Entradas

¿El CV ha muerto?

Muchos de los que estáis leyendo este artículo sois estudiantes. Quizás dentro de un año, más bien dos, algunos de vosotros hayáis acabado la carrera. En ese momento, os aconsejarán en seminarios, profesores, o en alguna página de internet, cuál es la mejor manera para diseñar tu CV. Te comentarán webs donde podrás descargar diferentes plantillas, te aconsejarán que seas original para diferenciarte, que te apuntes a webs de trabajo o te contarán la anécdota de un creativo que hizo alguna locura para conseguir la atención de la empresa y que finalmente ha sido contratado.

La realidad es que el CV ha muerto, puede sonar fuerte o incluso puede sonar devastador, pero en la situación actual, y no estoy refiriéndome a la tan renombrada crisis, sino al devastador número de jóvenes preparados que salen de la universidad directos a la cola del paro. Hoy en día el envío de CV se asemeja cada vez más a un juego de azar.
Cada vez los jóvenes están más preparados, más formados, tienen un potencial increíble, tienen valores como creatividad, esfuerzo e innovación. Valores que no se reflejan dentro de dos hojas. Las empresas buscan experiencia y juventud, pero en el mercado actual, el 43% de los jóvenes está en paro y difícilmente pueden mostrar sus aptitudes si no tienen experiencia.
Ante esta situación, sólo recomiendo un camino, el que yo mismo seguí, construirse uno su propia Marca Personal. La construcción de una Marca Personal se basa en diferenciarte, dar a conocer qué te hace especial a otro del mismo sector profesional, conseguir el reconocimiento y por último que se traduzca en trabajo. El objetivo no es conseguir trabajo, es escoger tu propio trabajo.

Así dicho parece fácil pero es un proceso lento y muy constante donde hay que aunar el trabajo online (las redes sociales, blog, web personal, linkedin) con el Offline, networking, relaciones con profesionales, asistencia a eventos, ferias y todo sustentado con formación y diferenciación.

En síntesis, comenzar a demostrar todo lo que vales, hacer un buen uso de las redes sociales, aportar algo diferenciador al sector, especializarte en algo que realmente sea un valor y trabajar uno mismo su Marca Personal para ser tú el que elijas donde quieres trabajar y con quien.

Comienza creándote un perfil en linkedin, agregándote a profesionales de tu sector. Comenta en los debates que se forman en sus grupos, de esta forma estas demostrando tus conocimientos. Ábrete un blog, escribe en él sobre lo que profesionalmente te interesa, cuando tengas seguidores, lánzate a colaborar con algún medio del sector, eso te da prestigio, y poco a poco ves demostrando lo que sabes, trabajando como una hormiguita y la recompensa al final vendrá.

Si consigues que una empresa te siga, te lea, vea que sabes de lo que hablas, se interese por ti y te llame, si logras eso, es que estás diferenciándote logrando un valor muy por encima de un CV. Cuando consigas tu objetivo, sigue trabajando tu Marca Personal, pues eso te dará valor de futuro y te abrirá mayor número de puertas. Cuando entres en una empresa no te conviertas en una Marca Blanca Personal.
Hay diferentes autores como Pablo Adán y su libro, el marketing personal me salvo la vida, Andrés Pérez Ortega y Experteología o el grupo soymimarca y sus publicaciones diarias en su blog, que te ayudan con herramientas y ejemplos a construir tu propia Marca.
Una última reflexión, si toda tu vida has querido ser diferente, si siempre has luchado por ser único ¿Por qué cuando entras en una empresa, dejas de luchar y de ser diferente?. Aprovecha y sigue comunicando lo que realmente eres, demuestra y muéstralo para que te conozcan.

Ahora es más fácil de lo que piensas.

5 razones por las que un universitario debería trabajar su Marca Personal

“Qué quieres ser de mayor?” Seguro que cuando eras pequeño te habían hecho esta pregunta mil veces y siempre eras capaz de responderla.  Bombero, veterinario, modelo, actor…  El tiempo pasa y la pregunta se convierte en “¿En que te gustaría trabajar?” y dar una respuesta concreta ya nos cuesta un poco más.

A muchos estudiantes mientras cursamos nuestros estudios universitarios nos es complicado vernos haciendo un determinado trabajo. Me explico, a veces es difícil ser consciente de qué es aquello que nos da valor como profesionales y qué además nos puede convertir en los candidatos perfectos para realizar un determinado trabajo. Y si identificarlo ya es difícil, comunicarlo correctamente y que llegue a quién nosotros queremos ya es apuntar al centro de la diana.  Todo esto sumado al contexto actual de crisis laboral hace que a medida que llega el fin de nuestros estudios en vez de estar ilusionados sintamos miedo.

¿Cómo podemos prepararnos para salir al mercado laboral con más fuerza y visibilidad? Estas son algunas razones –hay más- por las que creo que el personal branding puede ayudar a un universitario o a un recién licenciado a convertirse en  la opción preferente y a ser más convincente, relevante y diferencial.

1.     Descubrir tu verdadero yo: Quién soy, qué quiero y cómo puedo conseguirlo.  En el proceso de creación de tu marca personal realizarás un proceso de autoconocimiento en el que identificarás tus fortalezas, tomarás mayor conciencia de ellas y escogerás el camino a seguir para alcanzar tu sueño.

2.     Elaborar tu estrategia: Identificar los valores de tu marca personal con el objetivo de que te identifiquen con determinadas competencias y habilidades. Vas a controlar la manera en la que los demás te van a percibir (especialista en arte moderno, periodista deportivo, diseñador de vestidos de novia….) Eres único e irrepetible y debes comunicarlo al mundo.

3.     Optimizar el uso de las RRSS: aprender cuáles son los canales adecuados para llegar al público/empresas que tu quieres. Piensa que si tu buscas a las empresas en Google, ellas también te pueden encontrar a ti si hablas de ellas… Aprenderás a sacar el máximo partido a las redes sociales profesionales para ganar notoriedad y reputación en el ámbito que te interese.

4.     Eficacia en herramientas de búsqueda de empleo: Te va a ayudar a tener un CV impecable, crear tu Storytelling y a afrontar una entrevista de trabajo con éxito.

5.     Serás visto como un profesional con un potencial único y obtendrás algo intransferible y con un gran valor: TU MARCA.

¿A qué esperas para empezar a trabajar tu marca personal? Como decía un famoso anuncio de un coche hace ya algunos años eres “joven aunque sobradamente preparado” y si además tienes una marca personal fuerte, sin duda lograrás ser la opción preferente.

Aléxia Herms / Asesora de Marca Personal

¿Cómo puede serle útil la marca personal a un universitario?

“Soy Licenciado, tengo un Master y hablo tres idiomas…¿por qué nadie me contrata?”. Esta es la frase que muchos estudiantes como yo nos hacemos, o nos hemos hecho, al terminar nuestros estudios.  Y es que una vez nos visten con la toga y nos dan el título creemos que ya está todo hecho… pero en la mayoría de casos nada más lejos de la realidad.



Después de estudiar varios años, una vez conseguimos finalmente ser abogados, periodistas, publicistas, diseñadores… Seguramente la pregunta que todos nos hacemos es , ¿Y ahora, cómo voy a conseguir trabajo?. Solo unos pocos afortunados cuentan con un puesto de trabajo nada más terminar la carrera, el resto tal vez deberíamos anticiparnos y preparar de antemano nuestro aterrizaje en el mercado laboral.

La construcción de nuestra marca personal puede ayudarnos mucho en este proceso. La mayoría de nosotros acumulamos conocimientos, idiomas y experiencia… pero solo unos pocos cuentan con una marca personal. Pero… ¿Cómo construye un estudiante su marca personal? Parece complicado, pero deberíamos empezar pensando en todo aquello que nos hace diferentes y únicos, y que en definitiva es lo que forma el ADN de nuestra marca personal.

Pongamos por ejemplo grandes marcas como Apple, Nike, Harley Davidson… Seguro que solo con pensar en ellas nos vienen algunos conceptos e ideas a la mente. De eso se trata, la clave es construir un vínculo entre nuestro nombre y aquellas características con las que queremos que se nos identifique.

Una vez tengamos eso bien definido el siguiente paso sería determinar aquellos valores con los que queremos que se nos asocie profesionalmente (creatividad, flexibilidad, especialización…). Este proceso requiere planificación, autoconocimiento, estrategia y comunicación. Hemos de pensar en nosotros mismos como un producto el cual queremos vender a la empresa en la que nos gustaría trabajar, y las redes sociales pueden ser nuestras aliadas.

El CV ha quedado atrás, ahora de lo que se trata es de:

Ser diferente y genuino + buena estrategia + comunicación = Marca personal

La clave es saber diferenciarnos, posicionarnos y saber utilizar los recursos y canales disponibles para poder comunicar al mundo/ a la empresas que existimos, que creemos en lo que hacemos y somos capaces de aportar valor y dedicación si nos dan una oportunidad.

Alèxia Herms / asesora de marca personal

¿Qué es la Marca Personal?, ¿Para qué sirve?

 

La Marca personal (en inglés Personal Branding) es un concepto de desarrollo personal consistente en considerarse uno mismo como una marca, que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en la relaciones sociales y profesionales. La marca personal persigue que la impresión causada sea duradera y sugiera el beneficio de la relación entre el titular de la marca y el observador.

©soymimarca

En los tiempos que corren, gestionar una marca personal es algo más que necesario, es  ganar un activo que difícilmente se puede valorar.

Al igual que las grandes marcas comerciales, aquellos que deseamos ser conocidos y respetados por nuestro trabajo, necesitamos una estrategia clara para desarrollar y posicionar nuestra marca. Quien no conoce a Bill Gates, Steve Jobs, Michael Dell, Porter,…todos ellos son grandes marcas… El concepto de marca personal no trata de convertir a las personas en objetos materiales, sino  al contrario, trata de que la persona no sea catalogada como un currículum vítae, igual a otros, sino que la persona sea vista como diferente y capaz de aportar su valor único e irrepetible.

A diferencia de otros enfoques de técnicas de mejora profesional que tienden a la mejora de las características personales, este enfoque de marca personal tiende a la promoción personal a través de la percepción que lo demás tienen de uno. Desde soymimarca te ayudamos a la creación operativa de tu marca.

¿Qué significa “creación operativa “? Significa que soymimarca no actúa sólo como un coach sino que llega al planteamiento táctico de IMPLANTAR la marca personal utilizando todos los recursos offline y también los recursos de la web 2.0.

¿Cuándo fue la última vez que te planteaste quién soy, que quiero y como puedo conseguirlo?

Ahora ya no hay excusas, es el momento de actuar y desde soymimarca te podemos acompañar en este proceso. ¿Te atreves?