Entradas

¿Crees que por ser una estrella de Twitter te darán un trabajo?

 

Hoy comparto con todos vosotros el artículo de Tino Fernández en Expansión publicado el pasado 5 de Enero del 2014  en el que aparezco junto con Andrés Pérez Ortega. 

  ¿Crees que por ser una estrella de Twitter te darán un trabajo?

Que seas –o creas que lo eres– muy influyente en las redes sociales es un argumento válido para que algunas empresas se fijen en ti. Pero la relevancia profesional no se mide por el número de seguidores.

Tu trabajo está en la vida real, no en la red, y la verdera influencia te la dan los contactos reales, porque las decisiones importantes se siguen tomando en los mismos sitios.

Esta evidencia no puede servir en ningún caso para menospreciar el gran escaparate de las redes sociales y profesionales, que hablan de lo que somos, hacemos y sabemos.

Google Images

Google Images

A ellas acuden cada vez más compañías para buscar candidatos y comprobar información sobre ellos. The Wall Street Journal hablaba recientemente del reclutamiento social (social recruiting) como un concepto de moda en el universo de la selección, y ponía el ejemplo de compañías como Accenture, “que va un paso más allá en el reclutamiento de candidatos basándose en la actividad e influencia de éstos en las redes sociales”.

Accenture, como muchas otras compañías, empieza ya a aplicar estrategias de selección que en el futuro llevarán a muchas organizaciones a fijarse más en la actividad durante la última década en redes sociales que en el propio currículo de los candidatos. Desde Accenture en España recuerdan sobre esta mención del Journal que los programas de referencias son una de las principales fuentes de incorporación de talento a la compañía.

En nuestro país también está disponible desde mayo de 2013 el programa Get Referred, que permite a los candidatos saber con quién están conectados éstos en Facebook o LinkedIn dentro de Accenture para que sirva de referencia para el puesto. “Si el candidato es referenciado y finalmente es contratado, la persona que le recomienda puede recibir un bono económico en función del perfil profesional del elegido”.

Andrés Pérez Ortega, experto en posicionamiento personal, se pregunta cuántos influyentes del mundo real están en el mundo 2.0, y cuántos expertos 2.0 lo son realmente en la vida común. Cree que el número de seguidores o la popularidad que obtengas, no sólo en Twitter, sino en cualquier red social, “ya no es un elemento diferenciador. Ser muy visible en el mundo 2.0 no te convierte en un buen profesional“.

Lo que marca la diferencia, según Pérez, es “la calidad del trabajo que estás mostrando en esas redes y de qué manera las utilizas. Se trata más bien de usarlas como correa de transmisión de lo que eres capaz de hacer”.

Las redes sociales te permiten dar muestras reales de tu trabajo, generando confianza y eliminando barreras de incertidumbre. Esto da consistencia a tus palabras proporcionando hechos, sin olvidar que Internet permite –e incluso potencia– la creación de perfiles falsos, inflados o inventados. Cabe preguntarse si los que esgrimen una marca son expertos porque están en todos los sitios o están en todos los sitios porque son expertos. Lo cierto es que el énfasis en venderse demasiado también puede ser contraproducente en términos de búsqueda de empleo o para atraer a un reclutador, porque el exceso de publicidad suele predecir un cierto carácter narcisista.

Embajadores

Guillem Recolons, socio de Soymimarca, coincide en que “en la red hay quien dice que sabe hacer de todo, pero no es realmente lo que dice ser. La marca personal que uno construye debe estar basada en la autenticidad“.

Recolons advierte sin embargo que un índice de influencia en redes sociales no siempre se valora de forma positiva. Estos influecers son personas muy metidas en la conversación que, a juicio de Recolons, “demuestran una influencia en la red, aunque aún hay compañías que descofían de ese protagonismo”.

El experto explica que de manera lenta y progresiva las organizaciones se van dando cuenta de que resulta cada vez más difícil frenar el hecho de que la gente con talento desarrolle una identidad fuerte. Dan Schawbel, socio director de Millennial Branding y autor del bestseller Me 2.0, asegura que “el escenario económico obliga a que cada uno sea un experto en su campo. Cada vez más, es necesario ser creativo para distinguirse de los demás. Tu gente es tu marca, y una compañía debe decidir si finalmente permite a sus empleados este tipo de evangelización”.

Recolons coincide en la necesidad de que las empresas vean a sus plantillas como embajadores de su propia marca, porque de lo contrario corren el riesgo de perderlos para otras organizaciones. Asegura que todo esto “depende de la cultura corporativa de la compañía, y hoy la precaución manda más que la decisión de correr riesgos”, por el miedo a que aquellos que más influyen en las redes puedan contaminar lo que siempre se ha hecho en la empresa. El socio de Soymimarca concluye que “muchas organizaciones quieren que sus empleados hablen bien de ellas, pero no se atreven a darles herramientas para que lo hagan, sobre todo en horario de trabajo”.

Apoyo una nueva era en el negocio de la selección Es evidente que cada vez más reclutadores se hacen expertos en bucear en la vida que los posibles empleados muestran en la red. Estrategias como las que define ‘The Wall Street Journal’ sobre Accenture revelan la autosuficiencia creciente que las compañías poseen ya en términos de selección y captación de talento, si consiguen dominar y utilizar las redes para este propósito. Lo que uno busca no ha variado, pero sí lo ha hecho la facilidad y el acceso a una red mayor. Resulta más fácil recoger información sobre quién es y quién ha sido la gente, y permite identificar personas en otros países y en posiciones que no tienen nada que ver con su pasado.

Ahora esto es una commodity. Hoy el poder de recomendación es tremendo. Igual que en los portales que clasifican y recomiendan cines, restaurantes u hoteles, esto mismo llega a los procesos de selección. Es una “tercera dimensión” que se refiere a la capacidad relacional del sujeto y a la influencia que tiene la recomendación. Estas redes permiten obtener mucha más información de la que se consigue con una entrevista personal. La duda está en si se trata de una amenaza real para las empresas de selección y los cazatalentos; si se puede cerrar directamente el proceso en la web. Se transforma la manera en la que las compañías hacen selección. Supone una reducción en los ciclos, menores costes de reclutamiento, y la posibilidad de llegar a una audiencia mayor.

Tino Fernández / Expansión

Nuestra vida entera está en línea, así que tenemos que mantenernos alerta -vídeo-

 

El número total de usuarios de internet en el mundo es de 2.095.006.005, aproximadamente un 30% de la población mundial. Dicen las estadísticas que pasamos una media de 16 horas/mes conectados. (Go.gulf.com). Estas cifras ponen en evidencia una realidad: cada vez pasamos más tiempo online. Y entre nuestras actividades favoritas están las redes sociales, en las que invertimos el 22% del tiempo total que estamos conectados. Tiempo en el que compartimos una gran información sobre nosotros: fotos de vacaciones, retratos de familia, datos personales, ubicaciones, actividades de ocio, opiniones personales…

La pregunta que debemos hacernos es: ¿Somos conscientes de toda la información que compartimos en las redes sociales?

¿Qué pensarías si un mentalista fuera capaz de decirte cómo es tu casa, cuanto te has gastado en ropa, o dónde esta la escuela en la que estudiaste? En esta ocasión no se trata de poderes extra sensoriales. Sino de la información que compartimos sobre nuestra vida en las redes sociales. Con el fin de llamar la atención sobre el peligro que esto implica y para que tomemos consciencia de ello, Safeinternetbanking ha realizado un experimento que os mostramos en este vídeo:

Nuestra vida entera está en línea. Así que hemos de mantenernos alerta.

[youtube]http://youtu.be/XUZqKQj4lok[/youtube]

El currículum ya no funciona para buscar trabajo. Y usted, ¿qué marca es?

Os adjuntamos el artículo aparecido ayer en La Razón de la periodista María Poveda, y en que interviene Andrés Pérez Ortega (Marca Propia), Neus Arqués (Manfatta Comunicación), Dan Schawbel (autor de Me 2.0) y Guillem Recolons (soymimarca y  Lateral Consulting). Poveda traza un  interesante camino que empieza en la definición de la marca personal, pasa por el fenómeno de las micro-empresas YO, S.A. y acaba en la escena 2.0. Os recomendamos su lectura para entrar en materia de lo que es el personal branding. Feliz lunes.

Guillem Recolons / Personal Brand Strategist / soymimarca

Y usted, ¿qué marca es? El nuevo marketing personal

El currículum ya no funciona para buscar trabajo. Hay que aplicar los principios del marketing a las personas. Según los expertos «se trata de descubrir cómo nos perciben y decidir si es eso lo que queremos reflejar»

Qué tienen GoogleMacDonalds o BMW en común? Todas son marcas que tuvieron éxito porque supieron diferenciarse dentro del mercado. ¿Ha pensado que usted también puede convertirse en marca para encontrar su hueco en este panorama laboral tan desalentador? Si miramos a los rostros populares, lo hicieron Madonna, Donald Trump u Oprah Winfrey… y todos han tenido éxito en lo que se han propuesto. Son capaces de vender cualquier producto que lleve su nombre, desde una revista (Oprah), a una película (Madonna) o incluso dar caché a un edificio o un filete (Trump). ¿Su secreto? Ser ellos mismos, ser auténticos y diferenciarse del resto. Aplican (consciente o inconscientemente) los principios del marketing a su propia persona y crean su marca personal («personal branding», en inglés), el último cartucho para triunfar, ya convertido en disciplina universitaria en Estados Unidos y que en España se empieza a implantar.

Pérez Ortega, Arqués, Schawbel y Recolons

¿Y cómo se construye su marca un ciudadano de a pie? «El ‘‘Branding’’ (marca, en inglés) personal es posicionamiento, no venta. Se trata de convertirte en un profesional de referencia, de ocupar un lugar preferente en la mente de otros. El objetivo final es que te elijan a ti», resume Andrés Pérez Ortega, responsable de Marca- propia.net.

Hasta hace poco, los consejos para el éxito venían de los libros de autoayuda. En el «personal branding», el éxito viene no sólo de la capacitación, sino de cómo presentas tu producto (en este caso, tú mismo). El concepto va mucho más allá que el de mostrar una buena imagen: «Tu mercado te busca por lo que ofreces, porque eres útil (producto), pero te elige porque eres fiable y atractivo (marca)», añade Pérez Ortega.

La presencia física, junto con la virtual en las redes sociales, es sólo «la punta del iceberg», según la metáfora que utiliza el equipo de soymimarca, empresa dedicada al asesoramiento en marca personal desde octubre de 2010. Lo que da valor, peso y posicionamiento al nombre son «las dos terceras partes sumergidas: la formación, el autoconocimiento, la educación, la genética y las habilidades. La marca personal es el iceberg completo», explica Guillem Recolons, publicista y miembro fundador de soymimarca.

Yo, sociedad limitada
La nueva corriente del «personal branding» defiende la creación de la marca de uno mismo como estrategia para gestionar nuestra carrera y sobrevivir en un panorama que cambia por los pocos puestos de trabajo y la web 2.0. Dicho esto, ¿cómo se pone uno manos a la obra? «El primer paso para crear tu marca personal es descubrirla. Todos la tenemos porque es la huella que dejamos a la gente. Lo que hay que hacer es analizar cómo nos perciben y decidir si es lo que queremos reflejar», aconseja Dan Schawble, reconocido como «gurú» de la marca personal por «The New York Times» y autor de una revista y un blog sobre el tema.

Pero en el camino para definir nuestra marca, no basta con lo que vean los demás, también tenemos que definir «qué nos apasiona, cuáles son nuestros puntos fuertes y nuestros objetivos a corto y largo plazo». Por último, y fundamental, es «seleccionar un nicho de mercado que concuerde», concluye Schawbel. Y con esto, ¿se puede triunfar? «El currículum ya no funciona», sentencia Pérez Ortega. «Hay que dejar de ser un empleado, entendido como utilizado, y tomar las riendas de nuestro futuro. Ya no hay trabajos para toda la vida. La gente asume que su marca es la de su empresa y si se quedan sin trabajo pierden su identidad», dice Pérez Ortega.

Detrás de los consultores de marca personal españoles hay antecedentes profesionales de todo tipo. Por ejemplo, Pérez Ortega se dedicó a esta disciplina tras trabajar en una cadena de supermercados con productos de marca blanca: «Me di cuenta que lo que se hace actualmente con las personas es lo mismo que con los productos de marca blanca. Se busca profesionales sin marca, para pagarles poco».

A Neus Arqués, consultora de marca personal y autora de «¿Y tú qué marca eres? Doce claves para gestionar tu reputación personal», le pasó algo similar. Llevaba años dedicándose al márketing promocional de ciudades «cuando entendí que los mismos principios que se aplican a un producto o a una ciudad se pueden aplicar a un profesional».


Tu precio en on-line

El concepto de marca personal, sin embargo, está poco desarrollado en Europa. No así en EE UU, donde surgió a principios de los 80, de la mano de autores de libros de gestión empresarial como Tom Peters, William Arruda o Peter Montoya. En España empieza a implantarse, también en Brasil, Reino Unido, Suráfrica, Japón o Malasia, según los datos que maneja Dan Schawbel.

En todo este proceso de creación de la automarca, el reflejo on-line de la personalidad es fundamental. «Internet es la piscina del talento global, y si no estás, no recibes las oportunidades que otros aprovecharán. Para formar parte se requiere una presencia electrónica, incluyendo una web, un blog y perfiles en las principales redes sociales como Twitter, Facebook, Linkedin. No basta con estar, hay que gestionar la presencia virtual. Aún se puede sobrevivir sin presencia on-line, pero en el futuro más próximo, no», sentencia Schawbel, que también es autor del libro «Me 2.0: Four steps for building your future» (Yo 2.0.: Cuatro pasos para construir tu futuro).

Y para apoyar la predicción, dos datos: el 92% de los bebés ya tienen una presencia en internet (AVG, Octubre 2010), y el 80% de los empleadores utilizan motores de búsqueda y redes sociales para buscar información de los candidatos, según Microsoft. «Internet es un escaparate de nuestras capacidades. Democratiza la visibilidad, pero conlleva la responsabilidad de gestionarla», dice Arqués, experta en la presencia en internet.

Para aquel que decida confeccionar su marca, sepa que se puede recurrir a la ayuda de un experto. A partir de 500 euros (los precios oscilan hasta los 1.500) y en cuatro o cinco sesiones le ayudarán a definirse y poner sus objetivos. En soymimarca han diseñado incluso paquetes para cuatro perfiles muy concretos: universitarios, desempleados, emprendedores y ejecutivos. «Lo interesante, frente a la marca corporativa, es que aquí cada cliente es el presidente de su propia empresa», señala Recolons. Pequeños empresarios y portavoces son los que más partido pueden sacar de ello, dice Recolons. Rosa Tous, de la joyería Tous, es un ejemplo de pequeña empresaria que supo hacer de ella misma una marca y hacer crecer con ello su negocio. «Es la cara visible de su compañía y representa todos los valores de la marca», comenta Arques. Si está decidido a probarlo, debe saber que hay tres cosas que una marca personal no puede hacer por usted: «Ocultar la incompetencia, hacerte famoso o conseguir tus objetivos por sí misma. Debes actuar», concluye Pérez Ortega.

Todo trabajo es temporal

El  otro día encontré en expasion.com un interesante artículo de Tamara Vázquez que nos habla sobre las nuevas tendencias que nos marca EEUU en materia de Managenent, nos  relata algunos ejemplos innovadores sobre el devenir de la gestión de personas en nuestro y que nos  ayudará a conocer las últimas novedades sobre Management. A pesar que no es nuestro estilo, consideramos oportuno reproducir integramente, por su relevancia, el artículo. Feliz día de la Constitución.

Montse Taboada / Personal Branding Coach / soymimarca

Lecciones de ‘management’ a golpe de clic

Como sucede en otros ámbitos empresariales, Estados Unidos suele crear tendencia en materia de recursos humanos. No sólo los medios de comunicación especializados ofrecen pistas sobre el devenir de la gestión de personas en nuestro país, sino que algunos blogs temáticos introducen términos, modas y actividades que no tardan en instaurarse en empresas que operan a este lado del Atlántico.

Estas son (solo) algunas bitácoras que le ayudarán a conocer las últimas novedades sobre management.

Human Resources: Portal especializado en recursos humanos que forma parte del canal de negocios y finanzas de About.com, web propiedad de The New York Times, que aglutina más de medio millar de bitácoras de diferentes áreas temáticas relacionadas con el ámbito empresarial. El sitio ofrece artículos e informaciones especializadas en gestión de personas, mercado de trabajo y coaching ejecutivo. Además, dispone de un glosario de términos, cuestionarios y ofertas para profesionales del sector. Su coordinadora es Susan M. Heathfield, experta en gestión de personas y autora del blog sobre carrera profesional de esta comunidad. También merece la pena echar un vistazo a las secciones management y careers de About.com.

ERE.net: No es exactamente un blog, sino una comunidad de profesionales de recursos humanos que se nutre gracias a la colaboración online de sus miembros. David Manaster fundó este sitio en 1998 al detectar que no había un foro común en internet en el que los expertos en gestión pudieran discutir sobre las novedades del sector. Entre las entradas más habituales, los participantes destacan temas relacionados con el reclutamiento, la búsqueda de empleo, las redes sociales y profesionales y las tendencias en gestión. Hoy este macroblog cuenta con más de 95.000 usuarios únicos mensuales y un centenar de autores.

El blog de Penelope Trunk: Es la bitácora de la presidenta de Brazen Careerist, una comunidad online dirigida a jóvenes profesionales. Su web aborda temas tanto personales como puramente de gestión, aunque en todos trata de ofrecer soluciones a los problemas que la Generación Y encuentra cuando se incorpora al mercado de trabajo. Según relata en este blog, su objetivo es descubrir el camino del éxito y de la felicidad desde el punto de vista profesional y personal. Una meta que Penelope Trunk parece compartir con muchas personas. No en vano. su blog es visitado cada mes por más de medio millón de usuarios. Como nota al margen, Brazen Careerist también tiene su propio blog.

Personal Branding Blog: A sus veintisiete años, el director de este blog, Dan Schawbel, ya ha sido bautizado por el diario The New York Times como el “gurú de la marca personal”. Schawbel también ha sido reconocido por la revista Business Week como una de las veinte personas que todo emprendedor debería seguir en Twitter (red en la que es seguido por más de 94.500 personas). En ‘Personal Branding Blog’, una bitácora que escribe con otros quince expertos en posicionamiento profesional, Schawbel analiza a fondo la gestión de la marca personal, prestando un especial interés a las posibilidades que brinda la web 2.0. También es autor del bestseller ‘Me 2.0’.

Careerealism: El lema de este blog es claro y conciso: todo trabajo es temporal. Por eso, las entradas de este sitio, de actualización diaria, son susceptibles de ser consultadas por cualquier persona a lo largo de toda su carrera profesional. Su temática se centra en la búsqueda de empleo, independientemente del perfil y del puesto al que aspire el candidato. La consultora Jeanine Tanner O’Donnell lanzó este blog en 2008 y, en 2009, fundó el Club Careerealism, un centro virtual que pretende impulsar el crecimiento profesional de todo trabajador.