Entradas

Pau Hortal, nuevo socio de SOYMIMARCA: “No tengas miedo a hacerlo mejor”

Pau Hortal, referente de RRHH en España, es desde hoy socio de SOYMIMARCA.

Con más de 30 años de experiencia en el campo de recursos humanos y fundador de CREADE, fue, conjuntamentre con Felipe Uria, introductor del concepto de outplacement y de las metodologías de orientación profesional de nuestro país.

En la actualidad, Pau es socio de Grupo Especialistas –tecnología para RRHH-, de Alius Modus –Responsabilidad Social Corporativa- y Redes Sociales Profesionales –creación de plataformas corporativas para empresas, asociaciones y colectivos-.

Su incorporación a SOYMIMARCA obedece a una convicción por su parte de que el personal branding constituye la herramienta indispensable para que los profesionales se conviertan en la opción preferente, ya sea desde una perspectiva de empresa como individual.

Pau aporta a SOYMIMARCA su dilatada experiencia profesional, su capacidad para crear y desarrollar nuevas herramientas y metodologías de orientación y por último nos aportará las  plataformas tecnológicas dearrolladas por Grupo Especialistas que facilitarán la prestación de servicios de calidad a nuestros clientes.

No tengas miedo a hacerlo mejor

En en plano personal, permitidnos una pequeña licencia: La labor de Pau durante estos años ha consistido, entre otras muchas cosas, en que RRHH no sean las siglas de “Recursos Humanos” sino de “Relaciones Humanas”. Tal vez lo haya conseguido siguiendo un principio suyo: “No tengas miedo a hacerlo mejor”.

Autoconocimiento, Autoconciencia y Acción + Iniciativa, Ímpetu e Impacto

ENTRE LAS Aes Y LAS Íes

No existe un método único e infalible para el desarrollo de la acción. Para empezar a mí me gustan las Aes.

La tripleta compuesta por Autoconocimiento, Autoconciencia y Acción me apasiona y creo que es uno de los juegos de iniciales más interesantes para las personas.

  • Autoconocimiento porque sin una profunda reflexión sobre nosotros y nuestra situación, un conocimiento de nuestros límites, es difícil emprender un proyecto personal.
  • Autoconciencia porque va más allá del conocimiento. SI no soy consciente de lo que soy, además de saberlo, poco o nada influirá sobre mi actitud (que también empieza por A).
  • Acción, qué concepto tan amplio y tan bonito; saber hacer, hacer saber, estar. Esos infinitivos que implican la puesta en marcha de la actitud, fruto de las aes anteriores.

Y luego están las Íes, sobre las que he analizado un paralelismo con esta propuesta de la aes, y que se basa en Iniciativa, Ímpetu e Impacto. Está mal que lo diga, pero me ha quedado bordado. Me encanta y quería compartirlo con vosotros.

  • Iniciativa porque además de señalar hacia la actitud define muy bien a las personas capacitadas, emprendedoras, dinámicas, los actores de este mundo que hacen progresar las cosas, las empresas y las ideas.  Y sobre todo a sí mismos.
  • Ímpetu. Corazón, arrojo, valor, espíritu, vigor. Es aquello que hace que no desfallezcamos. Más aún, que ni nos lo planteemos. El ímpetu es la fuerza y la energía para llegar lo más lejos posible con nuestra iniciativa.
  • Impacto. ¿Acaso no pretendemos dejar huella? Es esa sensación que pretendemos transmitir en los demás. Porque somos así y así queremos que se nos reconozca. Porque es nuestra marca y porque es lo que pretendemos al transmitirla y al comunicarla.

Apúntate a las tres Aes, y después a las tres Íes. ¿Te ha gustado? Gracias por estar ahí.

Mientras lees esto, alguien en algún lugar está buscando tu nombre en Google

Ahora mismo, mientras lees esto, alguien en algún lugar está escribiendo tu nombre en Google u otro motor de búsqueda.

Te guste o no, tu vida entera pasa a la velocidad de la luz por delante de esa persona que busca información sobre ti. En ese momento pueden pasar cuatro cosas:

  1. Tu nombre es algo común y aparecen 3.000 páginas relacionadas con él, pero resulta que tuyas solo hay dos o tres, y nadie puede saber cuáles son.
  2. No apareces
  3. Apareces de forma inequívoca, pero vinculado a cosas poco o nada interesantes: juergas locas, borracheras, estafas, pleitos, insultos…
  4. Apareces de manera correcta, con información adecuada, actualizada e inequívocamente tuya.

Se trata de cuatro escenarios muy diferentes que requieren reacciones distintas. Como aperitivo, aquí algunas pistas:

  1. Nombre común. Si tienes dos apellidos, úsalos, seguro que de esta manera evitarás coincidencias. Si los dos apellidos son muy comunes (Pérez García, por ejemplo), búscate un buen “nickname”, un nombre clave que se asocie solo a ti.
  2. No apareces. Es mejor no estar que estar mal, pero no aparecer significa NO EXISTIR, así que está claro que necesitas empezar a dar visibilidad a tu marca personal en la red.
  3. Apareces, pero mal. En este caso te advierto que la huella de internet es inborrable. Pero dando a conocer tu parte positiva podrás “esconder” esas noticias negativas que la red tiene de ti. Un primer consejo es crear una cuenta en Linkedin con un perfil público. Un segundo consejo es comentar noticias y blogs que puedan ser de tu interés. Esto te ayudará a corregir esa reputación online.
  4. Enhorabuena. Tu marca personal online funciona de maravilla. Si además tienes claro quién eres, dónde quieres llegar y cómo, doble enhorabuena, tu MARCA PERSONAL está bien perfilada.

De todas formas, las soluciones de los tres primeros supuestos son tácticas. Mi consejo es que traces una estrategia de marca personal, algo más complejo y que posiblemente requiera cierta ayuda externa, pero muy efectivo.