Entradas

Marcas personales y singulares (I), por @guillemrecolons

En las últimas dos semanas han acontecido hechos muy importantes en mi entorno laboral y personal. Gracias (o a causa de) a ellos, he podido conocer a personas, marcas personales muy singulares que me han dejado una huella imborrable.

Seguro que a algunas de ellas ya las conoces, pero ahora te explicaré el por qué de esa singularidad, y por supuesto, te invito a seguir sus perfiles.

Marcas personales y singulares

Alfredo Vela, el rey de las infografías… y mucho más

Alfredo Vela, el rey de las infografíasPor supuesto, ya nos conocíamos en el mundo virtual, con muchos encuentros y coincidencias. Para mi Alfredo era la marca de las infografías, es una de sus pasiones que ha acabado convirtiendo en modelo de negocio.

Pero al conocerle personalmente llegan matices que a menudo no se perciben a través de los bits: bajo ese semblante serio y esa voz grave se esconde un tipo cercano, abierto, casi diría que campechano.

Orgulloso de la niña de sus ojos, Valladolid, no duda en ejercer de embajador de su marca en cuanto puede. Por ejemplo, durante la Semana de Redes Sociales de Castilla y León que ya lleva 7 años organizando.

Conoce a centenares de personas que ejercen cierta influencia digital en distintos ámbitos, especialmente el de RRHH, comunicación online, infografías…  e interactúa con todos ellos en cuanto detecta un contenido de valor para compartir.

Recientemente se ha relanzado a la autoría editorial con un exquisito libro para los que quieran arrancar y dominar Twitter; lo mejor, el título: El libro de Twitter. Un libro así, casi una infografía de 500 páginas, solo lo podría haber planteado Alfredo.

Pedro Rojas, el investigador de la red

Pedro Rojas, socio de The Plan CompanySeré sincero. Mi imagen estereotipada previa de Pedro @seniormanager era positiva en cuanto a lo profesional pero con un punto muy frío en cuanto a las relaciones con los internautas. Me equivoqué. Pedro no es frío, todo lo contrario, es bastante pasional, pero su estilo, forma de hablar y de mirar es relajado, tranquilo, un punto irónico pero interesante.

Desde The Plan Company trabaja con María Redondo y un buen grupo de profesionales desde hace años educando a las empresas para sobrevivir y tener éxito en los entornos digitales. ¿Quién no ha leído alguno de sus libros? Es formador, consultor, pero sobre todo tuve la impresión de que es investigador de recursos y un excelente provocador.

Lo conocí en Valladolid, junto a Alfredo Vela en la VII semana de las Redes Sociales de Castilla y León, y me pareció un brillante comunicador y un removedor de conciencias. Me alegro de haber cambiado una imagen equivocada. Yo de ti le seguiría en Snapchat.

Óscar Puente, el alcalde tuitero

Óscar Puente, el alcalde 2.0El alcalde de Valladolid podría ser tu vecino de enfrente. Desenfadado, informal, cercano, con un punto de humor del que pocos políticos pueden hacer gala.

Óscar no se molestará si le tuteo, seguro que le cabrearía que le hablara de usted, porque si alguna cosa interesante tiene la política local es que no fingen ir a los mercados cuando hay campaña: van todas las semanas y se relacionan con los ciudadanos como uno de ellos.

Es un alcalde apasionado por Twitter: no tan famoso como el alcalde andaluz de Jun, Oscar tiene una comunidad de cerca de 12.000 seguidores, y lo mejor es que gestiona él mismo su cuenta (a veces a escondidas de su familia). Síguelo, no te defraudará aunque no seas de su partido político: @oscar_puente

José Facchín, el rey del posicionamiento orgánico

José Facchin, especialista en SEOEste hombre no pasa desapercibido. Además de sus dimensiones físicas, yo diría que es un tipo grande por la humanidad que desprende y por su exquisita profesionalidad. Es un referente del SEO en España y en el mundo, y además representa a SemRush y otras herramientas de comunicación online en España.

Con esa música que solo tienen los argentinos al hablar, José tiene una muy buena comunidad online, y si tuvieras que elegir una única plataforma para seguirle además de su blog yo elegiría Pinterest, cuyos 92 tableros y más de 16.000 pines esconden excelentes tutoriales para entender mejor Internet y las redes sociales.

Mónica Mendoza, energía para vender

Mónica Mendoza, la psicología de la ventaYa la conocía, de pocos minutos en la presentación del libro de María A. Sánchez “No imagen”. Pero esta vez la pude disfrutar de media hora arrolladora en que nos dio esta psicólogo a todos los asistentes en el Personal Branding Lab Day 2016 una lección de comunicación en el escenario hablando de ventas.

Sí, ese es su fuerte, es una locomotora de pasión e ilusión que contagia buen rollo por los cuatro costados. A Mónica no deberías seguirla solo en las redes, lo ideal es verla en directo. Pocas veces me he reído tanto mientras me entraban conceptos comerciales por el otro lado del cerebro. Genial. Acaba de publicar con Alienta  “Píldoras de motivación para comerciales y emprendedores”. Yo no me lo perdería.

Helena Casas, la cazadora de luz

Helena Casas, la buscadora de luzTambién la conocía, de una visita fugaz en el despacho. Pero durante el Personal Branding Lab Day he tenido ocasión de conocerla un poco más. Si Mónica no es muy alta pero es muy enérgica, Helena es la antítesis: Su 1,75 de altura transmite y contagia paz, armonía, luz. Si mezclas a una psicólogo con una fotógrafa y le añades habilidades avanzadas de comunicación online, marca personal y WordPress, el resultado es una promesa de marca: “light hunter” como así se define ella. Es coautora del libro “Cómo ser primeros en Google sin pagar”.

¿Qué hace una buscadora de luz? Pues investigar el mejor lado de las personas y ponerlo en un plan de comunicación para empoderar a esas personas.

Es un perfil híbrido interesante, pero ninguna de sus competencias le sobra para sumar a esta promesa de marca. Sigue su blog, y no te pierdas su Instagram.

José Poblete, el médico que habla tu lenguaje

José Poblete, el doctor empáticoQuizás el nombre no te diga nada. No encontrarás al Dr. Poblete, neurocirujano, en muchas redes sociales. Lo puedes encontrar en Doctoralia, con solo cuatro opiniones, pero las cuatro son de 5 estrellas. Eso es una marca personal.

¿Qué tiene de especial este hombre? Es un concentrado de amabilidad, humanidad, proximidad y empatía muy difícil de encontrar en la profesión médica. Recientemente ha tratado a un familiar cercano y me ha sorprendido el nivel de involucración personal con sus pacientes: mientras mi pariente estuvo ingresado en la clínica, no dejó de verlo y hablar con él y la familia ni un solo día, incluyendo sábados y domingos.

Cuando trasladamos a mi familiar a un centro más especializado, el Dr. Poblete siguió interesándose por su salud día sí y día también a través del teléfono. Impresionante, pura humanidad, pura empatía.

 

Marcas personales muy singulares, encuentros que refuerzan la idea de que en la humanidad aun queda esperanza.

Mejora y Gana: Manual de marca personal para la búsqueda de empleo

Ya está aquí “Mejora y gana”

Esta semana tengo el placer de recomendaros un nuevo libro sobre marca personal que tiene parte del ADN Soymimarca: MEJORA Y GANA, manual para la búsqueda de empleo. El libro está avalado por sus autores y colaboradores: Pablo Adán , Pablo Alonso, Ximo Salas, con prólogo de Pedro Rojas e introducción de nuestro buen amigo Oscar Del Santo

En palabras de Oscar del Santo, “contrariamente a lo que muchos podrían pensar, la marca personal se basa precisamente en lo más auténtico y genuino de nosotros mismos: nuestro estilo e idiosincrasia, nuestros valores y la clarificación cognitiva a la que nos ayuda este libro con sus ejercicios prácticos para determinar cuáles son las metas a las que no estamos dispuestos a renunciar y por las que lucharemos capacitándonos y mejorando nuestras destrezas y conocimientos si esto resultara necesario. A partir de ese momento, se nos invita a tomar las riendas de nuestro propio marketing personal y a configurar una marca que refleje de forma fehaciente tanto en el mundo físico como el virtual quiénes somos y qué aspiramos a ser; una marca viva en el tiempo que se irá transformando y evolucionando al mismo tiempo que nuestras vidas.

Tu marca personal será siempre el acicate y a la vez uno de los instrumentos preferenciales en acercarte más y más a tu sueño en el mercado laboral: hasta que un día, como es mi caso, el sueño se convierta en realidad. Para lograrlo, te animo ahora a empaparte de los conceptos y ejemplos que nos brindan Ximo y los dos Pablos en este utilísimo manual. No tienes nada que perder y sí mucho que ganar. Realmente merecerá la pena.”

Tuve el honor de tener en mis manos y leer uno de los primeros ejemplares, aún con olor a tinta y cizalla, y me parece un excelente ejercicio de concreción de beneficios de una gestión correcta de la marca personal. Muy a menudo nos preguntan ¿Para qué sirve eso de la marca personal? Este libro tiene alguna respuesta, pero ante todo la marca personal no sirve para, se tiene, se gestiona y se implementa para conseguir unos objetivos muy determinados. Entre ellos está encontrar un empleo, el eje central de este libro.

No cuento más, mejor lo descubrís por vosotros mismos en este enlace. Felicidades a los autores por la iniciativa y a los lectores por su voluntad de encontrar el mejor trabajo posible gestionando bien la marca personal.

Por cierto, el color de la cubierta… ¿no os es familiar?

Mujeres al poder, Womenalia, INESDI, Soymimarca y Marca Personal femenina

Ayer tuvo lugar en Madrid el INSPIRATION DAY organizado por WOMENALIA. Tuvimos la suerte de estar ahí todo el día con nuestros amigos de INESDI en un stand realizando speed audits de marca personal. Y vaya si hicimos, fue un non-stop, un exitazo. Esperamos tener listo el test para ofrecerlo en esta web en pocos días. Si uno sigue el hashtag de Twitter #inspirationday se da cuenta de la importancia de los contenidos tratados en esa “feria”. A modo de ejemplo, aquí van algunas perlas:

  • ¿Quieres que otros decidan por ti o quieres ser tú quien diseñe tu futuro? (María Gómez del Pozuelo)
  • ¿Tienes una pequeña empresa? ¡Piensa a lo grande! (Mónica Oriol)
  • ¿Para qué quiere mi hijo memorizar todos los ríos de España, si están en Wikipedia? (Juanjo Azcárate)
  • La felicidad no está en conseguir tus sueños, sino en no dejar de luchar por alcanzarlos (Emilio Duró)
  • Una persona no vale por ser buen profesional. Los valores se descubren en cómo trata a su familia (Pedro Rojas)
  • No es familia o carrera. Es ser flexibles según los momentos de nuestra vida (María Rubio)
  • No es importante la cantidad de tiempo, sino la calidad del tiempo que dedicas a tus sueños (Ana María Llopis)
  • ¿Cómo lanzarse a la piscina?: ¡Busca a alguien que te empuje! Así aprendí a nadar (Alvarez de Mon)
  • La inspiración se encuentra en cada uno de nosotros, sólo hace falta sacarla (Silvia Jato)
  • Un líder es una persona que se da la vuelta y encuentra a alguien ahí, porque sabe atraer la pasión (Krista Wallochik)
  • Los verdaderos valores de una persona están en su agenda. Si la familia es ‘importante’ para ti, ¿por qué no le dedicas tiempo? (Alfonso Alcántara)

En Soymimarca estamos de suerte: ya hay mayoría femenina después de año y medio de dominio masculino

Alexia ya no está sola. Sí, en los últimos meses, en Soymimarca Barcelona, se han incorporado mujeres suficientes como para cambiar la balanza. Aquí están:

Olga, Neus, Emma, Alexia

  • Olga Villacampa: Consultora de marketing y tutora del Personal Branding Plan. Psicología (UB). 11 años colaboradora académica en ESADE. Tiene su propia empresa, Noema Consulting, especializada en Marketing. Perfil Linkedin.
  • Neus Fornells: Community Manager y Social Media Manager. Periodismo (UAB) Consultora de Comunicación y Redes Sociales en la UOC. Relaciones Institucionales. 20 años dirigiendo gabinetes de comunicación política. Perfil Linkedin
  • Emma GinéConsultora Social Media & Community Manager. Publicidad y RR.PP e Historia del Arte (UB). Especialista en Estrategia en Redes Sociales y Comunicación On-line.  Perfil Linkedin
  • Alexia HermsAsesora de marca personal / BA en Business Management Staffordshire University / Personal shopper / Luxury Brand Management por ESERP / Experiencia en comunicación y marketing en TVLowCost y TheDoctorFactory / Consultora de Imagen Personal / Perfil Linkedin

Tiempo medio de lectura de un CV: 20 segundos (II), por @guillemrecolons

El pasado viernes publicábamos un post de título “Tiempo medio de lectura de un CV: 20 segundos“. Lo cierto es que nos ha sorprendido el impacto generado: algo más de 2.000 visitas en tres días, y muchos comentarios en distintas redes sociales. Para poder enriquecer el debate, aquí apuntamos una selección de dudas y preguntas que han emergido a raíz del artículo:

Cuestión 1, publicada por AG en el grupo Linkedin SNTalent Jobs/Empleo: Gracias Guillem por ser tan concreto, la duda que me crea todo esto es que en 20 segundos se puede realmente valorar a un candidato???? Cada vez tengo la sensación de que valemos menos, porque al menos el tiempo que nos lleva realizar un curriculum, es bastante más que 20 segundos, y creo que nos merecemos un poco más del tan estimable tiempo de los reclutadores, para que puedan hacerse una idea del candidato. Muchas veces se prejuzga y no digo que se equivoquen, para eso son profesionales, pero los prejuicios pueden llevar a errores.

Cuestión 2, publicada por FA en el mismo grupo: ¿20″?¡Ni eso! En mi opinión creo que eso es ser demasiado optimista. Con las candidaturas que recibe la empresa para un puesto publicado en los portales de empleo, directamente hacen filtros y ya ni apareces. Pongamos un ejemplo: “Eliminar candidatos de fuera de la provincia” y zas! te cargas de un plumazo más de la mitad de los CVs que debería revisar el de RRHH. Y puede darse el caso de que alguno de los descartes sea el mejor para el puesto, y que estuviese dispuesto a mudarse por el salario que dice la oferta, pero como en la DB pone que no es de la provincia, nunca lo sabrán. Luego oyes hablar de atraer el talento, de la falta de movilidad laboral de los españoles y no se cuántas cosas más…

Cuestión 3, publicada por Montse en este blog: Para el candidato es una guía estupenda, hartos de explicar su vida y milagros. Pero el problema está en las empresas que reclutan. Se enrocan en un formato determinado y un peso del doc, que limitan enviar CV creativos y diferentes. Como no se van a aburrir! Seleccionan por parámetros y no por aportaciones creativas, donde puedes descubrir candidatos talentosos.

Cuestión 4, publicada por Francisco en este blog: Pero algo muy importante es aquello que nos enseñaron tantas veces: AIDA, ¿Lo recuerdan? Al final es un producto y como tal tiene que despertar en la persona que lo lee o tiene capacidad decisoria al ATENCION + INTERES +DESEO + ACCION.

Cuestión 5, publicada por EDA en el grupo BrandYou de Linkedin: Hola Guillem, interesante post. Sin duda debemos ir pensando en obviar el papel y las sopa de letras e ir a algo más visual e incluso interactivo. Me interesan muchos estos temas y hace poco publiqué en mi blog un articulo sobre como hacer infografías de tu Cv de forma gratuita. Por si es de tu interés, te dejo aqui el link: Como hacer una estupenda infografía de tu CV gratis

Cuestión 6, publicada por Jane Rodríguez del Tronco en Twitter: : #Encuesta: FOTO SÍ O NO EN EL CV, sobre post de@soymimarcabit.ly/uYPE62 ¿QUÉ PENSÁIS? ¿POR QUÉ?

Cuestión 7, publicada por Pau Hortal en este blog: Aunque se que Guillem se ha referido a mi en uno de los comentarios y que probablemente tendremos que hacer el ejercicio que pide hay algunos puntos en los que no puedo estar de acuerdo, aunque sea en el último punto de su decálogo. Siempre ha de ser posible dar las informaciones relevantes en 1 pagina o en 1 pagina o media (y esto es válido sea cual sea el perfil profesional). Lo más relevante en todo caso es el citado perfil que el comenta en el punto primero, que debe siempre de construirse pensando en el puesto al que se opta o en el objetivo profesional al que se pretenda optar.

¿Os animáis a contestar?

 

¿Pasaría un examen final de redes sociales?

 

Os dejo un artículo de Tino Fernández que salió publicado el Lunes 5 de setiembre en el diario Expansión en el que ha participado nuestro colega de Soymimarca Guillem Recolons.

¿Pasaría un examen final de redes sociales?

Si le dijeran que sus siete útimos años de actividad en Twitter, Facebook, LinkedIn y otras plataformas similares serán analizados cada vez que busque trabajo, y que por eso le pondrán una nota, pregúntese cómo actuará a partir de ahora, y si le resulta molesto o invasivo.

La próxima vez que se ponga frente a un entrevistador en un proceso de selección quizá se lleve una sorpresa: no empezará con una prueba de dominio de otro idioma, y puede que ni siquiera comente su currículo… Lo primero que hará será
analizar la nota que ha sacado en redes sociales. Y si esta no se adecua a lo que busca la empresa, no le llamarán para la entrevista. Si suspende esta “asignatura”, sus posibilidades de acceder al puesto menguarán.

La investigación sobre la actividad en redes sociales se está convirtiendo en una parte automática del proceso de contratación, y las compañías utilizan desde hace tiempo estas plataformas para verificar lo que los candidatos incluyen en sus currículos. Además, los reclutadores se hacen expertos en bucear en la vida que los posibles empleados tienen en la red.Desde principios de septiembre, la compañía Social Intelligence ha comenzado una nueva actividad encomendada directamente por el gobierno estadounidense y que consiste en establecer un estándar o una especie de baremo de la actividad de un candidato en las redes sociales durante los últimos siete años, que podrá servir a las empresas dispuestas a contratarlo.

Social Intelligence actuará como un ojo privado, observando la actividad en Twitter, Facebook, LinkedIn o cualquier otra cuenta online, con el objetivo de ayudar a las compañías a escoger a aquellas personas que buscan empleo y pueden ser descartadas. Analizará las redes para verificar lo que los posibles empleados de determinadas empresas han hecho o dicho.

Los responsables de Social Intelligence aseguran que no son simples detectives. Max Drucker, CEO de la firma, explicaba recientemente en The New York Times que “toda la información que se ensambla es aquella que está disponible de forma pública en Internet. Se respeta la privacidad, y si descubrimos que una mujer está embarazada, que alguien es homosexual, o musulmán, o recién casado, o casado recientemente con un homosexual, esa información quedará fuera del informe que se entregue al posible empleador, que sólo verá la nota, si el candidato aprueba o suspende, según los baremos establecidos, en su actividad en redes sociales”.

La idea es conseguir proyecciones previas al proceso de selección que puedan ayudar a las compañías, y que reduzcan el riesgo de que los empleadores puedan confundir al candidato, o que determinada información relevante de la firma quede expuesta a personas que no son idóneas para el puesto requerido.Drucker revela que menos de una tercera parte de los datos vienen de las principales plataformas de redes sociales, como Facebook, Twitter o MySpace. La mayor parte de la información negativa sobre los candidatos para un empleo procede de búsquedas exhaustivas en la web en las que se encuentran comentarios en blogs o posts en sitios sociales más pequeños.

A casi nadie se le escapa que iniciativas como esta pueden favorecer el hecho de que mucha gente fabrique una personalidad online que llegue a ser más rica que la del propio currículo. Sin olvidarnos del peligro de la doble vida, en la que muchos candidatos pueden incurrir para pasar ese “examen” en redes sociales.

Guillem Recolons, socio de Soymimarca, advierte de que “podremos encontrarnos gente que es casi perfecta en la red, pero no lo es tanto en la vida real, aunque esto resulte difícil de mantener”. Y Txema Valenzuela, director de comunicación online de BBVA, cree que “con iniciativas como esta se exagera un poco, y se sobrevende la actitud de la gente en las redes sociales. En realidad, lo que se dice y se hace durante siete años da lugar a que el 99% de la información resultante sea inútil para la empresa, y archivarla es igualmente prescindible. Es posible que alguien pueda salirse del código de conducta de la organización, pero no es habitual que eso se haga en público. La gente es más
responsable de lo que pensamos. Este tipo de cosas puede servir para inflar perfiles, como se hacía antes con los currículos”.

Vidas paralelasValenzuela añade que “no podemos jugar a que haya dos vidas diferentes. A la empresa le interesa el candidato desde el punto de vista del empleado, y existe la posibilidad de crear un personaje online, pero tiene que apoyarse en la vida real”. Joaquín Mouriz, director de comunicación de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI), sostiene que “las redes sociales son fuente de información valiosa y de networking si se
utilizan bien, pero una pérdida de tiempo si se usan mal. Crear un baremo para la vida en redes sociales es una paranoia. Sería como valorar el uso que hacemos del teléfono móvil o del fax”.

Mouriz coincide con otros expertos en que “el perfil en las redes sociales debe ser una consecuencia de la actividad profesional. Mentir en LinkedIn es como mentir en el currículo. Es estúpido y finalmente te pillan. Y escribir un blog, por
ejemplo, no es una obligación. Es una manera de dar a conocer tus conocimientos. Del mismo modo, obligar a mantener y desarrollar ese perfil en las redes sociales no tiene sentido”.

Para Guillem Recolons, iniciativas como la de Social Intelligence “tienen que ver con ciertos servicios que ya existían, pero que se desarrollaban en privado para medir la reputación de marca. La novedad está en que ahora se implanta
para personas, y en que se fije un criterio de medida exacto”.

Recolons señala que “cada día aparecen más servicios y productos destinados a dar información sobre personas. Hay cantidad de fuentes para lograr información sobre individuos, y esto hace que las empresas puedan lograr de manera creciente cantidades ingentes de datos prescindiendo de los departamentos de recursos humanos, que tendrán que replantear sus funciones”.

Parece evidente que la llegada de nuevos agentes al mercado del reclutamiento está revolucionando un escenario en el que hasta ahora campeaban los portales de empleo, los cazatalentos y las firmas de selección. Pero la democratización que impulsan las nuevas tecnologías ha dado un nuevo protagonismo a las redes sociales y profesionales, a portales de empleo de segunda y tercera generación y a las propias empresas, cada vez más autosuficientes en la tarea de seleccionar y retener a los mejores candidatos.

Saber manejar las redes sociales y profesionales, moverse por ellas y sacar provecho de sus oportunidades de comunicación y contacto es la clave para la aparición de nuevos agentes y para resolver las necesidades de contratación que plantea el nuevo escenario del reclutamiento.

Cada vez más compañías se dan cuenta del cambio radical en la manera en la que los candidatos se acercarán a las empresas. Estos procesos tendrán mucho que ver con una nueva manera de navegar en la órbita de una compañía u organización a la que se quiere pertenecer. La clave estará en atrapar en la propia órbita el talento y en lograr que siga girando en torno a cada firma concreta.

Guillem Recolons añade que “se da un auge de las redes profesionales privadas. Hay un movimiento cada vez mayor de empresas que quieren crear sus propias redes”. Por su parte Pedro Rojas, consultor de medios sociales, cree que este tipo de iniciativas para medir y analizar la actividad en las redes “es formalizar algo que ya existía. Permite detectar competencias y habilidades, e informa sobre la marca personal, incluso aunque la persona no sepa que la tiene realmente”.

Rojas sostiene que las redes tienden a profesionalizarse, y añade que “cada vez más nos van a medir desde ellas. Es más auténtico lo que encontramos en estas que aquello que alguien pone en su currículo”.

En este sentido Andrés Pérez Ortega, consultor en posicionamiento personal, opina que “si dejamos de pensar como empleados y lo hacemos como profesionales, debemos homologar nuestros servicios. Nuestra actividad está ya a la vista de todos, y no está de más crear variables para medirla. Pasamos del 1D al 3D, de la banda estrecha del currículo a la banda ancha del 2.0, y debemos abandonar el pensamiento lineal, pensando en nuestro trabajo como en un modelo de negocio”.

Tino Fernández.