Entradas

Lo gratis destruye la marca personal

Hace tiempo que estoy desconcertado viendo profesionales de diversa índole que ofrecen sus servicios gratuitamente. No es que a estas alturas quiera recortar la libertad de cada cual de hacer lo que le de la gana con su trabajo, claro que no, pero me pone de muy mal humor ver como personajes mediocres que son incapaces de hacer una aportación clara de valor confundan al mercado dando a entender que todo es gratis.

La crisis ha puesto en la cuerda floja la capacidad adquisitiva de la mayoría de conciudadanos, esto es una evidencia, y lo que una persona estaba dispuesta a pagar  por un servicio determinado hace unos años ahora no puede hacerlo porque simplemente tiene menos recursos.

Por otro lado cuando las arcas públicas iban más o menos sobradas podíamos acceder a muchos recursos sin necesidad de desembolsar un importe porque estaban financiados y teníamos la falsa sensación de que todo era gratis, falsa sensación porque la dura realidad ha demostrado que se pagaba con el dinero de todos o con lo que se pedía prestado. Y cuando el grifo se ha cerrado en el imaginario colectivo todavía sigue vivo el recuerdo de que algunas cosas deben de ser, falsamente, gratis y no porque no aporten valor si no por una especie de derecho, inconsciente, adquirido.

A pesar de todo lo anterior, ¿hasta que punto un profesional puede posicionarse a base de ofrecer gratis sus servicios? Yo soy de los que pretenden ganarse la vida con su trabajo aportando valor a sus clientes y lo voy consiguiendo, día a día, cliente a cliente mejorando constantemente, aprendiendo y estando al día para ofrecer el mejor servicio. Lo que mis clientes reciben es el resultado de años de práctica profesional, de experiencia y de aprendizaje  y me parecería una falta de honestidad conmigo mismo el no exigir que se recompense adecuadamente.

¿En que medida afecta a la marca personal la política de “gratuitismo”? Pagar por algo tiene un triple sentido por un lado remunerar a quien nos lo ofrece para que pueda seguir ofreciéndolo en el futuro, por otro es un indicador del valor que le damos a lo que recibimos y finalmente es un acto de compromiso porque estamos destinando unos recursos a una cosa en detrimento de otras opciones. Si nos acogemos al principio de ofrecer gratis nuestro trabajo o bien somos unos suicidas desde el punto de vista profesional o es que consideramos que lo que ofrecemos no tiene valor.

Yo no estoy dispuesto a confiar en alguien que no se valora a si mismo, ¿y tu?

¿Con qué idea serías capaz de entrar en la mente de tus clientes?

¿Sabes por dónde navegas? ¿Y por dónde navegan los demás? ¿Os encontráis todos los pescadores en el mismo caladero? ¿Con qué idea serías capaz de entrar en la mente de tus clientes? Hoy hablamos de la sesión de posicionamiento, la que cierra el módulo de estrategia del Personal Branding Plan y de la que soy autor. El posicionamiento nos ayuda a saber dónde estamos en la mente de los demás, qué espacio ocupamos y cómo deberíamos movernos para mejorar. Y eso es de mucha utilidad para entender si nuestra oferta se va a un lugar repleto de competidores o, por el contrario, somos capaces de encontrar un nicho, un espacio diferenciado en el que nos podamos mover en un mar de oportunidades. Encontrar tu norte es entender tu posicionamiento, saber cuál es tu posición, un elemento clave en toda estrategia de marca personal. En esta sesión prepararemos uno de los aspectos clave en la visibilidad de la marca personal. Analizar nuestro posicionamiento nos permite:

  • Entender que un buen posicionamiento engloba cuatro beneficios: credibilidad, diferenciación, relevancia y notoriedad.
  • Aprender a realizar el propio mapa de posicionamiento como hoja de ruta.
  • Identificar los elementos para potenciar el nombre de nuestra marca personal.

Aquí tenéis el vídeo de presentación de la sesión: [youtube]http://www.youtube.com/watch?v=hqdYp5n15Jg&feature=plcp[/youtube]

Con pasión se pueden alcanzar las metas más difíciles y crear una buena marca personal

Hay algo más que creo que las marcas personales necesitan,  para perdurar en el tiempo, y  va muy unida a la empatía y el compromiso, y es la PASION. La pasión es una emoción que puede conectar al ser humano con lo mejor de sí mismo. Trasmitir pasión  por lo  haces en el contexto social en el que vivimos considero que  es lo que marca la gran diferencia entre las personas, es una de las mejores herramientas para captar la atención de los demás.

Las historias relevantes, independientemente de la fama y el reconocimiento público, vienen cuando las pasiones se convierten en profesiones, cuando el hacer apasionado se vive todos los días dando rienda suelta a nuestra creatividad en el área elegida.

La pasión es el combustible que te permite lograr un objetivo difícil. Aunque esa meta parezca imposible, vale la pena el esfuerzo.  Sin pasión, hasta los planes mejor detallados se marchitan y  mueren. Vivir con pasión es lo que hace la diferencia entre ver la vida pasar y ser parte de ella. Es una herramienta para cambiar el curso de los acontecimientos, disfrutar cada instante y ser el protagonista de nuestra propia película.

Para mantener la Pasión se necesita de un COMPROMISO. Es cuando nos comprometemos que entonces disponemos de todos nuestros recursos para sentir el amor suficiente por lo que hacemos  y eso desencadena la PASION.

Cuando logramos vivir con pasión, se crea alrededor nuestro un campo magnético que atrae a todos hacia nosotros. Es por ello que nos identificamos tanto con algún Artista, un club de futbol, un Líder Comunitario, un deportista. Más que por lo que hacen ellos, es por la PASION con que lo hacen. Todos queremos estar cerca de ellos.

Diversas investigaciones han demostrado que los “perdedores en la vida” tienden a creer que el factor suerte es el elemento decisivo de lo que sucede a la persona, sin que se pueda ejercer control al respecto. Por el contrario, aquellas personas que tienen éxito en la vida creen que pueden ejercer cierto control sobre su destino.

“La suerte es una señorita que llama a tu puerta cuando has hecho bien tus deberes” (Santiago Álvarez de Mon).  Y tú ¿Lo has hecho?

En fin, desde soymimarca nuestro propósito fundamental es ayudarte a descubrir tu PASIÓN y guiarte para que la puedas desarrollar, posicionar y transformar en una atractiva Marca Personal que te permita dedicarte a lo que realmente te gusta. Sentir esa fuerza en todo lo que haces es la clave que garantiza el éxito.

Montse Taboada / Personal Branding Coach / soymimarca

¿Qué es la Marca Personal?, ¿Para qué sirve?

 

La Marca personal (en inglés Personal Branding) es un concepto de desarrollo personal consistente en considerarse uno mismo como una marca, que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en la relaciones sociales y profesionales. La marca personal persigue que la impresión causada sea duradera y sugiera el beneficio de la relación entre el titular de la marca y el observador.

©soymimarca

En los tiempos que corren, gestionar una marca personal es algo más que necesario, es  ganar un activo que difícilmente se puede valorar.

Al igual que las grandes marcas comerciales, aquellos que deseamos ser conocidos y respetados por nuestro trabajo, necesitamos una estrategia clara para desarrollar y posicionar nuestra marca. Quien no conoce a Bill Gates, Steve Jobs, Michael Dell, Porter,…todos ellos son grandes marcas… El concepto de marca personal no trata de convertir a las personas en objetos materiales, sino  al contrario, trata de que la persona no sea catalogada como un currículum vítae, igual a otros, sino que la persona sea vista como diferente y capaz de aportar su valor único e irrepetible.

A diferencia de otros enfoques de técnicas de mejora profesional que tienden a la mejora de las características personales, este enfoque de marca personal tiende a la promoción personal a través de la percepción que lo demás tienen de uno. Desde soymimarca te ayudamos a la creación operativa de tu marca.

¿Qué significa “creación operativa “? Significa que soymimarca no actúa sólo como un coach sino que llega al planteamiento táctico de IMPLANTAR la marca personal utilizando todos los recursos offline y también los recursos de la web 2.0.

¿Cuándo fue la última vez que te planteaste quién soy, que quiero y como puedo conseguirlo?

Ahora ya no hay excusas, es el momento de actuar y desde soymimarca te podemos acompañar en este proceso. ¿Te atreves?