Entradas

El tiempo es amor

El tiempo vuela

Las razones para iniciar una estrategia de marca personal dependen de cada persona y son muy variadas: independencia económica, inseguridad laboral, crecimiento personal o profesional, salud, etc.

Pero si hay una razón que es casi universal, especialmente en aquellos que han estado trabajando en puestos de responsabilidad dentro de grandes empresas, es la de pasar más tiempo con su familia.

Algunas carreras profesionales se convierten en un pozo sin fondo en el que desaparecen horas y horas de tu vida en viajes, reuniones, llamadas urgentes, mails que responder, informes que redactar… y un día te das cuenta de que tu vida familiar se ha reducido a la mínima expresión y que no has visto crecer a tus hijos.

En algunos casos, conseguir los objetivos marcados no hace más que empeorar las cosas, y un ascenso o un nuevo destino suponen nuevos sacrificios.

Lo peor es que no hay dinero que haga recuperar este tiempo: los niños crecen, las oportunidades se pierden, las relaciones se resienten y el sentimiento de culpa aumenta.

Por ello, muchos profesionales intentan encontrar una nueva oportunidad a través de la marca personal, buscando disponer de su tiempo, rehaciendo su vida, descubriendo nuevas prioridades y siendo conscientes de la importancia del tiempo.

Evidentemente, todos necesitamos unos ingresos mínimos para vivir, pero no deberíamos olvidar que trabajamos para vivir.

La vida de un profesional independiente tampoco está exenta de ciertos momentos en los que el tiempo se escurre entre los dedos, pero la posibilidad de administrar el tiempo es mayor.

Seas un profesional del tipo que seas, quiero invitarte a pensar en ello con la canción “Time Is Love”, de Josh Turner, que nos recuerda que “el tiempo es amor”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=CMkPtqbMNSo[/youtube]

Valores personales y marca personal, por @guillemrecolons

¿Por qué las personas somos felices cuando hacemos lo que nos gusta y nos sentimos mal al hacer algo que va contra nuestros principios?

Porque afecta directa o indirectamente con nuestros criterios de valoración, nuestros valores (no confundir con creencias).

Si valoramos la disciplina, estaremos a gusto con aquellas actividades que incluyan un código de conducta rígido y ordenado (el ejército, por ejemplo). En cambio, si en esas condiciones nos obligan a desarrollar actividades creativas nos llegará la frustración.

A menudo, existen valores contrapuestos, como disciplina y creatividad, pero hay personas que pueden abrazarlos sin problemas.

Aquí listamos algunos valores positivos que desde soymimarca creemos que son los más relevantes: Respeto, Honestidad, Amor, Éxito, Diversión, Intimidad, Contribución, Creatividad, Justicia, Reconocimiento, Privacidad, Integridad, Disciplina, Seguridad, Paz, Aventura, Poder, Pasión, Salud, Confort, Responsabilidad, Mejora continua, Familia, Esfuerzo, Mérito.

Por supuesto, también existen valores negativos, como los celos, el temor, la humillación, la depresión

A la jerarquía de valores la llamamos escala de valores. Creamos nuestro “top 5”.

Si nos marcamos un objetivo en nuestra vida, en nuestro trabajo, en nuestro entorno, y no tenemos en cuenta nuestros valores, entraremos en un conflicto interno que creará un freno para llegar al éxito.

También es importante evitar los conflictos de valores, como tratar de ayudar a un pariente saltándonos normas cívicas. A veces, ciertos valores actúan como pantalla, como el éxito o el ansia de poder, que pueden desequilibrar otros aspectos de nuestra vida como nuestras relaciones personales

Nuestros valores están al frente de nuestra marca personal, y marcan nuestro comportamiento. Por eso es tan importante identificarlos, ordenarlos por prioridades y ser consecuentes. Por ejemplo, una persona que valore su intimidad y privacidad no debe ser forzada a exponer públicamente aspectos interiores de su vida. Una persona que valore la seguridad y la paz podría pensar en dedicarse al orden público.

Fotografía: shutterstock.com