Entradas

#Frases marca personal -semana 28 julio 2014-

personal branding + guillem recolonsmarca y valor / soymimarcasoymimarca.com personal brandingsoymimarca.com empresas fuertesbranding soymimarca.comnetworking soymimarca.comEsperamos que os hayan gustado las #Frases marca personal de esta semana. Si quieres ver toda la colección te invitamos a visitar nuestro tablero “memes” en Pinterest. Feliz fin de semana!

¿Sufres Autodesconocimiento?

 

¿Te conoces? ¿Cuál es la percepción que tienes sobre tu persona? ¿Te quieres lo suficiente para ver tu mejor cara? Atrévete a contestar a estas preguntas con sinceridad y no te desanimes si el ejercicio sale más bien chungo; recuerda que nadie, nadie es profeta en su tierra.

Casi siempre tenemos una visión más objetiva cuando nos referimos a los demás que cuando nos centramos en nuestra persona. Los atributos físicos ajenos son, por lo general, mejores que los nuestros y son objeto de deseo si no de envidia; ¿a que nos gustaría tener los ojos o la boca o las manos o las piernas o …, de otra persona?

Lo que podría parecer una generalización para animar una conversación tiene visos de mayor objetividad después de que la firma de cosmética DOVE realizara una prueba de la mano, ni más ni menos, de un artista forense del FBI en la que una muestra de mujeres describía individualmente sus rasgos personales para construir un retrato robot y una persona con la que cada participante había tenido un breve contacto previo hacía la, digamos, contra descripción. Los resultados fueron muy ilustrativos de lo poco que nos gustamos a nosotros mismos ya que en todos los casos las percepciones externas fueron mucho más favorecedoras y cercanas a la realidad. Echad un vistazo al video que adjuntamos, vale la pena.

La cosa tiene su enjundia más allá de lo anecdótico porque la visión que tengamos de nosotros mismos puede condicionar lo que transmitamos a los demás y de esta manera lastrar nuestra marca personal.

Si no somos nuestro primer fan, es difícil que los demás lo sean.

Conocerse  es sinónimo de quererse y eso último tiene su pequeño grado de complejidad. Significa aceptarse encontrando valor en lo que nos hace únicos y diferentes de los demás incluyendo nuestro lado más oscuro, nuestra zona secreta sin la que no seríamos más que una sombra de nosotros mismos; incluye también un esfuerzo para dotarnos de las herramientas que nos permitan curarnos de las heridas que el día a día y la vida en general nos van haciendo y que tienen mucho que ver por tener bien definidas nuestra misión y visión y por supuesto nuestros valores que nos irán iluminando el camino cada vez que una noche, en la vida hay muchas, nos lo esconda. De aquí que el autoconocimiento sea el primer peldaño en la gestión de la marca personal.

¿Serías capaz de dar los rasgos más exactos para que se pudiera dibujar tu mejor retrato?

Nosotros te podemos ayudarte a cambiar el prefijo de tu autodesconocimiento.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=XC-3g_NHQS4&feature=share&list=UUOtF8zv3hJUqUk9cf9SPVdA[/youtube]

Alcanzarás buena reputación esforzándote en ser lo que quieres parecer

 

Decía Sócrates que “Alcanzarás buena reputación esforzándote en ser lo que quieres parecer.” El ser y el parecer pueden ser como el agua y el aceite, en ocasiones uno es más denso que el otro, y como consecuencia se hace imposible que aflore la pura esencia del ser, frenando la autenticidad.

Google Images

Aunque después de leer y releer las palabras de Sócrates, se ha despertado en mi la siguiente reflexión:

¿Ven los demás en mi todo el valor que puedo aportar? ¿Soy consciente de cómo me posiciona mi red de contactos? O mejor dicho… ¿A ojos de mi entorno parezco lo que realmente soy?

La investigación del mercado es necesaria para cualquier marca para saber qué pensamientos e ideas laten en el mercado sobre ella. Según Wikipedia es el “proceso objetivo y sistemático en el que se genera la información para ayudar en la toma de decisiones de marketing.” Si las grandes marcas investigan ¿Por qué no hacerlo sobre nuestra marca personal?

Una buena investigación sobre nuestro personal branding nos puede abrir un abanico de percepciones, sensaciones, e impresiones que si sabemos interpretar pueden ser claves para entender lo siguiente:

  • Ver si el mercado ve en nosotros nuestro verdadero potencial y áreas de especialización.
  • Si estamos comunicando correctamente y nuestros mensajes claves son los correctos.
  • Poder entender si vamos por el buen camino o hemos de replantearnos nuestra estrategia de comunicación. 

Para ello, realizar un ejercicio de este tipo puede resultar interesante.

1. Prepara un test con 3 o 4 preguntas sobre ti y tu actividad profesional. Si lo quieres hacer más fácil y operativo las puedes hacer tipo test con preguntas cerradas. Existen herramientas como SurveyMonkey que te pueden ayudar y son totalmente gratuitas.

2. Elige algunos contactos a quiénes vas a mandar tu test. Pueden ser amigos, compañeros de universidad, ex compañeros de trabajo, clientes e incluso alguien a quién no conozcas tanto. Cuántos más puntos de vista tengas sobre cómo te perciben a nivel profesional más enriquecedor resultará el ejercicio.

3. Envía el test por correo o por Linkedin junto con una introducción explicando brevemente que estás haciendo un ejercicio de investigación con algunos de tus contactos para analizar tu posicionamiento profesional.

4. Espera a recibir los resultados y analízalos detenidamente. Al igual que haría una marca comercial, si lo que pareces no está alineado con lo que realmente eres, potencia aquellos puntos que te gustaría destacar y ajusta tus mensajes claves para conseguir tus objetivos.

Tu marca personal es sólida y para siempre, pero tus habilidades y conocimientos van aumentado a medida que adquieres más experiencia, por eso para que tu potencial sea percibido debes adaptar y re orientar tu estrategia de comunicación y visibilidad. Investigar sobre tu marca personal, percepción y posicionamiento puede ser fundamental para ver si en definitiva, el Ser y el Parecer están bien alineados, que como dice Sócrates es la clave para alcanzar una buena reputación.

Marca Personal con los 5 sentidos (2): La vista

La vista es el sentido que nos permite ver las cosas. A través de los ojos obtenemos percepciones formales de objetos y personas, y con ellas nuestro cerebro les atribuye sensaciones. Allí se interpreta y se reconocen los objetos y el entorno que nos rodea.

Así, un vaso de agua se percibe como tal por la vista (un objeto transparente con un líquido dentro) y el cerebro lo transforma en una sensación de frescor que puede calmar mi sed.

De igual manera las personas trasladamos una imagen real y racional, y el cerebro se encarga de transformarla en su vertiente emocional y de sensaciones. Y lo hará en primera instancia función de lo que transmitimos, y en segunda de lo que realmente somos, si es que somos capaces de hacerlo visible.

No seré yo quien le de más valor a la imagen personal de la que tiene, pero admitamos que algo de importancia debemos otorgarle. Aquellas personas más escépticas en este sentido afirmarán sin duda que tendemos a juzgar sin darnos cuenta que de igual manera somos juzgados.

Sea como fuere, la vista juega un papel destacado en nuestra marca personal desde estas dos perspectivas:

 

Imagen Personal

Me apunto a la corriente más natural, aquella que afirma que nuestra imagen personal (tanto la parte física –aseo personal-, como la indumentaria –o sea, la ropa y los complementos) deben ser acordes a dos variables:

  • Acorde a la imagen que queremos transmitir, para los más auténticos y consecuentes.
  • Acorde al entorno en el que me encuentro, más cercano al respeto y el protocolo.

Así pues, la coherencia entre la parte visual y estética de mi marca personal frente a la corrección o el dictado de normas que no compartimos queda de tu cuenta. Hagas lo hagas, de la manera que lo hagas dirá mucho de ti, en un sentido y en otro.

 

Visibilidad: Ver y ser visto

Jugamos con la vista, y con ella somos objeto de atención. La importancia de la visibilidad y de la selección de aquellos entornos donde conviene dar a conocer mi marca. A veces la simple presencia puede ser una táctica de inicio para una relación.

Piensa que somos marcas, y como tales transmitimos. Una presencia correcta y activa, una actitud adecuada, una sonrisa, una mirada atenta… hacen marca.

Pero no olvides que también estás para ver, para observar. Observar lo que ocurre alrededor, a otras personas, recorrer visualmente el entorno para saber cómo adaptarte mejor a él y a las personas que están presentes. Identificar a las personas clave, reconocer.

Así pues, ya sabes: Ojo avizor. La vista sirve para ser visto y para ver.

 

Marca Personal con los 5 sentidos (1) Introducción

Sí, una marca transmite tangibles e intangibles, valores y emociones; y sensaciones. Y después de hablar y hablar, escribir y escribir sobre dafos, estrategias, objetivos va siendo hora de llegar a los pequeños detalles que pueden hacer de un simple encuentro a una impresión que deje huella. ¿Seguro que son pequeños?

Parafraseando la televisiva propuesta de Axe con su premisa “la primera impresión es la que cuenta” vamos a analizar esos matices que rodean y potencian, y también pueden llegar a estropear, nuestro particular momento de la verdad.

Los cinco sentidos del ser humano sirven para conocer, reconocer y para relacionarnos con las demás personas y con el entorno.

Hemos leído en artículos anteriores la importancia de traspasar la barrera visual y momentánea para llegar a la memoria social de las personas, esa en la que se alojan las personas y esa mezcla de conocimiento y percepción que tenemos de ellas. Los estímulos que llegan del exterior son muy diversos, pero los órganos sensoriales los catalogan y concretan, y sólo actúan cuando el estímulo percibido alcanza un cierto nivel tanto de intensidad como de duración.

Así, los órganos de los sentidos captan impresiones que transmiten al cerebro y éste las convierte en sensaciones, lo que resalta la importancia de activar los cinco sentidos en las relaciones personales (una ventaja más del mundo off line).

Con la vista identificamos a las personas en el aspecto formal o estético y también por el lenguaje no verbal. Con el oído reconocemos a través del tono de voz estados de ánimo, y a través del lenguaje verbal también el grado de cultura y conocimiento de algún tema en particular. Con el olfato también identificamos a las personas y a través de él nos llegan sensaciones o recuerdos… y otras cosas más. El tacto nos descubre el grado de sociabilidad de las personas y la intimidad de nuestra relación con ellas. Por último el gusto… hablaremos de él también.

Os invito a seguir esta serie en los próximos días