 2/Tengo que moverme, 3/Con una carrera no basta, hay que estudiar más, y, el peor inconveniente, 4/En casa de mis padres se vive muy bien….al final, cada época tiene sus “cosas”, pero siempre la única cuestión es espabilarse…

Moderador: Yo lo llamaría “discrepancias convergentes”. Parece que estamos de acuerdo en que hay más y mejores herramientas para posicionarse y también que el panorama laboral actual es muy cerrado para los más más jóvenes. A eso se le une una cierta falta de motivación empresarial por “formar” personas (eso cuesta tiempo y dinero, pero también genera fidelidades). El cocktail nos puede llevar a la conclusión de que -perdonad, barro un poco hacia casa- el posicionamiento personal adquiere más importancia que nunca.

Laia (directiva comunicación): Estoy de acuerdo con Pau en que ahora los jóvenes que salen de la universidad los tienen mucho más difícil, y parece que sea más complicado a medida que pasan los años. Es cierto que no se nos prepara lo suficiente, ni en el colegio ni en la universidad. Totalmente de acuerdo con Clara en que el nivel de inglés que se enseña en el colegio es nefasto. Ya no sólo el nivel, sino el sistema que se utiliza. Al fin y al cabo, lo más importante es poder entenderse con las personas, tener vocabulario, no tanto construir la frase de forma perfecta. En fin, que pensé que mi generación lo tendríamos difícil y la verdad es que no ha sido fácil, pero veo que las que vienen detrás aún lo tienen peor. Además, se le suma la crisis y lo que las empresas se están “aprovechando” de contratar becarios en condiciones precarias para ahorrarse dinero.

Isabel: Estoy leyendo con atención todos los comentarios y veo que hay varias personas que están a favor de que los jóvenes lo tienen más difícil. Entonces… ¿por qué me encuentro con muchas más ofertas que piden becarios o gente para prácticas que hace unos años? Cuando yo acabé la carrera y el máster todo el mundo te pedía experiencia y ahora en muchas ocasiones te dicen que tienes demasiada para el puesto requerido (que nunca entenderé cómo se tiene demasiada experiencia, pero bueno). Las personas con puestos intermedios estamos con esta crisis en un “vacío” que ha hecho que o tienes mucha experiencia para unos puestos y no te dan siquiera la oportunidad o tienes poca para otros y no les interesa invertir en tí, puesto que saben que encontrarán a alguien en paro con esa experiencia. En fin, que todos los tenemos difícil… Saludos 🙂

Laia: Efectivamente, las empresas solicitan becarios o personas sin experiencia para no tener que pagarles un sueldo decente, pero contratan a jóvenes para ahorrarse dinero que a menudo no están preparados para el puesto que tienen que ocupar. Es muy triste ver como tus amigos/as tienen que eliminar formación y experiencia profesional de su currículum para poder acceder a un puesto de trabajo. Así va el país…

Clara: Exacto Isabel, como dice Laia, las empresas buscan más becarios porque así no tienen que pagarles (porque las prácticas, por supuesto e inexplicablemente, no se pagan…) y luego, como sólo has hecho prácticas, no te contratan por no tener experiencia laboral, en fin… Sinceramente, me siento menospreciada y eso que soy una persona siempre feliz, ilusionada y motivada pero no sé que pasa que sigo sin encontrar trabajo!!

Isabel: No te preocupes, Clara, no pierdas la sonrisa de la foto, pasaremos por esto y por lo que nos echen, así somos nosotras!. Yo tengo más experiencia y estoy en la misma situación que tú, las cosas están mal para todos, me temo. Gracias por responder Laia y Clara. Saludos a tod@s!

M. Carmen (arquitecto): No estoy del todo de acuerdo. Por mi experiencia, veo tanto en mi generación como en la actual a gente más joven a la espera de que les llegue el super-puesto de trabajo. Sin duda mucha gente se mueve, se forma… pero también abunda quien no quiere hacer el esfuerzo de cambiar de ciudad, no hablemos ya de pais, con otra lengua y costumbres que aprender, que no aceptan puestos que consideran inferiores o mal pagados pero en los que podian estar ampliando conocimientos y experiencia….  Os pongo un ejemplo (caso real cercano): una persona, con el inglés del instituto, se marcha los veranos a cuidar niños a Londres; acaba su carrera (Biblioteconomía y Documentación) y, con una beca Erasmus (6 meses), trabaja en la British Library; cuando se le acaba, se queda otros 6 meses, a su costa (sigue cuidando niños), para terminar el proyecto que ha empezado. Cuando vuelve a España, recibe una llamada para trabajar de nuevo alli, esta vez contratada. Acabó con contrato indefinido….. que dejó para trabajar en una ong colombiana durante unos años. Ahora trabaja en Madrid… y sigue colaborando. No fue la unica en su promocion que hizo algo similar. Y tambien muchos de sus compañeros nunca han trabajado de lo que han querido, tampoco han querido moverse, …

Ignacio: El ejemplo que menciona M.Carmen es significativo. Al final, en cualquier época, lo importante es la actitud para afrontar los retos que se le plantean a uno, y, ser joven toda la vida ha tenido muchas ventajas en cuanto a energía e ilusión por las cosas (“juventud divino tesoro”….).

Pau: Durante muchos años, cuando ejercía como consultor de outplacement -cosa que por otra parte me gustaba y no hacía mal- siempre le decia a los candidatos que sean cúales sean las condiciones del mercado de trabajo, quien quiere de verdad trabajar encuentra siempre una oportunidad. Esto creo que sigue siendo así. Respecto a los jóvenes lo que creo que ha cambiado (ya he insistido en ello en otros comentarios) es la percepción real del problema del empleo. Nosotros probablemente estabamos peor preparados pero no sentíamos este problema. Hoy este problema existe y es claramente percibido por los jovenes, aunque finalmente quién se esfuerza encuentra una oportunidad.

¿Continuará?

Becarios al poder!

Todas las estrellas comienzan en algún sitio. Nos refererimos a los estudiantes universitarios y a su largo y tortuoso camino hasta llegar a una oferta laboral. En tiempos de crisis el ingenio ha disparado las propuestas para echar una mano a este colectivo que representa nuestro futuro. Veamos qué tenemos.

  1. Selección de los mejores estudiantes para cubrir plazas de becario en empresas: Por algo se empieza, pero si cuentas con la habilidad de Keyintern y de su blog “Becarios al Poder”, las cosas son más fáciles. Para empezar, Keyintern ayuda al estudiante a organizar su currículum como Dios manda; pero lo mejor es la posibilidad de las empresas de ver a sus candidatos a becarios en vídeo explicando sus competencias y habilidades. Eso es un currículum, con lenguaje no verbal incluido. Como es habitual en estos casos, para el estudiante el servicio es gratuito y es la empresa quien costea la selección.
  2. Bolsa de trabajo específica para estudiantes: Hace pocas semanas, Linkedin presentó su servicio “Studentjobs“, aprovechando el tirón que esta red profesional está teniendo entre profesionales y empresas. En realidad no es más que un buscador de empleo, pero es específico para estudiantes y permite elegir los sectores de actividad. Una vez elegido un sector se despliega un listado de empresas que necesitan jóvenes talentos. El problema, por el momento, es que hay pocos empleos de nuestro país, pero si uno tiene disponibilidad y mentalidad para trasladarse al extrangero, el tema promete.
  3. Marca personal para estudiantes. Curiosamente, el proyecto previo a SOYMIMARCA estaba centrado 100% en estudiantes universitarios, grupo al que luego se añadieron empresas y otros colectivos como profesionales y emprendedores. ¿Porqué es importante la marca personal para los estudiantes? Muy sencillo, para convertirse en la opción preferente. Los estudiantes se mueven muy bien en las redes sociales, pero la marca personal les puede ayudar en la fase de autoconocimiento y creación de estrategia personal. El 2.0 no lo es todo, no hay nada peor que no tener nada interesante que decir ni tener una audiencia definida para decirlo.

Después de Twitter y Linkedin, las empresas de RRHH apuntan a Facebook

jobandtalent permite a las empresas encontrar profesionales vía Facebook

Leía el otro día en RRHHdigital.com la noticia sobre jobandtalent. Me parece significativo que, después de Twitter y Linkedin, una iniciativa como jobandtalent considere Facebook como un punto de mira para captación de personas. Imagino que números son números, y 500 millones de usuarios no pueden pasar desapercibidos para nadie.

La novedad de jobandtalent consiste en haber lanzado una plataforma que facilita las cosas con los usuarios a  través de Facebook. Cada día estamos viendo como muchas empresas lanzan proyectos relacionados con RRHH y tecnología: una que nos ha gustado desde hace tiempo es Grupo Especialistas, liderada por el experto Pau Hortal. Esta empresa ofrece distintas plataformas que relacionan empresas con personas a través de la creación de redes profesionales corporativas. No nos engañemos, el planteamiento de Grupo Especialistas es más serio que otras propuestas que hemos visto por ahí. Ellos ofrecen la ventaja de generar soluciones a medida para las empresas.

Sea como sea, lo cierto es que la red es el nuevo terreno de juego para que las empresas encuentren profesionales y viceversa. Así que un consejo que daremos a cualquiera que exponga su CV a través de Linkedin, Infojobs, Xing, Facebook o cualquier otra red es que lo haga bien, que sea honesto con la información que facilita (al final todo se sabe) y sobre todo, que sepa explicar el porqué deben contratar a uno mismo y no a otro. En definitiva no deja de ser una respuesta a la pregunta ¿Qué te hace diferente?. Si alguien no sabe qué contestar a eso puede pedir ayuda a un profesional de marca personal.

En el espacio virtual la competencia está por todas partes, por @guillemrecolons

Si quieres seguir dormido, adelante. Pero si muchos de los mejores empleos del mundo están yendo hacia India no es casualidad. Ni es porque los salarios allí sean más bajos. Es, sencillamente, porque están mejor preparados que el resto del mundo y porque el espacio virtual permite llegar fácilmente a ellos. No en vano, India ya es el tercer PIB del mundo.

Cuando fundé en 2005 la empresa Lateral Consulting, la visión de la compañía era poder facilitar las herramientas que permitan aflorar la creatividad en todos los departamentos de las empresas. En cierta forma, mi inspirador era el pensador maltés Edward de Bono, autor del libro “Lateral thinking” (1970) acerca del pensamiento lateral.

La casualidad quiso que la única escuela de formación rigurosa sobre pensamiento lateral en el mundo estuviera en India. ¿Casualidad? En absoluto, India sabe muy bien que estimular la creatividad es la única manera de ser competitivo; por eso no pasará mucho tiempo para que este país pase a ser la primera potencia económica y educativa del mundo. Ayer mismo hablaba en este blog de los cambios de paradigma de Sir Ken Robinson. El día que los dirigentes políticos quieran entender a Robinson, el mundo cambiará.

¿Cómo nos está afectando el espacio virtual? Economía global, tecnología global, modelos de organización globales. Parece que las empresas solo tengan dos salidas: macro o micro. Si tu marco de competencia es puramente geográfico, tu oferta tiene los días contados.

Una de las cosas que queremos dejar claras en nuestros programas de marca personal es que nuestros perfiles públicos deben ser globales. ¿Por qué alguien de Zaragoza no puede hacer negocios con alguien de Lima? En muchos negocios, la distancia no es un handicap. Si trabajas en el sector servicios, la videoconferencia, skipe… te ayudarán a saltar barreras.

Cuando uno crea un perfil en Linkedin o en Xing o en Twitter tiene que entender que ese perfil puede interesar a alguien que está al otro lado del océano. Los que hablan de los peligros de la globalización hacen incapié en la pérdida de la identidad y los valores. No estoy de acuerdo. Creo que la globalización nos obligará a ser más creativos, más eficaces, diferentes. Esa es la esencia de la marca personal, conseguir convertirse en la opción preferente en un mundo globalizado y competitivo donde la ubicación geográfica no es un problema.

La marca personal rompe muchos tabúes, como el de compartir conocimientos. Compartir no solo es aconsejable, es necesario en un mundo que nos permite estar al día gracias a la generosidad y altruismo de aquellos que comparten. Por supuesto, todo tiene un límite; las aplicaciones de teléfonos móviles gratuitas ofrecen las funciones básicas, las funciones extras tienen un pequeño coste.

Si quieres seguir soñando en que todo es como era antes, adelante. Si despiertas, ten claro que sin una marca personal fuerte y global no llegarás muy lejos.