Entradas

Tiempo medio de lectura de un CV: 20 segundos, por @guillemrecolons

20 segundos

20 segundos es el tiempo medio que un empresario o especialista en RRHH invertirá en tu CV. Desde los ámbitos del personal branding consideramos que el CV agoniza. El nuevo mapa de información y conocimiento pone muy fácil disponer de información profesional -y personal- de candidatos desde la red. Sin embargo, antes de enterrar definitivamente el CV, y viendo que muchos reclutadores aún lo utilizan, os pasamos 10 consejos de oro de Don Goodman para eliminar informaciones inútiles del currículo.
La frase “menos es más” ha sido muy utilizada en el entorno del diseño, pero se puede aplicar a tu currículum. Se trata de conservar únicamente la información esencial del CV, clara, sencilla y compatible con tu marca personal y tu mensaje profesional. El CV debería contar con información suficiente para atraer el interés de un empleador, pero dejando algo para la entrevista. Cuanta más información irrelevante que añadir incluyamos, más se diluye el mensaje clave. A los reclutadores les molesta cada vez más la “paja”, así que vale la pena focalizar.

Las cuestiones

Por tanto, la pregunta es ¿Cómo puedo reforzar mi curriculum vitae y asegurarme de que incluye la información precisa?

  1. Sustituye “objetivo profesional” por “perfil profesional”. A los reclutadores les importa un bledo lo que tu quieres. Tu primer texto debe ser contundente, un mensaje que resuma tu trayectoria y lo que sabes hacer mejor. ¿Qué ofreces? eso es lo que importa.
  2. Elimina información superflua. Muchos currículos comienzan con “dinámico, visionario, apasionado …”. Eso queda muy bien en un perfil de Twitter, más emocional, pero en un CV esa información sobra, es paja, no aporta valor real, es declarativo. Lo mejor es mantener el mensaje puro y duro y atenerse a los hechos.
  3. Vigila la gramática. Debido a su formato, es mejor que un CV no refleje la 1ª persona. En otras palabras, la afirmación “Acostumbro a superar las cuotas de ventas” la cambiaríamos por “Su compromiso de superar las cuotas de ventas es una realidad”. Otro de los mayores errores al escribir un CV es cuando la gente mezcla la primera persona y tercera persona.
  4. Nos des muchos números de teléfono, da uno. No confundamos a nuestra audiencia. Facilitemos las cosas. Simplifiquemos. Si ponemos 3 números de contacto nunca sabrán a cuál llamar.
  5. Evita la información que pueda discriminar. Si puedes, en una primera instancia, trata de evitar datos sobre tu edad, sexo, religión, estado civil u origen étnico. Al contrario de lo que sucede en redes como Linkedin, evita colocar tu fotografía (a no ser que sea parte esencial del trabajo).
  6. Ofrece los datos básicos de tu formación. Lo importante es informar sobre la materia y especialidad en que te has formado, no es necesario revelar tu año de graduación, el nombre de la escuela o universidad… Deja algo para la entrevista presencial.
  7. Incluye solo las experiencias que sean relevantes para el trabajo al que aspiras. Los “empleadores” no están interesados en los logros o habilidades que no son aplicables al trabajo. Si estás en ventas y has ayudado a desarrollar una base de datos, eso está bien, pero puede no ser relevante. Ándate con ojo con las ONG de voluntariado que no estén directamente relacionadas con la entrevista o que incluso puedan estar en conflicto con empleo al que aspiras.
  8. Ahórrate decir que dominas word, excel o power point. La mayoría de los reclutadores esperan que estés familiarizado con programas tan básicos. No lo plantees como un logro, ni siquiera lo plantees.
  9. No incluyas referencias de buenas a primeras. Hoy las referencia te las pedirán en alguna parte del proceso de selección. No las adelantes, espera a que te las pidan. Suele ser en la última parte de la entrevista. Tenlas a mano, pero no es necesario que las incluyas en el CV.
  10. La extensión de CV debe ser acorde a tu experiencia. Nadie espera que un recién licenciado rellene 4 páginas de CV. Sin embargo, si tu experiencia profesional es dilatada tu CV puede ocupar 2 o 3 páginas.

Esperamos que la información te haya sido útil.

 

Quien emplea desemplea

No me considero un liberal recalcitrante, pero tiene su lógica que quien tiene la capacidad de emplear también puede desemplear. Ha sido así siempre, y hoy no es muy diferente. O sí. Quizás lo que sucede hoy es que es tan difícil desemplear que nadie se atreve a emplear.

Desde luego, la marca democracia no es perfecta, pero es mejor tenerla que no tenerla. Una de las pocas cosas buenas que tiene el modelo laboral USA es que es igual de fácil emplear que desemplear, lo que facilita la colocación.

¿Qué nos frena a utilizar un modelo parecido? Posiblemente sea la defensa del agonizante estado del bienestar. Algunos se empeñan en seguir mirando atrás sin darse cuenta que el entorno ha evolucionado. No olvidemos que crisis es cambio, así que quien no entienda la crisis no está adaptándose al cambio.

Creo sinceramente que el modelo de sindicatos y patronales ya no funciona. Ya no se trata de defender derechos de trabajadores o de empresarios, se trata de promover nuevos flujos de trabajo, de que los empleados ganen autonomía y de que los empresarios entiendan que sus empresas son su gente; las máquinas se pueden comprar o vender, pero lo que nos dará una posición competitiva es la habilidad de las personas que mueven las organizaciones.

No me gusta el símil, pero los modelos Guardiola y Mourinho son evolutivos y basan su éxito en equipos bien formados y disciplinados. Tanto uno como el otro se han deshecho de excelentes jugadores por el hecho de no adaptarse al grupo. Es una sabia decisión; un equipo de sonido suena tan bien como el peor de sus componentes.

Al marco laboral español le hace falta una mutación profunda. Pero eso pasa por un cambio de mentalidad de gobernantes, sindicatos y patronales. Un comité demasiado numeroso para tomar una decisión valiente.

Guillem Recolons / asesor de marca personal

No te vendas, nadie te comprará

Últimamente no hago más que encontrar reclamos para “venderte mejor“. Los veo incluso en webs de personal branding. Pero seamos serios: si admitimos que somos marcas, las marcas no se compran, o bien se desean, o nos son indiferentes o no se desean. Lo que se compra y vende son los productos o servicios; es la última fase del proceso de compra.

En una de estas tardes de lluvia volví a leer algunos pasajes del clásico “The Brand Called You” del gran Tom Peters. Recuerdo la frase que no me quito de la cabeza: don’t sell the steak, sell the sizzle (No me vendas el bistec, véndeme las ventajas de comerlo).

¿Quieres ser el elegido? Expón claramente tus competencias, tus propuestas de valor y las ventajas que supone trabajar contigo. Sólo así te “comprarán”.

Guillem Recolons / asesor de marca personal

¿Estás entre los 5 millones?

Unos lo llaman desempleo y otros paro. Pero el nombre no hace la cosa. El pasado viernes se dieron a conocer las cifras del desempleo en España. Aunque ni los peores augurios se acercaban, lo cierto es que ya se rozan los 5 millones de parados, superando el 20% de la población activa. Es una cifra aberrante que invita a plantear ciertas reflexiones desde el punto de vista de la marca personal.

Reflexión 1: el hecho de que estés sin trabajo no significa en absoluto que tus competencias no tengan valor para las empresas. Sencillamente, hay una crisis galopante, las empresas no tienen facilidades para contratar, los bancos no dan crédito y el Estado ahoga cada día más. Pregunta a tus fuentes cercanas en qué eres bueno y qué cosas podrías mejorar. Nosotros lo llamamos DAFO, pero el nombre no hace la cosa.

Reflexión 2: desde este momento debes tener claro que habrá que renunciar a cosas para conseguir un trabajo. Si no bajas tu listón te quedarás mucho tiempo en el sofá leyendo los clasificados. Nosotros lo llamamos posibilismo, pero el nombre no hace la cosa.

Reflexión 3: ya sabes que mucha gente opta a los mismos puestos que tu, así que necesitas como el agua convertirte en la opción preferente. Eso se consigue trabajando duro y trazando un plan estratégico. Nosotros lo llamamos plan de marca personal, pero el nombre no hace la cosa.

Reflexión 4: No renuncies a crear tu propia empresa. Si ves que los meses pasan y además te ronda una idea de negocio por la cabeza, dale rienda suelta y empieza a redactar un proyecto. Nosotros lo llamamos business plan o plan de negocio, pero el nombre no hace la cosa.

Reflexión 5: no se trata de renunciar a cierta ambición, pero en esta primera etapa no se trata de encontrar el éxito, será suficiente con encontrar un lugar en el mundo. Nosotros lo llamamos posicionamiento personal, pero el nombre no hace la cosa.

Estamos seguros de que se han venido a tu mente más reflexiones al respecto. ¿Las compartes?

Guillem Recolons/ asesor de marca personal, aunque el nombre no hace la cosa

¿Sabes ya si eres influyente en la red?

Existen multitud de herramientas para conocer el grado de “presencia” o notoriedad que una persona tiene en la red. Sin ánimo de aburrir demasiado con eso, existe un dato que me parece más interesante: conocer el grado de influencia. Desde hace poco más de un año existe un servicio de medición de la influencia en red llamado Klout.

Klout es una empresa con base en San Francisco que proporciona análisis de los medios de comunicación social tomando datos de redes como TwitterFacebookLinkedInFoursquareYoutube y mide la influencia de la red de una persona, el contenido creado y cómo otras personas interactúan con ese contenido.

Lo que me parece significativo del índice Klout es que no mide dónde estamos, sino cómo influenciamos a los demás. Desde un punto de vista de marca personal, cuantificar la “influencia social” que uno puede tener parece más interesante que simplemente cuantificar número de seguidores, amigos, contactos…

Cómo funciona. Una vez que introducimos nuestro usuario de Facebook o Twitter, Klout nos ofrece un informe detallado sobre nuestra posición como influenciador y nos asigna una nota que puede variar entre 0 y 100 puntos, que es calculada a través del análisis de muchas variables diferentes.

Es curioso que Klout “castigue” a aquellos perfiles que tienen muchos amigos/seguidores/contactos pero que no interactuen con ellos. Me parece excelente esta vía de medición, ya que de alguna manera desenmascara a los buscadores indiscriminados de followers.

En definitiva, parece que Klout es un buen índice, ya que basa gran parte de su cálculo en factores cualitativos. Si tuviera que encontrarle algo mejorable, que siempre lo hay, es que los blogs quedan fuera del índice. Quizás será el próximo reto de Klout.

Lo relevante es que desde la perspectiva del personal branding tenemos un nuevo punto de mira, que podría ser mejorar puntos en el índice Klout.

Guillem Recolons / asesor de marca personal / Klout 46

Programas de Personal Branding 360º para empresas y profesionales dirigidos por especialistas de marketing, coaching, RRHH y comunicación

¿Por qué deberían elegirte a ti o a tu empresa?

  • ¿Cómo demonios puede saber una empresa que sus profesionales comparten su visión, misión y valores?, ¿Cómo puede estar segura esa misma empresa de que su personas prescriben las marcas de la compañía de la mejor manera posible?. Estar en las redes sociales está bien, pero ¿Está la empresa preparada para afrontar un aluvión de interactividad?
  • Eres un profesional, estás trabajando y las cosas te van bien. ¿Aún crees que ese trabajo es para toda la vida?, ¿Te vas a empezar a mover ya o te acordarás de Santa Bárbara cuando empiece a tronar y tu puesto se vea amenazado?, ¿Tienes claras tus competencias y habilidades?, ¿Tienes una hoja de ruta?
  • Emprender un proyecto es una tarea loable. Detrás de todo gran emprendedor hay una gran idea pero ¿Dejarás para el final el encontrar un posicionamiento profesional único, relevante y convincente?, ¿Dejarás que sean los “otros” los que te etiqueten, los que te pongan una marca?
  • ¿Tiene sentido que Infojobs* explique a los candidatos a un trabajo la mejor manera de redactar un currículum? ¿Y qué narices harán los 8 millones de personas de esa poderosa red para diferenciarse unos de otros?
  • Te has licenciado, has acabado un posgrado y hablas tres idiomas ¿Y?… ¿Crees que con eso se abrirán las puertas del paraíso laboral?, ¿Sabes que hay miles de personas que están en esa misma situación?, ¿Crees que tu dominio de la informática te ayudará a crear un marketing personal sólido y diferenciado?

Bienvenidos al mundo de la marca personal, personal branding, posicionamiento personal, marketing personal o como queráis llamarlo. El nombre no importa, lo interesante es saber que la marca personal es un proceso estratégico -nunca táctico- que tiene por objeto que a uno le elijan para lo que quiere.

La marca personal no es crearse perfiles en Facebook o en Twitter o en Linkedin. Es un proceso más complejo que incluye áreas de autoconocimiento, de estrategia y de comunicación. No existe la marca personal 2.0. Ni existe el “creative” personal branding. Existe la marca personal, que se puede proyectar en cualquier ámbito de nuestra vida, en el real y en el virtual.

Hay muchos padres de la marca personal, pero quienes nos han inspirado con mayor fuerza son sin dudaAndrés Pérez OrtegaNeus ArquésDan SchawbelWilliam ArrudaCatherine KaputaBrenda Bence. Grandes entre los grandes.

Si has llegado aquí tal vez quieras saber cómo se puede trabajar esa marca personal. De muchas maneras, y con muchos profesionales, recuerda que hacerlo solo no es imposible pero sí muy difícil. En SOYMIMARCA lo hacemos con una metodología que llamamos ICEBERG que encontrarás en el menú “Método“. Nuestro equipo se mueve en muchos terrenos: autoconocimiento, economía, coaching, marketing, RRHH, publicidad, imagen personal, teatro (sí, teatro); eso nos da una visión cercana al 360º de la marca personal.

Estamos seguros que eres la mejor persona y profesional que existe en la tierra, aunque tu no lo creas. Te lo vamos a demostrar. Ánimo!

*Con todo el cariño y respeto hacia Infojobs, marca que hemos usado todos en algún momento. Y al fin, si tiene 8 millones de usuarios, por algo será…

1 año de marca personal intensiva: un regalo y un relato.

 

Sí, hoy SOYMIMARCA cumple su primer año! Y lo cumple gracias a todos vosotros, los lectores del blog, los subscriptores, los seguidores Twitter, los miembros del grupo Linkedin, del grupo Facebook, y cómo no, gracias a todos los clientes y amigos que han confiado en Soymimarca durante este primer año. Para celebrar el evento, ahí van dos propuestas: 1. Haceros un regalo único y exclusivo y 2. Contaros cómo empezó todo.

EL REGALO

Ya se venía avanzando en diferentes redes sociales que hoy Soymimarca haría un regalo. En efecto, se trata del libro “Personal y Transferible. Un año de marca personal intensiva” cuyo PDF te puedes descargar gratuitamente haciendo clic AQUÍ.

EL RELATO

Soymimarca es la historia de una fusión de marcas. Por un  lado, Jordi Collell desde su empresa CTCoachCode aplicaba técnicas de coaching destinadas a reforzar la marca personal desde la perspectiva del autoconocimiento y la estrategia. Por el otro, Guillem Recolons desde su empresa Lateral Consulting llevaba ya un tiempo trabajando marca personal desde la perspectiva de estrategia y comunicación. El azar hace que Jordi y Guillem coincidan, y tras conocerse un poco deciden asistir juntos a la Primera Jornada de Personal Branding que tuvo lugar en un hotel de Madrid en abril 2010.

Escuchar a Andrés Pérez Ortega, el sherpa de la marca personal, es como escuchar el Concierto para piano y orquesta N1 de Rachmaninov. Pura fuerza. Branding personal en estado puro. Si Jordi y Guillem ya sentían debilidad por esta materia, la magia de Andrés hizo el resto. Jordi y Guillem decidieron unirse para trabajar la marca personal desde una perspectiva integral, ofreciendo un 360º desde el autoconocimiento hasta la comunicación pasando por la estrategia.

A decir verdad, el primer proyecto estaba enfocado a universitarios, con el nombre “Y ahora qué” (iaraque). Recolons y Collell pensaban que si alguien necesita tener las cosas claras y una buena hoja de ruta eran los chavales de 20 años, a punto de terminar la carrera pero tan inseguros. Se equivocaron. Tras celebrar una dinámica de grupo con universitarios para testar el producto se dieron cuenta de que la idea quizás era buena pero la facturación de un año quizás no llegaría a 1.000€ en total. ¿Problema económico? No del todo, también había un problema de fe, de creer en el personal branding como disciplina para convertirse en la opción preferente.

Con vocación de llegar a más personas y a una geografía más extensa nació la idea de Soymimarca antes de verano 2010. Una de las impulsoras de este proyecto fue Alexia Herms como asesora de marca personal.

El balance del primer año es bueno, pero no se pretende aburrir a nadie con métricas. Lo importante es que la cosa amenaza con continuar, y con alguna sorpresa importante para enero 2012. No hay colorín colorado, el cuento continúa.

Gracias de corazón.

En un mundo de 7.000 millones de personas diferenciarse no es una opción, es una necesidad

 

En un mundo de 7.000 millones de personas diferenciarse no es una opción, es una necesidad. Creo que da que pensar. Hasta hace poco diferenciarse estaba al alcance de muy pocos:

  • Aquellos con unas capacidades extraordinarias que habían conseguido romper la barrera de la “normalidad” y del anonimato. Algunos reyes, algunos políticos, algunos deportistas, algunos periodistas…
  • Aquellos que, sin tener una capacidades fuera de serie habían decidido romper con el statu quo como modus vivendi, aún a costa de arriesgar su vida: científicos, artistas, escritores…

Ninguno de ellos obtuvo su diferenciación de forma casual. Conocemos a muy pocos hijos de millonarios, pero todo el mundo sabe quién es Paris Hilton. Esta mujer decidió no seguir el protocolo preestablecido de hija de hombre acaudalado y prefirió crear su propio camino, diferenciarse. Muchos pensaréis que es fácil cuando hay dinero. El dinero no tiene mucho que ver. Diferenciarse, tener marca propia, es una actitud. Cualquiera puede ser inconformista.

¿Qué pasa hoy?

Mucha gente cree que es mejor seguir los pasos del rebaño, del pelotón. Hoy ya no. Esa teoría de antes de “hijo, cuando vayas a la mili ten la boca cerrada y no te metas en líos, pasa desapercibido” ya no funciona. Pasar desapercibido ahora, en lo personal y profesional, es desaparecer.

Afortunadamente hoy contamos con muchas herramientas y disciplinas para encontrar un posicionamiento personal único, relevante y notorio. El personal branding (o branding personal) es un proceso estratégico que, más allá de diferenciarse, pretende que uno sea el elegido, la opción. No se trata de competir constantemente, se trata de conocerse bien uno mismo, tener claro un mensaje y un receptor y estudiar la manera de comunicarlo.

Nunca ha sido tan fácil como hoy. Existen multitud de formas de dar a conocer nuestro mensaje, en el mundo del átomo o en el de los bits, no importa.

Si crees que diferenciarse no es una opción, es una necesidad, ponte las pilas y empieza a trabajar tu marca personal. Nunca es tarde.

 

 

Estos son mis principios. Si a usted no le gustan, tengo otros.

La conocida frase del gran Groucho Marx nos sirve para enlazar con un texto interesante sobre cómo trabajar los valores. En este blog ya hemos hablado en muchas ocasiones de principios y valores y su relación con la marca personal. También hemos hablado de liderazgo y valores. Aquí os dejo un extracto del libro “El Valor de los Valores en las Organizaciones” del empresario y publicista venezolano Juan Carlos Jiménez. Por cierto, un libro más que recomendable.
Guillem Recolons / asesor de marca personal

Una idea para trabajar los valores

Trabaje los valores en su organización con un recurso abierto. Es decir, desarrolle un documento que contenga las conductas y actitudes deseadas, que sirva para ejemplificar la puesta en práctica de cada uno de los valores de la organización.

Debe ser un documento que tenga la posibilidad de actualizarse y mejorar con la evolución de la organización, y con la participación de sus integrantes.

De esta manera se crean las condiciones para “refrescar” el significado práctico de los principios, y que esta dinámica se convierta en oportunidades vitales para fortalecer el compromiso de la gente con los valores de la organización.

Crear un documento con estas características también permite construir la identidad necesaria para que los valores realmente se conviertan en los pilares de la cultura organizacional. Así, los integrantes de la organización no verán en los valores una simple lista de creencias con las que deben vincularse porque no les queda más remedio, sino las bases para tener más  sentido práctico de lo que representa ser parte de esa organización.

Utilice los valores organizacionales universales antes propuestos como un punto de partida. Con ellos puede comenzar a construir una lista de comportamientos deseados frente a las distintas situaciones específicas que debe enfrentar su organización.

Esta es una manera concreta de asociar la práctica de los valores al día a día de cada integrante de la organización, al mismo tiempo que estructura un “código de conductas” práctico y en sintonía con la gente.

Su documento se puede desarrollar sobre la base de un esquema como el de la página siguiente.

Este es un ejemplo de cómo estructurar un “código de conducta” que contenga el significado de los valores en términos de comportamientos deseados.

Usted puede adaptarlo o formularlo de otra manera, de acuerdo con la realidad propia de su organización. Pero el resultado debe ser el mismo: Una guía práctica para los integrantes del equipo, en cuya construcción ellos también han participado.

Cuando hablamos del valor Comunicación:

Si estamos en alguna de las siguientes situaciones:

Falta de información sobre un proyecto en proceso.

La actitud y el comportamiento de los integrantes de nuestra organización debe ser el siguiente:

1. La buscamos. Preguntamos.

2. Pedimos ayuda a nuestros compañeros y a nuestros jefes.

3. No especulamos sobre las razones por las cuales no contamos con la información.

4. No creamos rumores.

5. Antes de emitir un juicio, averiguamos las razones por las cuales falta la información.