Entradas

¿Te animas a Fluir?

 

Lo tengo que reconocer, durante estos días de vacaciones Navideñas he empezado a jugar al Candy Crush (no se lo digas a nadie). Tras muchos meses de criticar y hacer bromas con familiares y amigos sobre la cantidad de tiempo que dedican al juego y lo “enganchados” que están, me he decidido a jugar yo. Tenía curiosidad por entender qué tenía un juego en el que juegan más de 150 millones de personas en todo el mundo. Tras estar estos días jugando, creo haber entendido la clave de su éxito.

Google Images

Google Images

Desde mi punto de vista, la clave de su éxito no es otro que haber entendido a la perfección lo que Mihály Csíkszentmihályi llamaba Fluir. Este psicólogo norteamericano, profesor de la Universidad de Claremont (California) publicó en 1990 una auténtica obra maestra de la psicología positiva, su libro “Flow” (fluir).  En él, explica la teoría de flujo. Indica Csíkszentmihályi que el espacio de flujo se da cuando una persona realiza una actividad en la que el reto que supone esa actividad está equilibrado con las competencias o habilidades que tiene esa persona. Cuando el reto supera las habilidades, la persona sufre estrés o ansiedad ya que el reto es demasiado complejo. Por el contrario cuando las habilidades de la persona superan al reto al que se enfrenta suele aparecer el tedio o el aburrimiento.

La situación óptima se da cuando la persona está en estado de flujo. Cuando alguien se encuentra en este estado, está absorta en una actividad para su propio placer y disfrute. En este espacio, el tiempo vuela, la persona disfruta y es más creativa y productiva que nunca. Volviendo al juego, creo que su éxito es debido a que han sabido conjugar de forma excelente esta dualidad retos <-> habilidades. La exigencia del reto aumenta a medida que lo hacen las habilidades de la persona que juega. Está perfectamente ideado para que este equilibrio se mantenga de forma casi constante en todos los niveles. Cuando parece que no podrás avanzar el juego te da una tregua y puedes subir de nivel o cuando crees que va a ser fácil y te vas a aburrir, el reto aumenta su dificultad y el juego vuelve a engancharte.

Y en el mundo profesional y laboral sucede de forma parecida. Debemos tener muy claro que los profesionales sólo somos felices, nos divertimos y ofrecemos un alto rendimiento cuando nos encontramos en el espacio de flujo. Lamentablemente, me atrevería a decir que son minoría los que se encuentran en este estado. La mayoría suelen estar estresados o agobiados o bien aburridos por el tedio que les supone su trabajo. Creo que es fundamental, que todas aquellas personas que dirigen a otras tengan bien claro esta teoría sobre el espacio de flujo. Les recomiendo analicen en qué situación se encuentran sus trabajadores y diseñen qué pueden hacer ellos para ayudarles a situarse en el flujo (bien sea aumentando o disminuyendo tanto los retos de los profesionales como sus competencias y habilidades). De esta forma, habría muchos más trabajadores en el espacio de flujo lo que contribuiría a tener a muchas más persones felices y a aumentar los niveles productivos y de competitividad de las empresas.

En referencia a la óptica individual, también te recomiendo que analices tu situación actual según la teoría planteada. Busca nuevos retos si te aburres o aumenta tus competencias o disminuye la complejidad de tus retos si éstos te superan. Haz lo posible por situarte en el espacio de flujo ya que será el único lugar en el que disfrutará trabajando, serás muy productivo y sobretodo serás muy feliz.

¿Te animas a fluir?

El personal branding no busca la fama, si uno no quiere

 

Tres preguntas fáciles para este lunes:

  1. ¿Tienes algún amigo millonario?
  2. ¿Tienes algún amigo famoso?
  3. ¿Tienes algún amigo razonablemente feliz?

O mucho me equivoco o has podido responder afirmativamente a cada pregunta. Pero, la reflexión es la siguiente:

  • No todo millonario es famoso (ni quiere serlo).
  • No todo famoso es millonario (aunque quizás le gustaría serlo).
  • No todo millonario es razonablemente feliz, como tampoco lo es todo famoso.
  • Y por supuesto no toda persona razonablemente feliz es millonaria ni famosa.

¿Qué significa esto?

imagen: Google CC

imagen: Google CC

El personal branding no tiene como objetivo que te hagas millonario, que seas famoso o que seas feliz. El objetivo del personal branding es ayudarte a llegar donde quieres llegar. Se trata de TU objetivo. Si no quieres ser famoso, no te fuerces a serlo.

Últimamente se ha banalizado mucho la utilidad final de una estrategia de marca personal, y cualquiera se atreve a decir cosas como “aprende a crear tu marca personal” o “consigue la fama con la marca personal”.

Hemos hablado largo y tendido de que una estrategia de personal branding es un proceso estratégico. Nos puede ayudar a emprender un proyecto, a mejorar nuestra posición laboral, a gestionar el tiempo para sacarle más jugo a la felicidad, a conocernos mejor, a visualizar una posición a 10 años vista…

Y el consultor de personal branding debe ser, ante todo, un buen consultor. Si puede ser especializado en la materia mejor. Ah, y no será necesario que sea famoso ni millonario. Aunque apuesto algo a que será alguien que disfruta de la felicidad.

No se trata de dónde estés, sino dónde quieres llegar (VÍDEO)

Hoy te proponemos 3 minutos y medio de inspiración. Un vídeo lleno de sabios consejos que te ayudarán a acercarte cada vez más a la felicidad. Muéstrate, inspírate, ama tu trabajo… Y empieza a ver la vida desde una nueva perspectiva. Esperamos que te guste.

[youtube]http://youtu.be/1aW7TIFU66E[/youtube]

Una receta de la felicidad para este 2013 (VÍDEO)

Desde que nacemos nos convencemos de que la vida DESPUÉS será mejor. A veces no nos damos cuenta y la vida pasa ante nuestros ojos esperando el tren de la FELICIDAD que nunca llega. Hoy 31 de Diciembre, a unas horas de empezar el nuevo año queremos compartir un Cortometraje de Ismael Curbelo llamado “Las Esperas” que os hará reflexionar.

Este 2013 atesora cada momento, vive intensamente y no esperes para ser feliz. La felicidad no llega cuando conseguimos lo que deseamos, sino cuando sabemos disfrutar de lo que tenemos. 

[youtube]http://youtu.be/mB4ItrJIdig[/youtube]