Entradas

7 estrategias para sobrevivir a un cambio de jefe

Los cambios siempre nos ponen en estado de alerta, el respeto a lo desconocido puede convertirse en terror cuando de ello depende nuestro sustento y nuestra carrera. Si te han dicho que vas a tener un jefe nuevo no te preocupes, relájate y pasa a la acción. Y no olvides que saber transmitir lo quien eres , lo que quieres y lo que eres capaz de hacer a tu nuevo jefe es una acción básica de marca personal.
No tengo una receta mágica para superar la situación con nota pero creo que mi experiencia te puede resultar de utilidad.

1) Anticípate. Prepara a consciencia el mensaje que quieres dar a tu nuevo jefe. Vas a tener delante de ti a uno de tus clientes importantes, no dejes nada al azar, una presentación bien hecha despejará sus dudas y te posicionará.

2) No vayas a poner más problemas, ponte en su lugar y pregúntate qué esperarías que tus nuevos colaboradores te dijeran. No lo agobies con montañas de problemas y mucho menos con tus fantasmas. No hables mal de nadie y deja que el saque sus propias conclusiones de personas y situaciones.

3) Infórmate sobre tu jefe y  analiza su estilo. Esto es relativamente sencillo puedes buscar información en la red o a través de contactos, inténtalo y verás que da resultados excepcionales. Y cuando ya estés con el pregunta y comparte aquello que puede ser objeto de fricción.

4) Se positivo y di siempre la verdad. Presenta planes de acción realistas porque muy pronto tendrás que rendir cuentas y no escondas situaciones desagradables. Cuando tengas que decir algo comprometido o problemático no te quedes en la narración y presenta propuestas aunque al final tenga que decidir el.

5) Se objetivo. Los juicios de valor y las suposiciones pueden ser interpretadas como alucinaciones, evítalos. Plantea siempre situaciones contrastadas y en caso de tener que echar una moneda al aire dilo y no se te interpretará mal.

6) Arréglatelas para colaborar directamente con él. Busca un proyecto en que sea necesaria la interacción y explótalo a fondo, será una de las mejores inversiones en ahorro de tiempo y conocimiento mutuo.

7) Se comprensivo. Piensa que en los primeros meses su agenda estará sobrecargada, no seas tú un lastre, ayuda a aligerarla.

Y si no te atreves a poner en marcha los puntos anteriores , en lugar de desanimarte contáctanos y te ayudaremos. Tenemos los recursos y la veteranía para que salgas con vida y reforzado de la experiencia.

Jordi Collell