Entradas

¿Es el Personal Branding una ciencia?

 

Cito la primera definición de la R.A.E. de la palabra ciencia:

(Del lat. scientĭa).

1. f. Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales.

Entonces, ¿Es el Personal Branding una ciencia?. No. Y tampoco lo pretende ser. Y tampoco es una pseudociencia.

Goggle Images CC

Goggle Images CC

La ciencia no admite la cantidad de interpretaciones y recursos metodológicos que incluye el Personal Branding. Desde que empecé con esto, al menos he leído y oído unas 50 definiciones diferentes de Personal Branding. Me atreví, incluso, a redactar una definición propia: “El arte de invertir en ti“.

En cuanto a método, no hay uno universal. El 80% de los que dicen ser consultores en Personal Branding se basan en un medio como internet o 2.0 y no en un fin como pudiera ser una estrategia a 10 años. Entre el 20% restante, no son más de 5 los métodos existentes con cara y ojos en el mercado. La matriz de estrategia personal de Andrés Pérez Ortega, el Iceberg de la marca personal de Soymimarca, los 5 pasos que define Roberto Álvarez del Blanco, la Personal Balanced Score Card de Hubert Rampersad y poca cosa más.

Es posible que el Personal Branding (o Branding Personal) pueda utilizar elementos del campo de la ciencia para definir algunos de sus procesos. La neurociencia, y concretamente el neuromarketing son recursos que se pueden utilizar en procesos de branding aplicados a personas. Pero ni siquiera “neuromarketing“, “Branding” o “Personal Branding” son palabras dignas de aparecer en el diccionario de la RAE. Y sus versiones en Wikipedia son vagas e incompletas (por más que algunos colegas de profesión han tratado -sin éxito- de enmendar esa carencia).

Gracias a las iniciativas de algunos profesionales que están trabajando en un doctorado en Personal Branding como Jordi Collell, Javier Zamora Saborit, y quizás alguno más que olvido, y gracias a la iniciativa de la Universitat Ramon Llull / Blanquerna en crear el primer Posgrado en Personal Branding, conseguiremos que los procesos de marca personal se doten cada vez más de elementos científicos estructurados y medibles.

Hoy por hoy, sabemos que el “Personal Brander” perfecto debería tener competencias de coaching, de estrategia empresarial y de comunicación. Haberlos, haylos, pero son escasos.

Eso sí, confío en que el Personal Branding no figure nunca en “La lista de la vergüenza” junto a universidades, colegios oficiales y organismos públicos que promueven la pseudociencia.

Marca Personal con los 5 sentidos (5): El Olfato

El olfato es un sentido por el cual se perciben los olores y su órgano sensorial es la nariz. Por medio de las mucosas de su interior se recogen los olores y éstos luego van al cerebro, a una zona específica de almacenamiento de recuerdos y emociones, de para que sean interpretados. Así pues, de nuevo, es el cerebro quien nos indica a qué huelen las cosas o las personas, y qué nos evoca ese olor.

En los seres humanos el sentido olfativo está menos desarrollado que en la mayoría de los mamíferos; sin embargo, disponemos de más de 10 millones de células que recogen los olores y que nos permite distinguir cerca de 10.000 olores diferentes.

Un reciente estudio elaborado por Laboratorios Vicks sobre el olfato y las emociones analizó la importancia que tiene el sentido olfativo para la gente en su vida a diaria. Es curioso saber que la mayoría de las personas consideran que olfato como uno de los sentidos más importantes, que el aroma preferido por más de la mitad de la población es el olor de los seres queridos, o que el olor es mayor motivo de rechazo que el propio aspecto físico. Además, buena parte de las personas afirman que la pérdida de olfato afecta su estado de ánimo.

Diversos estudios publicados concluyen que más del 75 por ciento de las personas coinciden en considerar que el olfato es uno de los sentidos más importantes. Además, tres de cada cuatro personas consultadas afirma que el olor tiene bastante o mucha importancia en las relaciones personales, y muchas de ellas lo consideran clave.

 

 El olor de las cosas

La vía para la búsqueda de nuevas fórmulas para cautivar al cliente siempre ha estado abierta en el marketing. El llamado Marketing Aromático se transformó en una técnica de estimulación y transmisión de sensaciones utilizando como canal nuestro sentido del olfato, tal y como afirma un interesante artículo de Puromarketing.

El Marketing Aromático o Aromarketing también llamado Sensory Branding, surgió hace ya varios años a partir de una investigación científica en la Universidad de Rockefeller que reveló nuestras capacidades de afectación y recuerdo, concluyendo que el ser humano recuerda el 5% de lo que ve, el 2% de lo que oye, el 1% de lo que toca, contra un 35% de lo que huele. Datos realmente sorprendentes.

Por ejemplo Bankinter ha creado su propia marca y esencia aromática; un elemento más de generación de identidad propia, reconocible y perceptible a través del sentido del olfato.

“El perfume de Bankinter sabe a Naranja con un regusto de Jazmín. Aromas que se eligieron por su capacidad de reflejar valores como la originalidad, la integridad, la agilidad y el entusiasmo.”

Otro de los sectores que utiliza el olor como estrategia de marketing es el del automóvil. Por ejemplo, ningún coche de Volkswagen sale hacia el concesionario sin antes haber pasado previamente un test de olor. “Para nosotros es muy importante que el coche huela “con estilo”.

 

El olor de las personas

El 63 por ciento de la gente rechazaría a una persona por su olor, frente al 37 por ciento que lo haría por su físico. Este aspecto es más importante para las mujeres, ya que siete de cada diez de ellas así lo cree, mientras que para los hombres olor y aspecto físico juegan un papel más equlibrado.

El 59 por ciento de las personas coincide en destacar que la mayor ventaja del sentido del olfato es poder disfrutar de múltiples aromas. Por otro lado, el 24 por ciento de las personas señala que le inspira ganas de comer.

Es evidente que si el olor que percibimos de las personas es permanente a lo largo del día, el olor que nos transmiten las personas adquiere una notoria relevancia.

Es igualmente sorprendente que el olor corporal es tan único como las huellas dactilares. Cada organismo produce su propio aroma a partir de sus reacciones y sus circunstancias. Esto ha llevado a científicos a desarrollar dispositivos para identificar aromas individuales, con el fin de encontrar criminales, terroristas o niños desaparecidos. ¡Increíble!

 

Las  Mujeres huelen a cebolla y los hombres a queso.

Según un estudio realizado por investigadores de Firmenich el olor corporal de las mujeres se hallas altos niveles de azufre. Éstos, al mezclarse con las bacterias, producen una sustancia llamada tiol, cuya esencia es similar a la cebolla. En los hombres, sin embargo,  predominan los ácidos grasos, cuya unión con microorganismos origina un aroma parecido al queso.

El olor revela también el tipo de dieta de cada persona y a veces nos lo traslada de forma poco agradable. Comidas picantes como el ajo, el curry o la cebolla contienen compuestos que pueden permanecer en el sudor. Si te alimentaste con gran cantidad de estos alimentos y condimentos, su aroma puede persistir  hasta 24  horas después de ingerirlos. ¡Toma nota!

Los olores suaves actúan como potenciadores del apetito sexual, y además tienen un claro poder evocador, porque tienen la capacidad de generar recuerdos. (Toma también nota).

 

Olores y marcas personales

Hemos aprendido un poco más del olor. Debemos saber los beneficios que aporta un aroma agradable en recuerdos y sensaciones. De nosotros depende cómo poder dominarlos para que puedan ayudar a sumar y nunca a restar argumentos a nuestra marca personal.

Hay por internet decenas de consejos sobre qué colonia elegir (afirmo no practicar este apartado).

Vigila tu alimentación siempre antes de reuniones y entrevista, ¡y no digamos si tienes que intervenir en público!

Alimentación, control del sudor, limpieza… no estropees un buen momento para tu marca.

 

 

Neuromarcas: Personal Branding sin límite

La ciencia avanza que es una barbaridad. Los últimos avances en neurología han dado pie a la neuro ciencia y con ello todo un mundo de neuro posibilidades con el neuro marketing. Si estudiamos, entendemos y aprendemos algo de inteligencia emocional y conocemos (y nos creemos) los últimos neuro descubrimientos  tenemos ante nosotros un sinfín de soluciones y posibilidades para intentar ser mejores.

Sí lo se; otra vuelta de tuerca. ¿Y por qué no? Esto significa que el personal branding no tiene tope, está en pleno proceso de crecimiento y carece de límites.

Desde Goleman y su Inteligencia Emocional muchos divulgadores –que no científicos- han ido transmitiendo para los neuro ignorantes –que lo somos casi todos- conceptos de fácil aplicación a nuestras marcas personales.

Hemos aprendido, por ejemplo, que los dos hemisferios cerebrales son diferentes: actúan como zonas totalmente contrapuestas de nuestro ser; el derecho es el creativo, divertido, imaginativo, impulsivo y soñador y el izquierdo el racional, el sereno, el matemático, el reflexivo.

Es importante saberlo, pero mucho más saber para qué sirve saberlo; para empatizar. Adivino desde qué hemisferio cerebral me habla mi interlocutor y así consigo establecer con él una comunicación en el mismo canal. Zas!, relación hecha, conexión realizada. Es todo un adelanto.

Por otra parte, desde la neuro logía va y nos cuentan que el cerebro no es estático e invariable, sino plástico. O sea, que de nada sirve ya decir… es que soy así, qué le voy a hacer… No, ese cuento ya no sirve. La plasticidad del cerebro significa que podemos hacerle cambiar. Si nos consideramos pesimistas, basta con mentalizarlos y entrenar a nuestro cerebro para que la plasticidad como cualidad lo moldee de nuevo y se comporte con optimismo.

Realmente esto es sólo el principio. Las aplicaciones de la neuro ciencia a las marcas personales son muchas, e infinitas. Para empezar, tomar conciencia de que no hay nada que no podamos conseguir. Y eso es mucho, mucho decir.

En soymimarca lo sabemos, y por ello estamos aplicando a nuestros conocimientos y nuestra experiencia todo aquello que puede hacer de las personas.

No te vayas….

Es evidente que –al margen de cual sea la situación del mercado de trabajo- uno de los retos de la gestión de personas es la retención de la gente valiosa, lo que los profesionales denominamos retención del talento.

Conservar a la gente con más talento, más motivada y con mayor potencial de talento, (ojo porque estas tres cualidades normalmente no van unidas) es cada día más difícil, porque los mercados y las necesidades tanto de las organizaciones como de las personas cambian cada día y los profesionales, tienen cada día más certeza, sobre el hecho de que sus carreras pasan por cambios constantes y continuos.

Hoy saber retener a la gente valiosa (y ayudarles a gestionar su marca personal) ha de ser uno de los hitos de la buena gestión empresarial.

Pau Hortal / socio consultor