Entradas

¿A quién seduces con tu Marca Personal?

¿Existe alguna marca que te haga vibrar, conecte contigo y forme parte de tu estilo de vida? ¿Has oído hablar alguna vez de las Lovemarks? Pues se trata de marcas que generan una conexión emocional provocando una lealtad más allá de la razón. 

Según Kevin Roberts, CEO de la prestigiosa agencia global de publicidad, Saatchi & Saatchi y autor del libro “Lovemarks, el futuro más allá de las marcas.”, el concepto de “marca” está agotado y lo que se necesita para rescatarlo es lo que él denomina “Lovemarks” o “Marcas de Amor”.

Pongamos un sencillo ejemplo, para mi desayunar en Starbucks es un ritual – puede sonar un poco snob lo reconozco – pero no disfruto mis mañanas de la misma manera sin mi Grande Capuchino y mi Muffin de chocolate. Pero eso no es todo… es el olor, la amabilidad de su personal, la música, los momentos que he vivido en su espacio, su compromiso con el comercio justo… todo me hace disfrutar de mi experiencia Starbucks al máximo. Y por eso forma parte de mi día a día y he conseguido que mis familiares y amigos también lo vivan de la misma manera. Por eso y por mucho más I love Starbucks.

Pero… ¿Qué han de tener las marcas para convertirse en Marcas de amor? O mejor dicho… ¿Puede una marca personal ser una Lovemark? Según Kevin Roberts, las marcas deben tener estos 3 ingredientes:

  • Misterio: Debe haber una historia que contar, un pasado pero con capacidad de proyectarse hacia el futuro; debe haber sueños, mitos, símbolos, metáforas. Teniendo en cuenta todo esto, una marca personal tiene su storytelling, una historia de vida contada como un relato con pinceladas reales y/o algunas imaginarias que hacen más atractiva y carismática la marca personal.
  • Sensualidad: Las marcas deben provocar sensaciones, conectarse con los sentidos: nos regalan sonidos, luces, olores, texturas, sabores. La marca personal también tiene sensualidad, es capaz de provocar y proyectar reacciones y reflexiones. Y también seducir con sus aportaciones y contenido único.
  • Intimidad: Hay compromiso, empatía, pasión. La marca personal comunica de persona a persona, está comprometida con el conocimiento y la verdadera identidad. Y además,  genera un diálogo directo y sin intermediarios.

Después de leer estos 3 aspectos si volvemos a preguntarnos si una marca personal puede ser una marca de amor, la respuesta es clara: Si. Y sino pongamos por ejemplo a Bono, líder de la famosa banda de rock U2. Ha conseguido ser una marca personal más allá de su exitosa banda de rock. Una marca apasionada, llena de historias y símbolos, con conciertos que explotan los sentidos y relaciones empáticas con el mundo. Bono es una Marca de Amor.

Todo esto nos muestra que una “Lovemark” no se limita a las marcas, sino que se extiende a servicios, personas, personajes (reales o ficticios), deportes e incluso lugares del mundo.

¿El secreto? Generar un vínculo emocional con todos aquellos que te siguen, explicando historias, despertando sensaciones y regalando conocimientos para así seducirles con tu marca personal. ¿Y tú, seduces con tu marca?

 

Si estás conforme con tu vida, entonces eso es sexy, por @alexiaherms

Seguimos nuestra saga de posts “Every little thing she does is magic” con una mujer que si fuera una marca sería la de la pura sensualidad. Este post lo dedicamos a la actriz y cantante Scarlett Johansson.

Grandes mujeres: Scarlett Johansson

Fuerte personalidad, voluptuosos labios y generosas curvas la han convertido en una de las mujeres más deseadas del mundo y en musa de grandes firmas como Dolce & Gabbana, Mango o Chanel.

El genio Woody Allen la define con estas 3 palabras: “Sexy, inteligente y paralizantemente fotogénica”

En una de sus frases celebres dice que: “ Si estás conforme con tu vida, entonces eso es sexy. Tal vez las personas piensan que yo me veo sexy, pero no es así, yo me siento sexy. En ese sentido yo soy una persona muy liberal. Me siento muy conforme con mi sexualidad, mi cuerpo, mi cara -bueno a veces no tan conforme con mi cara, pero estoy atrapada en ella y no hay nada que pueda hacer sobre eso-“.

Y es que  Scarlett es la personalidad de la belleza. Mujer con un fuerte carisma y muy atractiva. Mezcla de mujer tímida y explosiva. Es el claro ejemplo de sentirse sexy es ser sexy.

Os dejamos este vídeo de una de sus canciones “Relator” junto a Pete Yorn . Scarlett siempre pone un toque de sensualidad en todo lo que hace.

Impresionante, ¿verdad?