Entradas

El personal branding no busca la fama, si uno no quiere

 

Tres preguntas fáciles para este lunes:

  1. ¿Tienes algún amigo millonario?
  2. ¿Tienes algún amigo famoso?
  3. ¿Tienes algún amigo razonablemente feliz?

O mucho me equivoco o has podido responder afirmativamente a cada pregunta. Pero, la reflexión es la siguiente:

  • No todo millonario es famoso (ni quiere serlo).
  • No todo famoso es millonario (aunque quizás le gustaría serlo).
  • No todo millonario es razonablemente feliz, como tampoco lo es todo famoso.
  • Y por supuesto no toda persona razonablemente feliz es millonaria ni famosa.

¿Qué significa esto?

imagen: Google CC

imagen: Google CC

El personal branding no tiene como objetivo que te hagas millonario, que seas famoso o que seas feliz. El objetivo del personal branding es ayudarte a llegar donde quieres llegar. Se trata de TU objetivo. Si no quieres ser famoso, no te fuerces a serlo.

Últimamente se ha banalizado mucho la utilidad final de una estrategia de marca personal, y cualquiera se atreve a decir cosas como “aprende a crear tu marca personal” o “consigue la fama con la marca personal”.

Hemos hablado largo y tendido de que una estrategia de personal branding es un proceso estratégico. Nos puede ayudar a emprender un proyecto, a mejorar nuestra posición laboral, a gestionar el tiempo para sacarle más jugo a la felicidad, a conocernos mejor, a visualizar una posición a 10 años vista…

Y el consultor de personal branding debe ser, ante todo, un buen consultor. Si puede ser especializado en la materia mejor. Ah, y no será necesario que sea famoso ni millonario. Aunque apuesto algo a que será alguien que disfruta de la felicidad.