Entradas

Tu carrera, ¿la haces o te la hacen?

Durante las primeras sesiones con nuestros clientes siempre que sale a la palestra la carrera profesional algo abstracto se mueve en el ambiente. El concepto suena a recurrente, a tópico, a etéreo cuando en realidad se trata de un proceso que conducido correctamente nos ayuda a llegar casi siempre al éxito y es un eslabón básico de nuestra marca personal.

La semana pasada escribí sobre  la tenacidad, hoy volveremos al origen y revisaremos los aspectos básicos de la carrera profesional.

De mi experiencia personal puedo aportar que me quedé muy tranquilo y relajado cuando descubrí  que podía gestionar mi carrera usando herramientas y principios similares a los que ya estaba empleando como directivo en mi empresa y que, de esta manera, haciendo un uso adecuado de mis recursos tarde o temprano acabaría llegando el retorno esperado. Yo nunca he creído en negocios fáciles y rápidos, lo confieso de entrada.

Mis descubrimientos contrastados a través de mi ya larga experiencia, para algo sirve el paso del tiempo, y con un palmarés del que me siento orgulloso se pueden resumir en:

–       Nuestra carrera dura toda la vida. De aquí mi insistencia sobre la tenacidad en el post de la semana pasada. Que la velocidad y las prisas no nos cieguen porque lo importante es llegar aprendiendo y disfrutando del camino. Y habrá siempre dificultades, tengámoslo presente.

–       Nuestra carrera es NUESTRA. Nadie te va a arar tu campo ni te va a desbrozar tu camino. Tú trazas el camino, lo preparas y comienzas a andar. Si esperas que alguien lo haga por ti acabarás siendo el acólito de este “alguien”.

–       Nuestra carrera es un proceso definido y estructurado. Dicho de otra manera no se improvisa. En algún momento hemos de pararnos a definir lo quienes somos, a donde vamos y que queremos.

–       Y es esencialmente sencillo. Aunque las cosas sencillas algunas veces son las más difíciles de llevar a cabo pero siempre puedes acudir Soymimarca ti te echaremos una mano. Mira que perogrullada, se trata de:

o   Saber lo que queremos. Y esto se resume en establecer metas, en definir escenarios, en escribir nuestra carta a los Reyes Magos  aunque cada meta tiene que tener un plan de acción y además ser realista, mensurable, alcanzable, definida en el tiempo y ecológicas es decir sostenible por nuestro entorno vital, personal y familiar.

o   Medir nuestro avance. Las metas  y los planes hay que seguirlas y para ello se necesitan indicadores.  Si no hacemos revisiones periódicas correremos el riesgo de engolfarnos en el día a día, olvidarnos de lo dicho y avanzar por derroteros que no os interesan.

o   Corregir el tiro. Como la duración del proceso es larga nos encontraremos con que nosotros cambiamos y los entornos cambian y tendremos que redefinir  y ajustar periódicamente lo que sea necesario para no acabar como los pobres dinosaurios que por no poder adaptarse a nuevas circunstancias ya no están. Además siendo conscientes de que todo cambia  nos aparecerán nuevas metas y proyectos que enriquecerán nuestro camino y estaremos preparados para coger al vuelo las oportunidades que se presenten.

Y siempre estamos a tiempo para tomar el control de nuestra carrera lo de ser viejo o joven, maduro o inexperto y otros calificativos que no nos sirva de excusa. Y como cualquier proceso es mejor hacerlo bien acompañado que sólo recuerda que puedes contar con nosotros. No dejes pasar el tiempo, ponte en marcha.

Jordi Collell / asesor de marca personal

¿En qué te comprometes?

Compromiso es vida, es viaje, es trabajo, es amor,  es estar con uno mismo, es estar con los demás, es estar en el mundo, tener lo que deseas y perseguir lo que  deseas y no tienes y es no tener y no conseguir  lo que persigues y deseas, es estar donde quieres y no estar donde no quieres, pero también estar donde no quieres y no sufrir por ello, es sufrir por lo que quieres y no tienes y disfrutar con lo que tienes y con lo que no tienes… Desigual : just 26 (Libro del 26 aniversario) pags. 62-63

Copyright Desigual, Barcelona 2010

La marca personal es la huella de nuestro compromiso, no existen el uno sin el otro. Es el reflejo de nuestra autenticidad, está forjada con el trabajo diario, se mece con las olas de nuestro sueño, avanza con la fuerza que imprime el mensaje que enviamos al mundo y al universo, se gana paso a paso el respeto de las personas y empresas a las que queremos y servimos, nos hace diferentes de los demás y nos da luz propia para que brillemos en la oscuridad y nos hace todavía más visibles a la luz del sol. Sin compromiso no hay huella, sin huella no hay marca y por supuesto la marca no se compra ni se vende llaves en mano porque la semilla nunca crece sin agua, sol, amor y respeto.

Nuestro compromiso es facilitar los recursos para que el mundo esté surcado de huellas profundas, auténticas y duraderas. Confíanos la construcción de tu marca personal, estás en buenas manos.

Coming together is a beginning. Keeping together is progress. Working together is success.

Coming together is a beginning.
Keeping together is progress.
Working together is success.

La frase es de Henry Ford, aunque no fue el único que ensalzó el trabajo en equipo. Recordamos el proverbio japonés:  una sola flecha se rompe fácilmente, pero no un fardo de diez flechas. Y otro que dice que cuando un equipo funciona, se trabaja la mitad y se rinde el doble

Proverbios al margen, cuando las marcas personales de los integrantes de un equipo son fuertes, y además se respetan las habilidades, recursos y competencias de cada uno, llegar al objetivo és más fácil.

Aquí os describimos 5 claves para desarrollar una buena marca de equipo

1. Creatividad 1+1=3

Todos tenemos diferentes habilidades, conocimientos y atributos personales. Si utilizamos todos los atributos de un equipo, se pueden generar más ideas . Más ideas son soluciones más creativas y son mejores resultados.

2. Satisfacción

Las encuestas a profesionales de una empresa suelen destacar la falta de satisfacción en el trabajo. Las personas que trabajan en equipo para lograr un objetivo común progresan de forma continua. A medida que interactúan, generan mayor energía y entusiasmo, y eso produce resultados que afectan positivamente en la motivación y facilitan el camino del éxito.

3. Habilidades

Incluso la persona mejor cualificada no puede reunir todas las habilidades para hacerlo todo. Algunos tienen su punto fuerte en dar con la idea. Otros manejan bien el detalle, mientras que hay algunos cuya especialidad es “the big picture”. Los hay que no entienden de estrategia pero son buenos en táctica. Pero la clave es que cuando un equipo trabaja en armonía, tiene mayores posibilidades de conseguir resultados.

4. Agilidad

Imaginemos que tenemos un proyecto que requiere investigación, una propuesta, su financiación, su aplicación y una expectativa de beneficios . Si se asigna a una sóla persona, podría tardar meses o años en conseguirlo. Al repartir el proyecto en un equipo, el trabajo puede avanzar en paralelo para lograr el objetivo final mejor y más rápido.

5. Apoyo mutuo

Es increíble el “coleguismo” que se genera en los equipos, especialmente cuando las cosas se ponen difíciles. La gente está más dispuesta a arriesgar cuando sabe que puede apoyarse en un equipo.

Así que ¿cómo podría una empresa aprovechar las ventajas del trabajo en equipo? Quizás haya muchas vías, pero el refuerzo de marcas personales es un atajo. Un atajo que implica un tu ganas/yo gano/todos ganamos.

Desde soymimarca podemos ayudar a reforzar esas marcas personales en beneficio del branding corporativo. Es menos complejo de lo que parece. Sea como sea, os dejamos este vídeo titulado “Lessons from geese”, creado por Saatchi & Saatchi Australia en 1996, una obra maestra de la época que loa el trabajo en equipo.

Guillem Recolons / Personal Branding Coach / soymimarca