Entradas

Actitud, pensamiento positivo y marca personal

Que nuestra marca personal sea reconocida, memorable y la elegida por los demás depende de nuestras actitudes, de lo que transmitimos a través de nuestra manera de actuar porque la acción configura nuestra manera de ser y articula nuestra identidad. Somos pensamiento y acción.

 

be-think-positive2

Google Images

Se habla mucho de actitudes positivas y de pensamiento positivo, el optimismo o en el extremo opuesto el pesimismo se convierte en un indicador de valía personal y muchas veces en el justificante de nuestros fracasos. Cuando las cosas no nos salen bien, fracasamos en lenguaje llano, es porque no tenemos un enfoque suficientemente positivo y por lo tanto no sólo somos responsables de los fracasos si no que además nos los merecemos y encima nos lo creemos.

 

Soy uno de los convencidos que una actitud positiva es una buena tarjeta de presentación de nuestra marca personal y una manera fantástica de enfocar la vida que vale más ver el vaso medio lleno que medio vacío y que esta manera de hacer, esta actitud, nos ayuda a pensar en grande a tener unos puntos de mira más desarrollados y nos puede abrir puertas que de pensar de otro modo y de tener otra actitud estarían cerradas. Pero todo lo anterior no es garantía de nada porque al final lo que vale es lo que hacemos.

 

Es cierto que si conseguimos tener un estado de ánimo que nos permita ver el futuro de manera optimista minimizando los nubarrones que siempre aparecen transmitiremos a nuestro entorno tranquilidad, los demás nos lo agradecerán y, como tenemos una tendencia general a recordar lo bueno y a olvidar lo malo, seremos memorables. Pero además tenemos que ser capaces de hacer aquello que nos hemos propuesto y lo que se espera que hagamos en todas las situaciones porque de lo contrario nuestras acciones borraran la huella positiva y estaremos en peor situación.

 

Se habla poco del deber, de hacer las cosas porque se tiene que hacer aunque no gusten, del trabajo constante y a veces ingrato, de que para escribir medio página pueden hacer falta muchas horas de lectura, de investigación y de reflexión. Pensar en positivo si no va unido a un esfuerzo por aprender, por ser mejores y por cambiar no sirve absolutamente de nada. Es más alguien que de entrada piense en la botella medio vacía pero que esté haciendo lo que es preciso para ser mejor acabará con su marca mejor posicionada.

 

Es por todo lo anterior que cuando tomamos consciencia de que dejamos marca, de que somos una marca, lo hacemos a partir de la acción y de la reflexión. Aprendemos a conocernos mejor, ponemos de manifiesto lo que realmente nos gusta, inmediatamente después elaboramos la estrategia para que pueda ser realidad y finalmente lo explicamos, lo hacemos visible. Una marca personal no se gestiona únicamente con el pensamiento.

No nos dejemos seducir por embaucadores.

¿Buscas el lado positivo de la vida?

 

Para este Viernes Santo os dejo la Fabula del Árbol de los Deseos. Espero que os guste. Tiene una buena moraleja.

Estaba un joven viajero muy cansado, que se sentó junto a un pequeño árbol para poder descansar en la sombra. Lo que no pasaba por su mente, era que ese era un árbol magico: “El árbol que convierte los ‘deseos‘ en realidad“.
Mientras permanecía en la tierra, pensaba en lo relajante que sería tener una cama muy cómoda. En ese instante, apareció esa cama junto a el. Con mucho asombro se lanzó sobre la cama y se dijo así mismo, que sería de lo mas dichoso si una mujer le masajeara los pies. Y enseguida apareció una chica a darle un masaje.
Luego dijo:
– Tengo mucha hambre. Comer en este momento haría de este día uno perfecto.
Enseguida apareció una gran mesa repleta de alimentos y bebidas. Ya saciado y con mucha sueño por causa del vino y la fatiga, se dispone a dormir.
– Dormiré al menos unas dos horas. Lo peor que podría pasar sería que un tigre apareciera mientras estoy durmiendo.
De inmediato apareció un tigre y se lo comió.
Moraleja: Aleja los pensamientos negativos. Siempre debes buscar y ver el lado positivo de la vida, y te sorprenderá los resultados.