Entradas

¿Es el Personal Branding una ciencia?

 

Cito la primera definición de la R.A.E. de la palabra ciencia:

(Del lat. scientĭa).

1. f. Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales.

Entonces, ¿Es el Personal Branding una ciencia?. No. Y tampoco lo pretende ser. Y tampoco es una pseudociencia.

Goggle Images CC

Goggle Images CC

La ciencia no admite la cantidad de interpretaciones y recursos metodológicos que incluye el Personal Branding. Desde que empecé con esto, al menos he leído y oído unas 50 definiciones diferentes de Personal Branding. Me atreví, incluso, a redactar una definición propia: “El arte de invertir en ti“.

En cuanto a método, no hay uno universal. El 80% de los que dicen ser consultores en Personal Branding se basan en un medio como internet o 2.0 y no en un fin como pudiera ser una estrategia a 10 años. Entre el 20% restante, no son más de 5 los métodos existentes con cara y ojos en el mercado. La matriz de estrategia personal de Andrés Pérez Ortega, el Iceberg de la marca personal de Soymimarca, los 5 pasos que define Roberto Álvarez del Blanco, la Personal Balanced Score Card de Hubert Rampersad y poca cosa más.

Es posible que el Personal Branding (o Branding Personal) pueda utilizar elementos del campo de la ciencia para definir algunos de sus procesos. La neurociencia, y concretamente el neuromarketing son recursos que se pueden utilizar en procesos de branding aplicados a personas. Pero ni siquiera “neuromarketing“, “Branding” o “Personal Branding” son palabras dignas de aparecer en el diccionario de la RAE. Y sus versiones en Wikipedia son vagas e incompletas (por más que algunos colegas de profesión han tratado -sin éxito- de enmendar esa carencia).

Gracias a las iniciativas de algunos profesionales que están trabajando en un doctorado en Personal Branding como Jordi Collell, Javier Zamora Saborit, y quizás alguno más que olvido, y gracias a la iniciativa de la Universitat Ramon Llull / Blanquerna en crear el primer Posgrado en Personal Branding, conseguiremos que los procesos de marca personal se doten cada vez más de elementos científicos estructurados y medibles.

Hoy por hoy, sabemos que el “Personal Brander” perfecto debería tener competencias de coaching, de estrategia empresarial y de comunicación. Haberlos, haylos, pero son escasos.

Eso sí, confío en que el Personal Branding no figure nunca en “La lista de la vergüenza” junto a universidades, colegios oficiales y organismos públicos que promueven la pseudociencia.

Hoy toca reir. El humor siempre deja marca.

Es cierto que la economía no está para tirar cohetes. Pero si queremos sobrevivir al caos, necesitamos unos minutos de risa al día. Cuantos más mejor. Por si no lo recordabais, hoy se conmemora el día de los Santos Inocentes. El origen es ciertamente trágico, ya que según el nuevo testamento católico viene de la matanza de niños por parte de Herodes para acabar con el mesías. Pero en los países latinos esta conmemoración evolucionó hasta convertirse en las “inocentadas”, pequeñas bromas hechas a personas “inocentes”.

En 2010 hablamos ya de los beneficios de la risa. Os los recuerdo:

Está comprobado que la risa produce múltiples beneficios en el cuerpo, la mente y en las emociones. Por ejemplo, con cada carcajada se ponen en movimiento cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar cuando reímos. Además al reír, el cerebro hace que nuestro cuerpo segregue endorfinas, sedantes naturales del cerebro similares a la morfina, por eso cinco o seis minutos de risa continua actúan como un analgésico.  También segrega más adrenalina, lo que potencia la creatividad y la imaginación.

Nuestro cuerpo  también  se ve beneficiado ya que aumenta el flujo sanguíneo y la oxigenación de la sangre  y  baja la presión arterial.

Reduce el estrés, inmuniza contra la depresión y angustia y mejora la capacidad de memoria y aprendizaje.

La risa como fuente de salud ya aparece en la Biblia, donde es posible leer: “Un corazón alegre es como una buena medicina, pero un espíritu deprimido seca los huesos“.

En la India, se promueve la meditación de la rosa mística que consiste en nueve días  tres horas diarias de risa.

La filosofía china del tao también practica la risa. Un viejo consejo chino dice que para estar sano hay que reír treinta veces al día y al respecto los expertos afirman que con tres veces al día es suficiente siempre y cuando sea por más de un minuto cada una.

El doctor Patch Adams, del que se ha hecho una película muy recomendable, era un convencido del potencial del humor en la curación de las enfermedades e hizo del humor y la risa un aliado en la cabecera de sus enfermos

Si la risa trae tantos beneficios tanto fisiológicos como psicológicos, entonces, ¿por qué no nos reímos más?  Regala una risa cada día y verás los buenos resultados que tendrás. ¿Qué esperas para ponerte a reír?

Aquí tenemos un vídeo del genial Eugenio. No es una inocentada, pero estimula la risa.

[youtube]http://youtu.be/zzFWMpWMmyA[/youtube]

 

Storytelling: Somos lo que contamos

Entrevista con Antonio Núñez, comunicador y experto en storytelling


Esta semana tenemos el placer de entrevistar al autor de “Storytelling en una semana“, su último libro, de “Planificación estratégica”“La estrategia del pingüino”, “Será mejor que lo cuentes” y “Amores secretos” (este último de ficción). Tuve el placer de trabajar con él y he leído sus libros, auténticos manuales para cualquier emprendedor. Antonio Núñez asesora candidatos y partidos políticos, celebridades, medios de comunicación y marcas y empresas como Grupo BBVA, Grupo DANONE, HEWLETT PACKARD, McDONALDS, NOVARTIS,  REPSOL YPF o TELEFÓNICA I+D. Casi nada. 

GR: ¿Hay marca sin historia?

AN: No, nunca. Lo que hay es mucha marca con alzhéimer. Detrás de toda marca están sus fundadores, proveedores, distribuidores, clientes inspiradores y detractores. Y cada uno de ellos es una trama que a lo largo del tiempo nutre con numerosos capítulos y conflictos el gran relato de la marca. Por desgracia, en estos tiempos donde todos los ciudadanos reclamamos honestidad y autenticidad, aún quedan muchas organizaciones, personas o empresas que sufren una obsesión por la cirugía estética. Pagan por inyectarse silicona publicitaria artificial y se olvidan de que tienen magníficos relatos reales pendientes de ser rescatados y contados.

GR: El storytelling se está aplicando con éxito en empresas, en marcas comerciales, ¿qué pasa con las personas?

AN: Los relatos personales son el cemento de las relaciones humanas. Estructuramos las relaciones afectivas en términos narrativos. Son nuestros relatos los que nos hacen generar empatía y capacidad de conexión emocional con los demás. Un relato es un puente. Yo conecté con la figura de Nelson Mandela mediante un relato. Una vez en libertad, Mandela invitó a su carcelero a celebrar su cumpleaños. El carcelero se presentó en su casa con un regalo: un bote del crecepelo que le vio usar cada día de su cautiverio.  Con aquel relato descubrí que un político negro capaz de desarrollar una relación cordial con su carcelero blanco durante el apartheid era el líder unificador que Sudáfrica necesitaba. Somos lo que contamos y lo que nos contamos a nosotros mismos. Personas como Obama, Chávez, Bono de U2, Harvey Nichols y tantos otros ya lo saben.

GR: ¿Hemisferio derecho o izquierdo? ¿Cuál nos posiciona mejor?

AN: La neurociencia ha demostrado que nuestra atención busca patrones narrativos en el caos de estímulos informativos que nos inunda cada día. Tenemos sed cognitiva de relatos. Un relato logra captar un modo de atención de tipo proyectivo. Nos ponemos en la piel de su protagonista. Por eso logra poner en funcionamiento ambos hemisferios cerebrales: sentimos y analizamos, y ambas operaciones las detona un relato. Por eso un relato es altamente contagioso desde el punto de vista cognitivo.

GR: ¿Hacer un pingüino deja una marca imborrable?

AN: Como cuento en La Estrategia del Pingüino, gracias a las nuevas tecnologías vivimos en un mundo convulso de comunicaciones instantáneas, a tiempo real y de persona en persona. Lograr que muchos pingüinos se arrojen al agua y se interesen por mi mensaje una vez en mi vida no me garantiza que se vayan a mojar por mí una segunda vez. Hay factores de credibilidad, afinidad, empatía y círculos de confianza que influyen en nuestra capacidad para “lograr un pingüino”. Tener tus diez minutos de gloria no consagra tu marca personal para siempre. Hay muchos Susan Boyle y muy pocas Madonnas o Sinatras en el mundo pingüino…

Neuromarcas: Personal Branding sin límite

La ciencia avanza que es una barbaridad. Los últimos avances en neurología han dado pie a la neuro ciencia y con ello todo un mundo de neuro posibilidades con el neuro marketing. Si estudiamos, entendemos y aprendemos algo de inteligencia emocional y conocemos (y nos creemos) los últimos neuro descubrimientos  tenemos ante nosotros un sinfín de soluciones y posibilidades para intentar ser mejores.

Sí lo se; otra vuelta de tuerca. ¿Y por qué no? Esto significa que el personal branding no tiene tope, está en pleno proceso de crecimiento y carece de límites.

Desde Goleman y su Inteligencia Emocional muchos divulgadores –que no científicos- han ido transmitiendo para los neuro ignorantes –que lo somos casi todos- conceptos de fácil aplicación a nuestras marcas personales.

Hemos aprendido, por ejemplo, que los dos hemisferios cerebrales son diferentes: actúan como zonas totalmente contrapuestas de nuestro ser; el derecho es el creativo, divertido, imaginativo, impulsivo y soñador y el izquierdo el racional, el sereno, el matemático, el reflexivo.

Es importante saberlo, pero mucho más saber para qué sirve saberlo; para empatizar. Adivino desde qué hemisferio cerebral me habla mi interlocutor y así consigo establecer con él una comunicación en el mismo canal. Zas!, relación hecha, conexión realizada. Es todo un adelanto.

Por otra parte, desde la neuro logía va y nos cuentan que el cerebro no es estático e invariable, sino plástico. O sea, que de nada sirve ya decir… es que soy así, qué le voy a hacer… No, ese cuento ya no sirve. La plasticidad del cerebro significa que podemos hacerle cambiar. Si nos consideramos pesimistas, basta con mentalizarlos y entrenar a nuestro cerebro para que la plasticidad como cualidad lo moldee de nuevo y se comporte con optimismo.

Realmente esto es sólo el principio. Las aplicaciones de la neuro ciencia a las marcas personales son muchas, e infinitas. Para empezar, tomar conciencia de que no hay nada que no podamos conseguir. Y eso es mucho, mucho decir.

En soymimarca lo sabemos, y por ello estamos aplicando a nuestros conocimientos y nuestra experiencia todo aquello que puede hacer de las personas.

En 2011 nace el nuevo comunicador

Tendencias del 2011: “Crearlo es la mejor manera de predecir el futuro.” Peter Drucker

Todos somos conscientes que nos  movemos y vivimos en un nuevo ecosistema liderado por las nuevas tecnologías  por lo que la sociedad está sufriendo a una velocidad vertiginosa cambios en hábitos, comportamientos y relaciones. La neurociencia está empezando a estudiar los efectos a nivel  neuronal que producen estos cambios en nuestros cerebros.  Este es para mí  un tema  vital por lo que lo abordaré con mayor profundidad en otro post.

Ahora me centraré  en un post publicado el pasado 25 de diciembre  por Dolors Reig , Psicóloga social y editora principal de El Caparazón,  artículo que habla sobre tendencias  en el 2011. A continuación os hago un  resumen de los aspectos que más me han llamado la atención.

Según  Reig las palabras claves  para tener éxito en una sociedad compleja como en la que estamos viviendo son observación y cambio y para ello se requiere una gran dosis de flexibilidad y adaptación a las circunstancias que nos rodean en cada momento. La tendencia de cambios en comportamientos individuales  nos llevarán a un cambio de cultura donde habrá una menor penalización del error.

Además nos habla de las herramientas de mediciones en redes sociales  que serán cada vez más sofisticadas. También se producirá una  mayor integración de lo online y lo offline gracias fundamentalmente a la Mobile Web y sus derivaciones. Una vez más la tecnología pone a nuestro alcance múltiples  oportunidades que en  su momento parecían una utopía.

Seguiremos en un entorno de información abundante en el que el nuevo comunicador deberá, no solo captar la escasa atención disponible sino también actuar como crítico, como filtro profesional, trabajando activamente para ganarse un lugar como prescriptor, curador de los contenidos en las redes sociales que cada vez con mayor intensidad aglutinan la información y el conocimiento que nos son relevantes.

En definitiva, la tecnología avanza, hay una sobreestimulación de información, todo ello obliga a  adaptarnos a los nuevos medios. Lo importante no es ya el medio sino el mensaje, la historia que seamos capaces de contar. El mismo mensaje pero adaptado a las características específicas de cada medio. Multimedia, interactividad, personalización, seguirán siendo, entre otras, claves para la diferenciación del mensaje en lo social media.

La lectura de este post me ha resultado interesante, en el sentido que me reafirma  mi opinión sobre la importancia que tiene crear nuestra marca personal así como  adaptar nuestro mensaje según el medio en el cual nos movemos. Si el tema te resulta interesante puede leer íntegramente el post de Dolors Reig.

Que disfrutes de su lectura.

Montse Taboada / Personal Branding Coach / soymimarca

Valores personales y marca personal, por @guillemrecolons

¿Por qué las personas somos felices cuando hacemos lo que nos gusta y nos sentimos mal al hacer algo que va contra nuestros principios?

Porque afecta directa o indirectamente con nuestros criterios de valoración, nuestros valores (no confundir con creencias).

Si valoramos la disciplina, estaremos a gusto con aquellas actividades que incluyan un código de conducta rígido y ordenado (el ejército, por ejemplo). En cambio, si en esas condiciones nos obligan a desarrollar actividades creativas nos llegará la frustración.

A menudo, existen valores contrapuestos, como disciplina y creatividad, pero hay personas que pueden abrazarlos sin problemas.

Aquí listamos algunos valores positivos que desde soymimarca creemos que son los más relevantes: Respeto, Honestidad, Amor, Éxito, Diversión, Intimidad, Contribución, Creatividad, Justicia, Reconocimiento, Privacidad, Integridad, Disciplina, Seguridad, Paz, Aventura, Poder, Pasión, Salud, Confort, Responsabilidad, Mejora continua, Familia, Esfuerzo, Mérito.

Por supuesto, también existen valores negativos, como los celos, el temor, la humillación, la depresión

A la jerarquía de valores la llamamos escala de valores. Creamos nuestro “top 5”.

Si nos marcamos un objetivo en nuestra vida, en nuestro trabajo, en nuestro entorno, y no tenemos en cuenta nuestros valores, entraremos en un conflicto interno que creará un freno para llegar al éxito.

También es importante evitar los conflictos de valores, como tratar de ayudar a un pariente saltándonos normas cívicas. A veces, ciertos valores actúan como pantalla, como el éxito o el ansia de poder, que pueden desequilibrar otros aspectos de nuestra vida como nuestras relaciones personales

Nuestros valores están al frente de nuestra marca personal, y marcan nuestro comportamiento. Por eso es tan importante identificarlos, ordenarlos por prioridades y ser consecuentes. Por ejemplo, una persona que valore su intimidad y privacidad no debe ser forzada a exponer públicamente aspectos interiores de su vida. Una persona que valore la seguridad y la paz podría pensar en dedicarse al orden público.

Fotografía: shutterstock.com

Tú eres el genio de la lámpara. Toda la verdad en siete secretos.

Como por casualidad esta tarde me ha caído entre las manos el libro de Daniel H. Pink, Las Aventuras de Johnny Bunko, que ya tenía casi olvidado. Me ha venido a la memoria la primera vez que lo leí y las varias veces que lo he regalado a amigos  y clientes que por algún motivo oscuro estaban ocupados en su futuro profesional.

El tal Bunko Johnny es un tipo aparentemente normal, joven y que siempre ha seguido el recto camino marcado por los consejos  de sus mayores, tutores , consejeros y similares y ha acabado  realizando un trabajo aburrido y rutinario que le deja bastante o muy insatisfecho y que acaba preguntándose que hace un chico como él en un sitio como ese.

En estas que se le aparece una especie de hada madrina que parece una personal branding coach y le pone patas arriba sus principios y le revela seis secretos que le llevan al éxito.

El primer secreto es  que NO HAY UN PLAN. La cosa pasa por no ceñirse de manera férrea a una programación del futuro basada en razones prácticas y sí por escucharse a uno mismo, proponerse hacer aquellas cosas que realmente le  gustan  a uno y que permiten hacer un trabajo valioso aunque se aparte del guión familiar y social. Aquí no vale ponerse metas fijas y cortoplacistas sino dejarse llevar  como Ulises sin importar por donde se pasa y sin que esté claro el destino final.

El segundo secreto es CONCÉNTRATE EN TUS TALENTOS, NO EN TUS DEBILIDADES. La técnica es sortear las debilidades para enfocarse en los talentos porque los triunfadores no intentan mejorar en aquello para lo que no sirven sino que buscan aprovechar aquello en lo que son mejores. Preguntas del tipo ¿Qué hago bien con consistencia? ¿Qué me da energía en lugar de quitármela? ¿Qué clase de actividades me permiten “fluir”? son clave  para descubrir los talentos que cada uno de nosotros seguro tenemos. Por cierto lo de “fluir” viene por el estado mental operacional en el cual una persona está inmersa en lo que hace, caracterizado por un sentimiento de pertenencia y éxito en el proceso de una actividad según definición del gran Csikszentmihalyi, autor ya comentado en el post de nuestra amiga y colega Montse Taboada del 4 de Noviembre.

Estamos para servir a los demás. El tercer secreto del hada madrina / personal branding coach -que, por cierto, se llama Diana- es “NO SE TRATA DE TI” porque “los que triunfan ayudan a sus clientes a resolver sus problemas. Les brindan algo que ni saben que necesitaban. Ahí es donde depositan  su talento y energía. En cualquier trabajo, la gente valiosa consigue lo mejor de los demás, hacen que su jefe brille y que el equipo triunfe”.

La persistencia y el interés compuesto tienen un punto en común, el interés va creciendo a través del tiempo de manera que poco dinero se convierte en una gran suma  y un poco de persistencia mejora el rendimiento que alienta  más persistencia y así hasta donde se quiera llegar. El  mundo está lleno de personas con talento que no han persistido, que no han invertido las horas necesarias, que se han rendido rápidamente, que pensaron que con tener talento bastaba mientras otras personas con menos talento les pasaban por encima. La motivación, el hacer las cosas por gusto, alienta a la persistencia y a mayor persistencia hay mayor. Y el cuarto secreto es: LA PERSISTENCIA AVIVA EL TALENTO.

Las personas que triunfan cometen errores espectaculares, grandes metidas de pata porque quieren hacer algo grande  y cada vez que se equivocan aprenden y dan un paso hacia la excelencia. Pensar en grande, equivocarse, aprender y triunfar…el quinto secreto es…COMETE ERRORES EXCELENTES.

Las personas que realmente triunfan  sirven a algo más grande que ellos, tienen un propósito y dejan a sus empresas, comunidades y familias mejor de lo que las encontraron. Un buen ejercicio es imaginar el momento de nuestro funeral y ver  por lo que seremos recordados, si hemos hecho algo importante para alguien, si hemos marcado la diferencia.  El sexto y último secreto es: DEJA HUELLA.

Y como todo tiene su moraleja añadamos un séptimo secreto: Dejemos de preocuparnos por nuestro futuro y seamos proactivos. Las personas que conocen y ponen en práctica los seis secretos de Alicia destacan sobre las demás, son una opción preferente frente al resto y tienen notoriedad.  El séptimo secreto es: DESARROLLA TU MARCA PERSONAL.  ¿A qué esperas?

Jordi Collell / Personal Branding Coach / soymimarca

El 85% de nuestras decisiones las tomamos de manera subconsciente y solo un 15% son decisiones realmente conscientes

A pesar de que  la gran mayoría de nosotros hemos sido educados en la razón  y la lógica, todos sabemos que las emociones siempre han jugado un papel importante  en nuestra vida.

Como psicóloga  me  he interesado por los estudios realizados por el  neurocientífico portugués Antonio Damasio, sobre el papel fundamental que las emociones y los mecanismos inconscientes del cerebro juegan en la toma de decisiones.

Se estima que el 85% de nuestras decisiones las tomamos de manera subconsciente y que solo un 15% son decisiones realmente conscientes.

¿Cómo es posible que todavía existan entornos empresariales que  no tengan en cuenta estos  datos?  ¿Qué relación a largo plazo  pueden establecer con  su público y/o consumidores?

En un momento de crisis como el que estamos viviendo creo que  “ninguna estrategia de negocios inteligente puede darle la espalda a la Neurociencia”. Cuando hablo de estrategias de negocios me refiero a estrategias que tienen que ver con seres humanos, tanto los  que las conciben como los que son destinatarios de las mismas.

Es una época en la que toda empresa debe contar con un enfoque multidisciplinario y con profesionales con marcas personales fuertes que se conviertan en  los  embajadores corporativos de la misma.

No estamos ante una época de cambio sino ante un cambio de época*

Entender  el comportamiento, comprender las etapas del aprendizaje humano, la toma de decisiones, etc., requiere analizar el proceso desde diferentes enfoques, desde distintas disciplinas, en consecuencia  solo un equipo multidisciplinar  válido puede afrontar con éxito la creación  de marcas personales.

Y es por eso que afirmo que darle la espalda a la neurociencia implicaría renunciar a aquello  que decimos querer conocer: el ser humano.

Ya es hora de que empecemos a dar importancia a lo que verdaderamente es importante, las personas, ya que al fin y al cabo las empresas están constituidas, por eso, por PERSONAS.

Montse Taboada / Coach

*Leonardo da Vinci.

El iceberg soymimarca de la marca personal

Queríamos encontrar una metáfora visual para explicar nuestro proceso de construcción de la marca personal, y nos ha parecido que el iceberg es la representación perfecta de nuestro método de trabajo. Muchos piensan que la marca personal es la parte emergente del iceberg, la de las redes sociales, los blogs, el networking… , pero lo cierto es que esa parte no sirve de gran cosa si antes no hemos trabajado la parte sumergida, la que define nuestra posición actual, analiza el porqué de esa posición, traza una nueva hoja de ruta y determina unas herramientas para seguirla.

La marca personal es el iceberg al completo. No existe lo uno sin lo otro. Igual que no existe 2.0 sin 1.0 Además de la imagen, os dejamos un vídeo que explica con mayor detalle el funcionamiento del iceberg soymimarca.

Esperamos que os animéis a construir desde hoy vuestra marca con nosotros. Es una buena inversión: invertir en uno mismo. ¿Cuándo empezamos?