Entradas

¿Hablar en público? ¡No te cortes!

Hablando la gente se entiende y hablar en público es  una muy buena manera de comunicarnos con nuestra audiencia, pero muchas veces  da miedo y a algunas personas hasta terror.

Una simple presentación de un ponente o la exposición elaborada de lo que hacemos pueden ser un camino de rosas o un calvario, dependiendo de nuestras habilidades o de la percepción que nosotros tengamos de nuestras capacidades. Sea lo que sea hablar en público no es forzosamente un don, y como la mayoría de las cosas se puede educar para que pase a formar parte del cajón de herramientas que potencian nuestra marca personal .

En mi vida profesional he tenido que hablar en público muchas veces, en pequeño comité o para audiencias grandes, y en mis inicios me vi forzado por las circunstancias a ser autodidacta lo que me llevó algún que otro dolor de barriga a causa de los nervios y de la incertidumbre.

Lo peor eran las presentaciones para obtener financiación, lo llamábamos rondas de financiación. Se trataba de convencer a través de una exposición a un grupo de analistas bancarios que nos dieran los recursos financieros necesarios para desarrollar un proyecto. El público no era numeroso pero si técnicamente exigente y como disponía de un tiempo reducido tenía que ser capaz de transmitir además del contenido del proyecto y su viabilidad, la confianza necesaria para provocar que se decidieran por nosotros y no por otros porque como siempre los recursos son escasos y los usos alternativos. Y al final solo había un si o un no.

Siempre acabé consiguiendo lo que me propuse, en parte gracias a la providencia y también porque una reunión de una hora me llevaba varios días de intensa preparación y ensayo ante el espejo.

Si hubiera tenido una guía, un modelo o una referencia estoy convencido que mis resultados hubieran sido todavía mejores, vaya extraordinarios.

Nuestra amiga Natalia Gómez del Pozuelo nos echa una mano y nos pone fácil el hablar en público. En un e-book de treinta páginas nos hace una puesta a punto en todos los aspectos a tener en cuenta para comunicar con éxito frente a una audiencia.  Y además, como la tecnología lo permite, combina la palabra escrita con el uso de material audiovisual que lo hace todavía más digerible.

Se llama “30 páginas esenciales para hablar en público ¡y tener éxito! y lo encontraréis en Amazon por sólo 1,33 € iva incluído.

Ya no tenemos excusas. Y no digamos nunca más : “yo para hablar en púbico no sirvo”.

127 páginas para posicionarte en la red

Moverse en la punta de un iceberg no es fácil, es una zona húmeda, resbaladiza y fría, hay que estar bien entrenado y tener  un manual de instrucciones al que poder echar mano en caso de necesidad. Si ya sabes quien eres, lo que quieres y como puedes conseguirlo, tienes el ochenta por ciento del iceberg de tu marca personal, la parte sumergida, a punto y solo te falta la punta, la parte visible.  Como estamos en Fiestas y es un buen momento para compartir te voy a decir una manera de empezar a sacar la punta de tu marca personal.

No se por qué será pero la mayoría de veces que me pongo a leer algo sobre posicionamiento o visibilidad en las redes mi producción de bostezos alcanza un nivel fuera de lo común, los encuentro un tostonazo, me proponen más trabajo a añadir al que normalmente tengo y acabo agobiado por lo que debería hacer y no soy capaz de llevar a la práctica.

Natalia Gómez del Pozuelo ha publicado un pequeño manual de posicionamiento en las redes, Por dónde empiezo 2.0 , que es realmente una excepción. Es ameno, conciso, va al grano, no plantea problemas y da soluciones. Lo he leído, he encontrado multitud de aplicaciones prácticas y no me he estresado.

Natalia nos introduce de manera práctica en el mundo resbaladizo de la visibilidad on-line a partir de su experiencia. No inventa nada y cada situación que expone tiene un contraste personal. Es una guía basada en una historia, su propia historia como escritora y de la promoción de sus libros Buen padre, mejor jefe y Dos de tres, la historia de cómo ha conseguido posicionarse en Internet y de los beneficios que ha obtenido.  Y esta es su gran aportación de valor, su caso de éxito.

Se trata de un libro breve, que se lee casi de un tirón y que te incita a ponerte manos a la obra de inmediato. Una buena excusa para hacerse un regalo o hacer un favor regalándolo, para sacar la punta de tu marca personal.

Que os aproveche la lectura.

Ser un ángel en el trabajo y un cabrón en casa o viceversa, ¿sabes cómo evitarlo?

Sinceramente conozco muy pocas personas que tengan un comportamiento totalmente coherente en todas las facetas de su vida. Si algunos de mis amigos o conocidos se siente ofendido anticipo mis disculpas y los que se sientan interpelados les recomiendo que lean el libro de Natalia Gomez del Pozuelo Buen Padre, Mejor Jefe ( Ed Empresa Activa 2010).

Lidiar en casa y en el trabajo no es una tarea fácil, intentar hacerlo bien es más difícil y si además queremos ser excelentes la cosa va para nota. Pero en realidad ¿podemos sacar provecho de nuestra experiencia como padres en el trabajo? o ¿es posible aplicar en casa, con los hijos, lo que hemos aprendido a través de nuestros colaboradores? En ambos casos se trata de acompañar, educar y motivar personas.

Natalia Gómez del Pozuelo nos explica a través de casos reales las semejanzas de ambas situaciones. “A andar se aprende andando; a nadar nadando; a ser buen jefe se puede aprender siendo buen padre”.

A lo largo del libro aparecen todas las situaciones en las que como padres y jefes nos hemos encontrado en múltiples ocasiones: Educar y dirigir ayudando a ser, autoridad o consenso, la comunicación como único camino para el entendimiento, el fomento de la autoestima o cómo afrontar los cambios con curiosidad positiva.

¿Por qué recomiendo este libro en un foro de marca personal? Hace unos meses contacté a través de un grupo de LinkedIn con la autora, seguro que ella ni se acuerda, y me comprometí a comprar y leer el libro. Al final lo hice y conforme iba avanzando me encontraba reflejado en muchos ejemplos y situaciones y esto me llevaba a reflexionar sobre mí, sobre mi experiencia como padre y como directivo y como empresario. Recordé muchos momentos de claridad y excelencia y otros de contradicción. Y como he tenido la fortuna de tener muchos hijos, seis para más señas y con un abanico de edades muy abierto, me ha ayudado a intentar ser un poco mejor.

Dicho en lenguaje de marca personal el libro nos remite a la parte más oculta de nuestro iceberg, nos ayuda a conocernos más para llegar a ser mejores, encontrar nuestro estilo propio y dejar nuestra huella. Es un libro creador de marca y es por esto que aconsejo su lectura. Un gustazo, Natalia.

Jordi Collell / asesor de marca personal