Entradas

Personal Branding, el arte de invertir en ti (3). Creatividad en la estrategia

Introducción a la estrategia personal

Si el lunes pasado Jordi Collell te daba las bases del autoconocimiento, ahora sentamos las bases de lo que debería ser todo proceso de estrategia personal.

Para dejar una cosa clara, diremos que una marca personal no se crea: se gestiona, se planifica, pero ya está creada desde el momento en que adquirimos consciencia y somos capaces de dejar una huella en el corazón de los demás.

¿Qué tiene que ver creatividad con estrategia?

Todo. Lo que nos distingue de los demás es lo que nos hace especiales, únicos. Y hay que descubrir el nacimiento de ese río, explorarlo.

Visión y creatividad.

La estrategia personal empieza definiendo una visión, un sueño a largo plazo, una respuesta a la difícil pregunta ¿Dónde quieres estar en 10 o 15 años? Muchas veces no lo sabes, es algo natural. Vivimos muy al día, planificamos –como mucho- a un año vista. Otras veces no quieres saberlo, prefieres dejar tu futuro como un barco sin timón, que navega hacia donde le lleven los vientos y las corrientes. Aplicar la creatividad en la visión es clave. Puedes optar a ganar un premio Nobel o convertirte en un referente literario. Las opciones son ilimitadas, y no necesariamente deben encontrarse en tu marco actual de actividad. Deben estar en tu sueño. Personas como Steve Jobs o Bill Gates soñaron que todas las familias podían tener un ordenador en su casa. Ahora nos parece algo normal, pero en 1980 eso podía parecer una locura. Y esa es la clave: si tu sueño, tu visión, no parecen una locura, tendrán poco que ver con la creatividad. ¿Por qué no plantearte reducir un 50% la capa de ozono para que el planeta sea un lugar más habitable? O ¿Por qué no desarrollar una metodología que impida que algunos políticos defrauden, incumplan sus promesas o trabajen sólo para sus votantes?

Misión y creatividad

El primer “Mac”

Una vez has definido tu visión necesitarás herramientas para llegar. Es la misión, construida a base de objetivos específicos que, una vez asumidos y unidos, lograrán llegar al destino final, a ese sueño. Si tomamos el ejemplo de la metodología por una política “limpia”, tal vez la misión sea arrancar una macro-encuesta a nivel mundial para conocer la opinión de los votantes hacia medidas de transparencia, luego realizar la misma encuesta entre políticos de todo el planeta, y luego crear diferentes “área test” en el mundo para aplicar esas medidas aceptadas a priori por votados y votantes. Pero en la misión también necesitamos aplicar la creatividad, el pensamiento divergente, llegar más allá de lo que se ha hecho siempre. Como dijo Einstein, si siempre hacemos lo mismo no podemos esperar resultados diferentes. Aquí la locura también juega, y fuerte. Steve Jobs trabajó para que cualquier persona sin ningún conocimiento previo de informática pudiera manejar un ordenador, y creó el Macintosh, un ordenador que integraba monitor y disco duro y funcionaba ¡con un ratón!

Valores y autenticidad

Llegados a este apartado, he cambiado creatividad por autenticidad. Henry Ford dijo en una ocasión “Un cliente puede tener su automóvil del color que desee, siempre y cuando desee que sea negro”. Yo me atrevo a afirmar que una persona pueda abanderar los valores que tenga, siempre que la autenticidad sea uno de ellos. Aquí no hay creatividad que valga. Los valores son los principios que rigen nuestra actividad en la vida, nuestra manera de pensar. Sin autenticidad nuestra marca personal no existe, sin autenticidad el resto de valores sólo serán promesas.

Mensaje y creatividad

Si tienes un perfil en Twitter, no te pierdas las biografías que cuelgan en 160 caracteres muchos twitteros. Hay auténticas joyas:

  • Su loquero de confianza
  • Eslabón en la difusión de las tendencias. Altavoz de quien tenga algo que contar. Facilitadora de conferenciantes.
  • Periodista autodestructivamente perseverante
  • Los papeles dicen que periodista y publicista. Yo voy viendo cómo lo enfoco… Pero siempre con algún tomate

Un mensaje, para ser creativo tiene que ser capaz de transmitir un beneficio, una promesa, una oferta. Hay muchos mensajes que son divertidos, originales o distintos, pero quizás no contrataríamos a su emisor ya que no sabemos lo que ofrece. Por ejemplo, “Frente a frente con la vida”. Es bonito, distinto, pero no sabemos qué hay detrás, qué ofrece.

Público y creatividad

La clave de todo mensaje es saber a quién lo dirigimos. Si queremos seducir a un colectivo religioso, está claro que deberemos tener cuidado con el lenguaje. Si se trata de llegar a un colectivo de quinceañeras, ya podemos prepararnos para utilizar argot SMS telefónico. Mensaje, medio y audiencia tienen que caminar en convergencia, pero la creatividad aquí también es indispensable. En el caso de esa visión sobre la “política limpia” podríamos lanzar una encuesta masiva a la población o quizás sería mejor involucrar al público, a la audiencia. Imaginaos un libro colaborativo titulado “Si yo fuera político…”. Y que cada uno de nosotros diera respuesta a las múltiples preguntas que se plantean los políticos. Pasarían dos cosas, la primera es que seguramente veríamos que “hacer política” no es tan sencillo, y la segunda es que tendríamos una estadística exacta de respuestas del gran público. Y el gran público lo conformamos los votantes, el sostén de las democracias. Como dijo David Ogilvy, “El consumidor no es estúpido, es tu pareja”.

Posicionamiento y creatividad

El posicionamiento personal es el auténtico generador de la diferenciación. Todo posicionamiento necesita ser creíble (autenticidad), relevante, convincente y… notorio. Esta notoriedad requiere altas dosis de creatividad. Hace unos meses tuvimos un cliente que había trabajado como director comercial en distintas empresas. En la última lo despidieron. Se hundió, pensó que ya no sería útil como director comercial y decidió apostar por convertirse en community manager. ¿Es un posicionamiento diferencial?. No, en absoluto, ya que entra en competencia con miles de personas de generación digital con mayores habilidades en el mundo de los bits. Nuestro consejo fue simple: aprovecha tus habilidades naturales (comercial) y mézclalas con tus habilidades adquiridas (community manager). El resultado: Director Comercial 2.0. Eso es un posicionamiento creativo, diferencial.

Conclusión: la estrategia personal es nuestra hoja de ruta. De nada nos vale salir al ruedo de la comunicación sin conocer a fondo cada uno de los puntos anteriores. Si el autoconocimiento nos abre la puerta de nuestras habilidades y competencias, la estrategia nos enseña las herramientas para elevar estas competencias al terreno de la preferencia, de la elección, de la diferenciación. Iremos entrando en cada uno de los temas esbozados aquí para desarrollarlos y sacarles todo el partido. Recuérdalo, todo los lunes en la serie “Personal Branding, el arte de invertir en ti”.

¿Cuál es tu mensaje?

Si el sábado anterior hablábamos de visión, misión y valores, hoy abordamos un tema clave del curso online Personal Branding Plan para nuestra marca personal: el mensaje.

Hasta ahora llevamos realizado un interesante ejercicio de autoconocimiento y estamos en la fase que une lo interno y lo externo, ya que se trata de definir, a partir de lo que hemos averiguado hasta el momento, el mensaje que quieres transmitir al exterior.

Para ello, el mensaje deberá ser:

  • Veraz: acorde con tu forma de ser.
  • Consistente: con tu sueño.
  • Atractivo.
  • Especial.

Aquí tenemos el vídeo de presentación de la sesión “El mensaje”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=j2Hn-I3vQ5w&feature=player_embedded[/youtube]

Transformando el capital humano de la empresa en Embajadores de Marca, por @guillemrecolons

La marca es el activo más preciado de una empresa. La imagen corporativa, la publicidad, los productos y las acciones de la empresa son los elementos que la constituyen. La marca no deja de ser un reflejo de lo que la compañía es, hace y representa. Pero… ¿Qué pasa con el capital humano? ¿Qué son los embajadores de marca?

Cuestión de identidad corporativa

La responsabilidad de transmitir la identidad de la compañía, su marca, es tarea de toda la organización, desde la recepción, primera toma de contacto, hasta la dirección general y el consejo de administración.

Es de vital importancia que toda la organización comprenda perfectamente lo que la marca representa, y tenga las habilidades necesarias para transmitirlo donde sea necesario. Una empresa que convierte su capital humano en embajadores de marca potencia su marca global, la hace más potente y más coherente. Es el claro ejemplo de la que la unión hace la fuerza, en este caso, de la marca.

Si además tenemos en cuenta que la confianza empresarial está por los suelos, los profesionales de las organizaciones pueden mejorar ese aspecto dotando de autenticidad y humanidad a la comunicación corporativa. El barómetro Edelman de Confianza junto los distintos estudios que se lanzan desde el CIS dan cuenta de la crisis que viven los CEO y algunas marcas corporativas que siguen utilizando viejos esquemas de comunicación.

En Soymimarca proponemos un programa de “Embajadores de marca” con un claro objetivo: Desarrollar y poner en marcha un plan de comunicación y creación de marca que asegure que la Marca de la compañía se apoya y se alimenta en toda la organización entendida en sentido amplio.

¿Se puede desarrollar una marca Mayor y Mejor?

Una Marca más Fuerte es una marca Mayor, y si además le damos más Valor los resultados se verán notablemente mejorados y aumentados.

¿Sabes dónde quieres estar en 2030?

Misión, visión, valores y DAFO en la estrategia de marca personal

Cada vez son más rápidos los cambios sociales y empresariales; por ello, para que una persona se pueda desarrollar de manera satisfactoria, es conveniente que en el corto plazo sea capaz de adaptarse con facilidad a dichos cambios y desarrolle “la cintura”, pero que también construya una senda que la mantenga en contacto consigo misma y le ayude a no perder el rumbo.

Os presento el vídeo de presentación de la sesión 5 del Personal Branding Plan del que soy autora: Misión, visión, valores y DAFO (inicio del módulo estrategia).

Efectivamente, no todo el mundo sabe dónde quiere estar en 2030. Pero es clave plantearlo (visión) para establecer una hoja de ruta (misión) con unos principios que rijan nuestras acciones en todo el proceso (valores).

Aquí tenemos el vídeo:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=zIg3_EMkrfo&feature=plcp[/youtube]

Qué, a quién, cómo, cuándo, dónde: La estrategia.

Introducción al módulo ESTRATEGIA del Personal Branding Plan

Los sábados anteriores hemos ido tratando el primer módulo del curso Iceberg del Personal Branding Plan, el de autoconocimiento. Jordi Collell nos guió durante las tres primeras sesiones:

Y Oscar Del Santo nos guió en la sesión que cierra el autoconocimiento:

Hoy os presentamos el vídeo de introducción al 2º módulo ESTRATEGIA, que iremos detallando los próximos sábados a través de las siguientes sesiones:

  • Sábado 7 de julio. Misión, visión y valores. Con Natalia Gómez del Pozuelo.
  • Sábado 14 de julio: Mensaje. Con Natalia Gómez del Pozuelo.
  • Sábado 21 de julio. A quién me dirijo. Con Pablo Adán.
  • Sábado 28 de julio. Posicionamiento y naming. Con Guillem Recolons.

Acabado el módulo estrategia, iniciaremos el módulo final del Iceberg: Visibilidad y networking, la zona emergente de la marca personal.

Ahora os dejamos con el vídeo que introduce ESTRATEGIA:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=nicg6M008O0&feature=plcp[/youtube]

¿Te has preguntado si tu marca tiene poesía?

Uno de los elementos distintivos de una marca relevante es que genera sentimientos. Una de las formas en que las personas transmiten sentimientos por medio de la palabra oral o escrita es la poesía.

La expresión poética de una marca supone dirigirnos al sentimiento de los que la escuchan y con ello conseguimos abrir un surco en el campo de su memoria. El verso repetido es como el arado que recorre día tras día el camino que con el tiempo es paso obligado de caminantes y de lluvias.

La poesía de tu marca te permite ser innovador porque puedes usar la escritura, la voz, una imagen, un aroma, una canción,…

Por eso pregúntate: ¿Tiene mi marca poesía?

 

Surca el mar el Iceberg de mi marca.

Oculto lleva carácter y valores.

Yunque y martillo que forja entereza.

Maestro y aprendiz hasta el fin de los tiempos.

Ingenio para transformar creatividad en realidad.

Mensajero de presencia y voz, que transmite confianza.

Artista que decora con pasión la imagen del líder interior.

Radiante armadura que protege de las saetas que envía la vida

Constancia en la visión, compromiso en la misión

Aventurero que con sus manos escribe su destino.

 

Tres actitudes para ser memorables

Cuando decidimos gestionar nuestra marca personal iniciamos un camino al final de cual conseguiremos que los demás nos recuerden y nos vengan a buscar cuando nos necesiten, seremos memorables y los elegidos. Ponerse a caminar no es garantía de llegar a destino, depende entre otras cosas de que no nos desviemos del camino trazado.

Hoy hablaremos de tres actitudes básicas que ayudarán para que nuestra marca personal sea sólida y consiga sus objetivos.

  • Coherencia. La coherencia es la conexión que existe entre lo que se dice y se hace. Es una actitud , un valor, básico en marca personal. Su falta se llama incoherencia y pone rápidamente en evidencia a las personas. Si declaramos que  gestionamos nuestra marca personal basándonos en principios como solidaridad, ayuda a las personas, trabajo en equipo, potenciación de los colaboradores y similares , hemos de actuar en consecuencia y demostrar que somos solidarios, que ayudamos a los demás, que trabajamos en equipo y que potenciamos a nuestros colaboradores. Parece muy sencillo pero no lo es. Nuestra marca es para los demás, entre otras cosas, una expresión de confianza en lo que prometemos.  Obrar de manera opuesta a nuestros principios, ser incoherentes, rompe está confianza y nos pone en una situación tan comprometida que puede llegar a hundir nuestra propia marca. La coherencia se refiere a lo que se dice con palabras y a lo que se manifiesta con nuestro lenguaje no verbal, atentos a este detalle porque tanto vale lo que está escrito o verbalizado como lo que damos a entender. De aquí que sea tan importante tener bajo control lo que transmitimos aun a riesgo de ser demasiado transparentes.
  • Consistencia. Me refiero a la firmeza o solidez de nuestros actos. Cubre un amplio espectro que va desde hacer bien las cosas materiales, no ser, en pocas palabras, un chapucero a tener trazabilidad en nuestras acciones con los demás. Decir hoy una cosa para mañana afirmar la opuesta puede hacer enloquecer a nuestros interlocutores y convertir nuestra marca en un esperpento, en una imagen distorsionada y grotesca. Si echamos una mano a alguien, si prometemos algo, no podemos convertir por arte de birlibirloque la mano en una soga y la promesa en una maldición. Si nos comprometemos con alguien tanto en lo personal como en lo profesional debemos mantener los términos del compromiso en las mismas condiciones en que fueron emitidos y aceptados. La falta de consistencia nos hace absurdamente impredecibles y lejos de convertirnos en memorables provoca en los demás el deseo de borrarnos de sus registros.
  • Compromiso que es sentirnos obligados a ser fieles a lo que hemos manifestado. Es muy fácil desaparecer de la vida de las personas y de las organizaciones como si nada hubiera pasado. Estar hoy y dejar de estar mañana sin ningún motivo real o aparente descoloca y hace mucho daño a los que han confiado en nosotros. Todos tenemos experiencias de este tipo y muchas veces somos muy laxos, demasiado. Se dice que en el amor y la guerra todo está permitido y basados en este refrán justificamos situaciones absolutamente reprobables. Siempre podemos pedir perdón pero todo tiene un límite y si lo sobrepasamos nuestra marca personal se irá devaluando a medida que corra la voz y seremos olvidados.

Seamos conscientes, de todos modos, de que nuestra historia no es una línea recta. Quien no haya sido incoherente, inconsistente o no haya faltado nunca a sus compromisos o es un santo o miente como un bellaco. Gestionar nuestra marca personal implica tener siempre en la mente nuestra misión, visión y valores para que nos inspiren el día a día y nos aporten grandes dosis coherencia, consistencia y compromiso.  Quizás no lleguemos a ser perfectos pero si que conseguiremos ir mejorando con el paso del tiempo. Este es el reto más importante.

Las oportunidades no se pierden, las aprovecha otro

¿Qué es para ti una oportunidad? Puede ser la posibilidad de alcanzar un objetivo, la circunstancia ideal para cumplir un sueño, estar en el lugar y en el momento adecuados…

Hay que piensa que las oportunidades llegan a nuestra vida sin avisar y que somos nosotros los que decidimos cogerlas o no. Y hay otros, que crean el contexto ideal para que las oportunidades lleguen.

Te has planteado alguna vez… ¿Qué ocurriría si generaras el escenario adecuado para que llegara a ti esa oportunidad que llevas tanto tiempo esperando?

Alguien a quien admiro profundamente me dijo una vez “Tu solo has de crear el contexto y la naturaleza hace el resto”.

Así que mejor dejar las esperas y el “ya llegará mi momento”, para empezar a generar escenarios en los que las cosas sucedan y las oportunidades lleguen.

Para ello es fundamental tener en cuenta tres aspectos:

  •  Saber cuál es mi objetivo – ¿Hacia donde voy? ¿Cuál es mi meta?
  • Qué necesito para conseguirlo – ¿Qué personas, habilidades, herramientas o maneras de ser necesito para llegar a mi meta?
  • Qué me esta frenando – ¿Cuáles son los obstáculos en mi vida que me impiden aprovechar las oportunidades y crear de nuevas?

Una vez lo hayas identificado ponte en marcha. Trabaja tu marca personal en función a estos 3 elementos, prepara una buena estrategia y construye una imagen sólida a largo plazo basada en tu misión, visión y valores.

Desde la semana pasada ya tienes disponible el Personal Branding Plan, el primer curso online que te va a permitir precisamente eso, generar el contexto necesario y perfecto para que la oportunidad de éxito profesional llegue a ti con más facilidad.

Así que deja las esperas y empieza a crear contextos. Para que cuando llegue esa oportunidad estés listo para aprovecharla.

Marca personal y epitafio… ¿Dejarás que lo escriba otro?

¿Por qué permitimos que nuestro epitafio lo escriban los demás? ¿No te gustaría escribirlo a ti? ¿Existe un destilado de marca personal más grande que un epitafio?

Lo cierto es que cuando leo las necrológicas de los periódicos no puedo dejar de pensar en que el finado jamás hubiese escrito ese epitafio tan soso, a veces tan falso y a menudo tan “políticamente correcto”.

Entonces llego a una conclusión: No tenemos el control de nuestra marca personal. Permitimos que sean otros los que hablen por nosotros, los que nos despidan de este mundo. Y eso, queridos lectores, no es justo.

Si eres un tipo extrovertido, chistoso, abierto, mereces un “cierre” acorde con tu marca. Sé que es falso, pero el supuesto epitafio de la tumba de Groucho Marx de “Señorita, perdone que no me levante” hubiera sido coherente con la marca del gran Groucho.

Mi conclusión mientras escribo esto, en la bonita ciudad de Praga, a -18ºC, es que los epitafios deberían estar escritos en primera persona; solo así sabríamos que son auténticos, que fueron escritos por el muerto. Hay buenos ejemplos:

  • Soy escritor pero nadie es perfecto. Billy Wilder
  • Ya decía yo que ese médico no valía mucho. Miguel Mihura
  • Si no viví más, fue por que no me dio tiempo. Marqués de Sade
  • Si queréis los mayores elogios, moríos. Enrique Jardiel Poncela
  • Ich habe es versucht (Lo he intentado). Willy Brandt
  • No digas más. Eric Idle (Monty Pyton)
  • That’s all folks (Eso es todo amigos). Mel Blanc, actor de doblaje
  • The game is over. Grafitti en un cementerio de Bogotá
  • Libre por fin. Libre por fin. Gracias Dios Todopoderoso. Soy libre por fin. Martin Luther King

Ahora viene el reto, un auténtico ejercicio de puro branding personal: ¿Qué escribirías tu en tu epitafio?

¿Es rentable cargarse a los directores?

Podemos aportar pruebas. Las compañías que apoyan la marca personal de sus empleados funcionan. La puesta en marcha del nuevo paradigma, de empleados a trabajadores autónomos, mejora no sólo los resultados de las compañías sino que las remuneraciones de los colaboradores son superiores en un 20% en comparación con organizaciones similares. Y esto, por ejemplo, sucede en una empresa que factura  más de 350 millones de dólares.

En la edición de diciembre 2011 de la Harvard Business Review, Gary Hamel  nos explica la experiencia de Morning Star Company  dedicada el proceso  de los tomates en tres factorías y nos da cuatro pistas para poner en marcha la transición hacia este modelo de gestión.

¿Que pasa en el mundo mundial?

 a) Una empresa con 10 trabajadores necesita uno  para dirigirlos, si aplicamos la misma proporción pongamos que para una de 100.000 se necesitarán 11.111 directivos dado que también será necesario un staff para dirigir a los directivos. Esto significa mayor coste.  b) Tanto personal tiene que justificar su puesto y las decisiones se toman a través de imbricados procesos que las alargan y alargan. Esto significa ineficacia. c) Al final acaba tomando la decisión una persona en base a sus propios criterios que no tienen que coincidir exactamente con los intereses de la compañía. Esto significa arbitrariedad. d) Las normas y la jerarquía matan muchas veces el sentido de la responsabilidad de los empleados ya que si como consumidores podemos tomar la decisión de gastarnos 30.000€ en un automóvil o en cualquier otra cosa de manera responsable cuando queremos realizar un gasto de pongamos 3.000€ en la empresa en la que trabajamos hemos de seguir un procedimiento la mayoría de las veces complicado. Esto significa matar las ganas de hacer cosas.

¿Qué hacen en Morning Star Co.? 

a) Cada colaborador es responsable de la redacción de su misión personal en la que indica cual será su contribución para alcanzar los objetivos de la compañía. b) Cada año cada colaborador negocia con los colegas que están más afectados por su trabajo un plan operativo para poder llevar a buen término su misión, a esto lo llaman Colleague Letter of Understanding (CLOU). c) Las 23 unidades de negocio de Morning Star negocian un acuerdo de proveedor/cliente entre ellas, en un proceso similar al de las CLOU. d) No existen responsabilidades definidas de manera centralizada y cada colaborador tiene la posibilidad de tener mayores responsabilidades en función de sus habilidades y experiencia. e) Se motiva la realización y puesta en marcha de propuestas operativas y de negocio. f) Como todo lo anterior no funciona sin información esta última se distribuye de manera indiscriminada  en toda la organización. g) Los planes, las ideas y las decisiones de inversión se consultan entre colegas. Una inversión de 3 millones de dólares se comenta con más o menos 30 colegas. h) Las disputas y desacuerdos se saldan a través de la mediación interna. i) Periódicamente se revisan entre pares las decisiones tomadas. Por lo menos una vez al año, en febrero, se organiza una reunión estratégica en la que cada unidad de negocio expone el estado de las cosas y los resultados alcanzados. j) Cada año, cada colaborador hace una autoevaluación indicando el nivel de cumplimiento de su CLOU, se elige un comité de compensación que valora las autoevaluaciones y fija, como su nombre indica, las compensaciones económicas individuales. Así de simple y así de fácil.

¿Qué ganan  con ello en Morning Star? 

a) Menores costes, lo que se ahorran en salarios y gastos fijos lo pueden emplear en mejores compensaciones para los colaboradores y para impulsar el crecimiento. b) Mejor ambiente ya que el politiqueo y otras prácticas no productivas se acaban cuando no se compite para subir en el escalafón. c) Mayor iniciativa  y proactividad, producto de la mayor libertad de acción. d) Mayor lealtad, la ausencia de rivalidades permite a los colaboradores centrarse  más en la organización. e) Aumento del “talento”: al ser cada persona responsable de la calidad de su trabajo se invierte individualmente en mejorar conocimientos y habilidades. f) Mejores decisiones:  al eliminar los niveles piramidales  las decisiones que se toman son más rápida y más inteligentes. g) Aumenta la flexibilidad: Se responde más rápidamente a los retos al estar las personas más acostumbradas a compartir y trabajar en equipo.

¿Todo es color de rosa?

Pues no, la verdad, porque todo cambio de manera de hacer conlleva riesgos. a) Difícil adaptación por parte de muchas personas que ha desarrollado toda su carrera en organizaciones jerárquicas. b)Enmascarar la responsabilidad: Cuando no se encuentran respuestas a los retos que se presentan, al no haber nadie que tome el toro por los cuernos la cosa puede derivar en u  reino de mediocridad. c) Puesta en marcha lenta: Poner en funcionamiento las nuevas incorporaciones puede tardar un año.  d) Crecimiento personal: Sin escalafón puede resultar complicado evaluar el progreso individual y puede convertirse en un problema real si se quiere, por ejemplo, cambiar de empresa.

¿El modelo es exportable? 

Claro que lo es, y vale la pena probarlo dado que las ventajas superan netamente los inconvenientes y se puede hacer de manera controlada y progresiva. 1) Aunar las misiones personales con la de la compañía, el modelo del redactado individual de misión incidiendo en cómo se puede crear valor tiene sentido. 2) Ampliar la autonomía de las personas eliminando las prácticas que la limitan e impiden el desarrollo de la misión. Contribuir al desarrollo de la marca personal de los colaboradores es una forma de dar mayor autonomía. 3) No poner barreras a la información ya que para actuar inteligentemente las personas necesitan tener elementos para clacular el impacto de sus decisiones. 4) Limar la pirámide jerárquica disminuyendo las distancias entre los que dirigen y los demás y responsabilizando a cada persona de sus decisiones.

Soymimarca, por ejemplo, ha desarrollado un programa de Embajadores de Marca para impulsar a las organizaciones hacia el cambio de paradigma.