Entradas

La felicidad tras el despido. Parte I

Es un tópico hablar de despido y depresión, de fases de luto, de indefinición, desorientación, crisis. Como hubiera dicho Louis Van Gaal, “siempre negativo”. Pero, ¿Qué pasa con el lado positivo del despido? ¿Por qué nunca se habla de personas que han descubierto que existe una vida mejor tras un ERE? ¿Qué hay de todos aquellos que, de la noche a la mañana, han descubierto que eran auténticos emprendedores? ¿Por qué insistimos tanto en tapar nuestros fracasos? ¿Hay vida tras el despido?

Hoy iniciamos una sección nueva, una sección, parafraseando a mi querida amiga y “coopetidora” Arancha Ruiz, de historias de cracks, de historias de reciclaje positivo. Las hay, y muchas, aunque muchos nos hagan ver únicamente el lado negativo. Los anglosajones nos llevan ventaja, ellos saben sacar tajada de un fracaso como nadie. Es más, en un país como Estados Unidos, por ejemplo, muchos headhunters y muchos Capital Risc prescinden sin piedad de profesionales que no hayan conocido el fracaso.

Bienvenidos pues a la serie “La felicidad tras el despido“. Para poder completar esta serie necesitaré vuestros testimonios. Os ruego que si habéis experimentado un proceso de felicidad post-despido me escribáis en la sección de contacto de este blog con el asunto “La felicidad tras el despido“. Como no podía ser de otra manera, comenzaré con un caso que creo conocer bien, el mio.

El caso GR. La vida comienza a los cuarenta

El qué

Cuento con el privilegio personal y profesional de haber experimentado un despido, lo que fue la palanca de lanzamiento de una nueva vida con más sabores que sinsabores. Con más destellos de felicidad que de tristeza. Si  hoy me dedico al personal branding es gracias a lo que aconteció a finales de 2004.

El cómo

Inicié mi carrera profesional muy joven. Mi primera nómina, un contrato de prácticas en la agencia de publicidad Tiempo BBDO, está fechada en enero de 1979. Yo tenía 16 años y estudiaba por las noches. Ahí entendí que el entorno de la comunicación, la creatividad, la publicidad y toda la locura que conllevan se convertirían en mi profesión.

Y así fue. Pasé 11 años por J. Walter Thompson, luego por Bassat & Ogilvy y luego por Saatchi & Saatchi. En total, unos 20 años en el entorno de la agencia de publicidad internacional, trabajando para anunciantes de gran presupuesto y para marcas globales. Tras esos 20 años quise probar el sabor de formar parte del accionariado de una empresa, así que acepté la oferta para dirigir la agencia barcelonesa Altraforma. Corría el año 1998 y la experiencia no pudo empezar mejor.

Me sentía a gusto, trabaja con la misma intensidad o más, fines de semana, algunas noches. Pero trabaja “para mi”. Un cachito del resultado (si no recuerdo mal un 15%) era mio. En 2000 y 2001 conseguimos colocar a la agencia en lugares de ranking reservados a grupos muy grandes. Éramos un bombón. Recibimos muchas ofertas de compra de grupos multinacionales. Las circunstancias hicieron que no se aceptara ninguna de esas ofertas (craso error) y que en 2003 se avistaran signos de desaceleración. Algún cliente perdido, algún despido inoportuno, cosas que pasan en las mejores familias y que se suelen superar.

Pero sucedió algo que marcaría mi vida para siempre. Sin saberlo, me instalé en la “zona de confort“, en esa zona cerebral que impide ver la necesidad de cambiar la manera de hacer las cosas. Es posible que alguna circunstancia adversa en mi entorno familiar influyera en mi estado de ánimo, pero fuera como fuere en septiembre de 2004 llegué a un acuerdo de salida con el socio mayoritario de la agencia. Eufemismos al margen, me despidieron de la compañía. Hablemos claro, por favor. Vendí mis acciones y me fui en diciembre de ese mismo año, tras una fiesta de Navidad que se convirtió en mi funeral publicitario.

En enero de 2005, y gracias a algún anunciante que no se quería desprender de mi, inicié mi propio negocio, Lateral Consulting. Lo de lateral venía por la influencia positiva de Edward de Bono y su “Lateral thinking”, un libro que se debería leer a los bebés en la cuna.

Ahí descubrí que se podía trabajar como un burro y ser feliz. Las presiones eran mis presiones, nadie me ponía metas, me las ponía yo solo. Sin  saberlo, ideé mi propio personal branding plan. En 2007 acepté una oferta para gestionar en España el negocio de TVLowCost, una joven agencia francesa que rompió moldes y abrió en dos años filiales por todo el mundo desafiando con su filosofía a las grandes multinacionales. El invento no funcionó aquí, lo que me dio nuevos parámetros para saber lo que no hay que hacer, pero afortunadamente mi negocio con Lateral Consulting funcionaba bien.

En 2007, desde Lateral, empecé a trabajar en proyectos de estrategia y comunicación orientados a personas, a profesionales. Políticos, emprendedores, personas que habían sufrido un despido… Aun no lo sabía, pero mi buena amiga Linda Reichard un día me dijo que lo que yo hacía se llama “personal branding“.

A principios de 2010, de la mano del que luego sería mi actual socio, Jordi Collell, asistimos a una jornada en Madrid sobre marca personal capitaneada por el sherpa Andrés Pérez Ortega, y en octubre de ese mismo año abríamos SOYMIMARCA.

El porqué. Key learnings.

La felicidad existe. Solo hay que ir a buscarla. Y eso se consigue superando miedos.

Arriesgar es clave. Si no arriesgas puedes vivir razonablemente bien con un sueldo digno, pero será difícil que vayas a trabajar con el grado de motivación adecuado.

Se puede vivir con  menos. Muchas personas se cierran en banda a emprender por miedo a no llegar a los niveles de retribución  que tenían trabajando como empleadas.

Think big. Piensa en grande. Si tienes una buena idea, ponle recursos, no seas tacaño. No hay idea que prospere sin una inversión decente.

Rodéate de los mejores. Hasta ahí el tópico. Pero quiero decir rodéate de las mejores personas, de gente a la que puedas confiar las llaves de tu vida. Despréndete rápidamente de quien no comparta tu grado de entusiamo por el proyecto, se convertirá en un agente tóxico.

Hazte un plan. Tu plan. Sigue un guión. Y ves adaptándolo según las circunstancias. No te cierres a cambios de rumbo, pero mantén el destino. Y recuerda, como dijo el poeta griego Constantino Kavafis, que lo importante no es solo llegar al destino, sino aprender del viaje sin forzar la travesía.

¿Quieres trabajar tu marca personal con nosotros?

Contáctanos aquí y buscaremos soluciones.

 

¿Es rentable cargarse a los directores?

Podemos aportar pruebas. Las compañías que apoyan la marca personal de sus empleados funcionan. La puesta en marcha del nuevo paradigma, de empleados a trabajadores autónomos, mejora no sólo los resultados de las compañías sino que las remuneraciones de los colaboradores son superiores en un 20% en comparación con organizaciones similares. Y esto, por ejemplo, sucede en una empresa que factura  más de 350 millones de dólares.

En la edición de diciembre 2011 de la Harvard Business Review, Gary Hamel  nos explica la experiencia de Morning Star Company  dedicada el proceso  de los tomates en tres factorías y nos da cuatro pistas para poner en marcha la transición hacia este modelo de gestión.

¿Que pasa en el mundo mundial?

 a) Una empresa con 10 trabajadores necesita uno  para dirigirlos, si aplicamos la misma proporción pongamos que para una de 100.000 se necesitarán 11.111 directivos dado que también será necesario un staff para dirigir a los directivos. Esto significa mayor coste.  b) Tanto personal tiene que justificar su puesto y las decisiones se toman a través de imbricados procesos que las alargan y alargan. Esto significa ineficacia. c) Al final acaba tomando la decisión una persona en base a sus propios criterios que no tienen que coincidir exactamente con los intereses de la compañía. Esto significa arbitrariedad. d) Las normas y la jerarquía matan muchas veces el sentido de la responsabilidad de los empleados ya que si como consumidores podemos tomar la decisión de gastarnos 30.000€ en un automóvil o en cualquier otra cosa de manera responsable cuando queremos realizar un gasto de pongamos 3.000€ en la empresa en la que trabajamos hemos de seguir un procedimiento la mayoría de las veces complicado. Esto significa matar las ganas de hacer cosas.

¿Qué hacen en Morning Star Co.? 

a) Cada colaborador es responsable de la redacción de su misión personal en la que indica cual será su contribución para alcanzar los objetivos de la compañía. b) Cada año cada colaborador negocia con los colegas que están más afectados por su trabajo un plan operativo para poder llevar a buen término su misión, a esto lo llaman Colleague Letter of Understanding (CLOU). c) Las 23 unidades de negocio de Morning Star negocian un acuerdo de proveedor/cliente entre ellas, en un proceso similar al de las CLOU. d) No existen responsabilidades definidas de manera centralizada y cada colaborador tiene la posibilidad de tener mayores responsabilidades en función de sus habilidades y experiencia. e) Se motiva la realización y puesta en marcha de propuestas operativas y de negocio. f) Como todo lo anterior no funciona sin información esta última se distribuye de manera indiscriminada  en toda la organización. g) Los planes, las ideas y las decisiones de inversión se consultan entre colegas. Una inversión de 3 millones de dólares se comenta con más o menos 30 colegas. h) Las disputas y desacuerdos se saldan a través de la mediación interna. i) Periódicamente se revisan entre pares las decisiones tomadas. Por lo menos una vez al año, en febrero, se organiza una reunión estratégica en la que cada unidad de negocio expone el estado de las cosas y los resultados alcanzados. j) Cada año, cada colaborador hace una autoevaluación indicando el nivel de cumplimiento de su CLOU, se elige un comité de compensación que valora las autoevaluaciones y fija, como su nombre indica, las compensaciones económicas individuales. Así de simple y así de fácil.

¿Qué ganan  con ello en Morning Star? 

a) Menores costes, lo que se ahorran en salarios y gastos fijos lo pueden emplear en mejores compensaciones para los colaboradores y para impulsar el crecimiento. b) Mejor ambiente ya que el politiqueo y otras prácticas no productivas se acaban cuando no se compite para subir en el escalafón. c) Mayor iniciativa  y proactividad, producto de la mayor libertad de acción. d) Mayor lealtad, la ausencia de rivalidades permite a los colaboradores centrarse  más en la organización. e) Aumento del “talento”: al ser cada persona responsable de la calidad de su trabajo se invierte individualmente en mejorar conocimientos y habilidades. f) Mejores decisiones:  al eliminar los niveles piramidales  las decisiones que se toman son más rápida y más inteligentes. g) Aumenta la flexibilidad: Se responde más rápidamente a los retos al estar las personas más acostumbradas a compartir y trabajar en equipo.

¿Todo es color de rosa?

Pues no, la verdad, porque todo cambio de manera de hacer conlleva riesgos. a) Difícil adaptación por parte de muchas personas que ha desarrollado toda su carrera en organizaciones jerárquicas. b)Enmascarar la responsabilidad: Cuando no se encuentran respuestas a los retos que se presentan, al no haber nadie que tome el toro por los cuernos la cosa puede derivar en u  reino de mediocridad. c) Puesta en marcha lenta: Poner en funcionamiento las nuevas incorporaciones puede tardar un año.  d) Crecimiento personal: Sin escalafón puede resultar complicado evaluar el progreso individual y puede convertirse en un problema real si se quiere, por ejemplo, cambiar de empresa.

¿El modelo es exportable? 

Claro que lo es, y vale la pena probarlo dado que las ventajas superan netamente los inconvenientes y se puede hacer de manera controlada y progresiva. 1) Aunar las misiones personales con la de la compañía, el modelo del redactado individual de misión incidiendo en cómo se puede crear valor tiene sentido. 2) Ampliar la autonomía de las personas eliminando las prácticas que la limitan e impiden el desarrollo de la misión. Contribuir al desarrollo de la marca personal de los colaboradores es una forma de dar mayor autonomía. 3) No poner barreras a la información ya que para actuar inteligentemente las personas necesitan tener elementos para clacular el impacto de sus decisiones. 4) Limar la pirámide jerárquica disminuyendo las distancias entre los que dirigen y los demás y responsabilizando a cada persona de sus decisiones.

Soymimarca, por ejemplo, ha desarrollado un programa de Embajadores de Marca para impulsar a las organizaciones hacia el cambio de paradigma.

 

8 reflexiones para despedir el año

Será porque mi visión está todavía sesgada por un pasado contable no tan lejano, será porque necesito tener indicadores temporales para valorar las cosas , será por lo que sea, yo me planteo los finales de año como el cierre de un ejercicio. Estamos a punto de acabar este 2011 y quiero compartir con vosotros algunas reflexiones sobre un año que ha sido, como otros muchos, intenso, duro y rompedor.  ¡Vamos allá!

1. Año del descubrimiento. Normalmente tardamos en reaccionar. En mayo del 2010 ya nos habían dicho que la situación no se podía sostener y empezaron los recortes pero no nos lo acabamos de creer, teníamos la esperanza de que con unas medidas más o menos intensas la cosa volvería a despuntar.  Finalmente nos hemos dado cuenta que el sistema se tambalea y que todavía no se ve la luz al final del túnel. Ahora todos lo sabemos y además nos lo creemos.

2. Crisis de confianza. Hemos descubierto que los que hemos elegido no tienen poder y en definitiva no mandan.  Nos han contado que nos habíamos pasado, que vivíamos por encima de nuestras posibilidades, hemos aceptado sin casi rechistar una pérdida de derechos económicos y embargo y no han sido suficientes. Como si del suplicio de Tántalo se tratara cada recorte era el preámbulo de otro todavía mayor y  sin el menor atisbo de saciedad por parte de los “mercados” que se han convertido en árbitro de nuestro futuro sin que nadie se lo haya pedido, sin haber sido escogidos para ello.

3. Pobreza. Hemos batido el record de parados en términos absolutos y porcentuales de toda nuestra historia. Se han recortado salarios, cercenado derechos y roto esperanzas. Cada día somos colectivamente un poco más pobres.

4. Desigualdad. Los platos rotos los han estado pagando las víctimas. A todos los niveles y desde todos los estamentos sociales. No hay evidencias que los que han ocasionado la crisis estén en peor situación .

5.  Engaño. Han salido voces bien pensantes que nos anuncian a bombo y platillo dos tipos de mensajes: a) Nos merecíamos la crisis por haber sido unos inconscientes b) Demos gracias a la crisis porque nos va a permitir recuperar valores olvidados. Son un engaño. Señores, lo que nos ha caído encima es una mala jugada para la mayoría, que se lo cuenten a los que han perdido el empleo ,y no valen los profetas del vivir con menos mientras toleramos que algunos vayan teniendo cada vez más.

6. Cambio de paradigma. Quien no se adapta a un entorno cambiante acaba por desaparecer. Pensemos en los dinosaurios, los pobres, que sólo existen en los tratados de paleontología o en las exposiciones temáticas y en las películas. Adaptarse no es tragar con todo, es saber entender la realidad y actuar en consecuencia. Dejemos a un lado la nostalgia por lo que hemos perdido y las lamentaciones por lo que nunca volverá. Ha llegado el momento de mirar las cosas con una óptica distinta a la que estábamos acostumbrados: Nadie, nadie, nadie nos volverá a sacer las castañas del fuego, sean el estado, las empresas  cualquier ente público o privado, dependemos de nosotros mismos y hemos de actuar en consecuencia. A esto le llamo yo el cambio de paradigma y tras cinco puntos cargados de negatividad llega el sexto cargado de esperanza., es nuestro momento, el momento de la persona. Y para mi el año 2011 ha sido el del cambio del paradigma.

7.  Todos tenemos nuestro hueco. Se trata de buscarlo y es una tarea muy fácil o muy difícil según como se plantee porque hay que echarle horas e imaginación y  es mejor hacerlo cuando la necesidad no apremia. Ese mejor acordarse de Santa Bárbara antes de que truene. Pero las oportunidades existen y las podemos encontrar y esto es otra buena noticia. Y en este año que dejamos he reforzado mi hueco y he ayudado a encontrarlo a otras personas.

8. Por fin somos nuestra marca. Para movernos con agilidad en la nueva situación, para saber leer la realidad a través del nuevo paradigma y para encontrar el hueco que todos tenemos hemos de conocernos muy bien, descubrir lo que nos apasiona y trazar el camino para convertirlo en realidad.

Yo soy mi marca y todos nosotros somos nuestra marca. Y mi marca es mi propuesta de valor que pongo en conocimiento de los demás para que cuenten conmigo, para ser el elegido. Nuestra marca no se crea, todos la tenemos, todos dejamos una huella, nuestra marca la gestionamos para que enseñe al mundo lo que realmente somos y queremos porque si no lo hacemos nosotros los demás nos verán a través de los cristales de sus gafas y puede que salgamos distorsionados.

El 2011 que nos deja ha sido  importante para la marca personal, Soymimarca ha cumplido un año  y se ha consolidado la oferta profesional para ayudar gestionar las marcas personales.

Gracias por leerme y feliz 2012.

¿Para qué le sirve a un deportista trabajar su Marca Personal?, por @JavierZamoraMPD

La vida de un deportista se desarrolla encorsetada en unos parámetros muy definidos que la hacen especialmente diferente y particularmente necesitada de un proyecto de Marca Personal.

La incertidumbre permanente sobre un próximo destino, la rapidez en los cambios éxito/fracaso, tanto en la visión popular como la propia percepción personal y la imposibilidad de predecir la longevidad en su desempeño hacen del deportista un sujeto especialmente configurado para la necesidad de un proyecto personal a medio y largo plazo, que se mantenga desligado de la cadena fama/éxito/dinero/gloria/victoria.

¿Para qué le sirve a un deportista trabajar su  Marca Personal Deportiva?

Antes de comenzar a detallar qué objetivos se pretende buscar, es importante  que el deportista sepa que toda Marca Personal Deportiva debe basarse en los valores propios que él posea, tanto personales como profesionales, y que éstos, vayan ligados a su propia identidad.

De esta forma estamos construyendo una Marca Personal Deportiva, sólida, consistente y sobre todo duradera, siendo este el punto más importante, ya que lo que buscamos no es únicamente aprovechar el interés social o mediático que el deportista genera sino prolongarlo para que le sobreviva después de su carrera profesional.

Los objetivos para el desarrollo de una Marca Personal Deportiva, se representan en tres aspectos claramente definidos:

  1. Dotar de valor al deportista
  2. Crear un activo para el club/ agente/ patrocinadores
  3. Atractivo para los medios  y las marcas

1- Dotar de valor al deportista

Ayudar al desarrollo del deportista en base a sus valores personales y profesionales es construir una Marca Personal propia, diferenciada del resto y única.

Este valor es aprovechado para construir su Marca que le sirva en tiempos corto, medio y largo.

2- Crear un activo para el club/ agente/ patrocinadores

Generar valor en las tres dimensiones del deporte: club/ agente/ patrocinadores

En primer lugar, el club trabaja la Marca Personal Deportiva de sus jugadores, potenciándolos y creando un activo del club,  entiendiendo a éste como el conjunto de gestores, socios y aficionados, que le sirve para atraer a patrocinadores, ofertas de otros clubs y medios de comunicación.

En segundo lugar a los agentes de deportistas, que saben que trabajando la Marca Personal Deportiva de sus representados, consiguen diferenciarlos del resto, atraer a clubs y patrocinadores, en definitiva a tener un argumento mejor  a la hora de negociar.

En tercer lugar a los patrocinadores, que ven en estos deportistas un valor de futuro, apostando por ellos no tan sólo por su éxito deportivo sino más por sus valores personales y profesionales, obteniendo patrocinios más duraderos, consistentes y de valor.

En conclusión crear patrocinios basados en valores.

3- Atractivo para los medios de comunicación y las marcas

Gestionar y dosificar la exposición mediática del deportista, seleccionando aquellos entornos que potencien de forma positiva su marca y sus valores.

En este punto, es especialmente importante que la imagen del deportista no se vea perjudicada por decisiones que denoten incoherencia con su propia marca, valores y objetivos.

También hay que tener en cuenta qué utilización de la imagen de los deportistas a través de la asociación a determinadas marcas que quieran patrocinarles; si no se realiza de forma coherente podemos desvalorizar al deportista  a corto, por querer sacar un rendimiento económico. Hay que pensar en asociaciones con marcas que estén asociadas a los valores del deportista y que doten de valor de futuro al mismo.

Conclusión Final

El trabajo de construcción de una Marca Personal Deportiva, se basa principalmente en establecer una buena estrategia a corto, medio y largo plazo.   Una estrategia cimentada en los valores propios del deportista, en aprovechar  la repercusión social y  mediática de lo inmediato para convertirlo en un valor de futuro que dote de las herramientas necesarias a medio y largo horizonte temporal plazo al deportista.

El objetivo es no pensar únicamente en un deportista  con una visión cortoplacista, sino a futuro dotando de valor de futuro a la marca del deportista que le sirva para construir un puente entre su vida deportiva y después de su carrera como deportista.

¿El CV ha muerto?

Muchos de los que estáis leyendo este artículo sois estudiantes. Quizás dentro de un año, más bien dos, algunos de vosotros hayáis acabado la carrera. En ese momento, os aconsejarán en seminarios, profesores, o en alguna página de internet, cuál es la mejor manera para diseñar tu CV. Te comentarán webs donde podrás descargar diferentes plantillas, te aconsejarán que seas original para diferenciarte, que te apuntes a webs de trabajo o te contarán la anécdota de un creativo que hizo alguna locura para conseguir la atención de la empresa y que finalmente ha sido contratado.

La realidad es que el CV ha muerto, puede sonar fuerte o incluso puede sonar devastador, pero en la situación actual, y no estoy refiriéndome a la tan renombrada crisis, sino al devastador número de jóvenes preparados que salen de la universidad directos a la cola del paro. Hoy en día el envío de CV se asemeja cada vez más a un juego de azar.
Cada vez los jóvenes están más preparados, más formados, tienen un potencial increíble, tienen valores como creatividad, esfuerzo e innovación. Valores que no se reflejan dentro de dos hojas. Las empresas buscan experiencia y juventud, pero en el mercado actual, el 43% de los jóvenes está en paro y difícilmente pueden mostrar sus aptitudes si no tienen experiencia.
Ante esta situación, sólo recomiendo un camino, el que yo mismo seguí, construirse uno su propia Marca Personal. La construcción de una Marca Personal se basa en diferenciarte, dar a conocer qué te hace especial a otro del mismo sector profesional, conseguir el reconocimiento y por último que se traduzca en trabajo. El objetivo no es conseguir trabajo, es escoger tu propio trabajo.

Así dicho parece fácil pero es un proceso lento y muy constante donde hay que aunar el trabajo online (las redes sociales, blog, web personal, linkedin) con el Offline, networking, relaciones con profesionales, asistencia a eventos, ferias y todo sustentado con formación y diferenciación.

En síntesis, comenzar a demostrar todo lo que vales, hacer un buen uso de las redes sociales, aportar algo diferenciador al sector, especializarte en algo que realmente sea un valor y trabajar uno mismo su Marca Personal para ser tú el que elijas donde quieres trabajar y con quien.

Comienza creándote un perfil en linkedin, agregándote a profesionales de tu sector. Comenta en los debates que se forman en sus grupos, de esta forma estas demostrando tus conocimientos. Ábrete un blog, escribe en él sobre lo que profesionalmente te interesa, cuando tengas seguidores, lánzate a colaborar con algún medio del sector, eso te da prestigio, y poco a poco ves demostrando lo que sabes, trabajando como una hormiguita y la recompensa al final vendrá.

Si consigues que una empresa te siga, te lea, vea que sabes de lo que hablas, se interese por ti y te llame, si logras eso, es que estás diferenciándote logrando un valor muy por encima de un CV. Cuando consigas tu objetivo, sigue trabajando tu Marca Personal, pues eso te dará valor de futuro y te abrirá mayor número de puertas. Cuando entres en una empresa no te conviertas en una Marca Blanca Personal.
Hay diferentes autores como Pablo Adán y su libro, el marketing personal me salvo la vida, Andrés Pérez Ortega y Experteología o el grupo soymimarca y sus publicaciones diarias en su blog, que te ayudan con herramientas y ejemplos a construir tu propia Marca.
Una última reflexión, si toda tu vida has querido ser diferente, si siempre has luchado por ser único ¿Por qué cuando entras en una empresa, dejas de luchar y de ser diferente?. Aprovecha y sigue comunicando lo que realmente eres, demuestra y muéstralo para que te conozcan.

Ahora es más fácil de lo que piensas.

Tiempo medio de lectura de un CV: 20 segundos (II), por @guillemrecolons

El pasado viernes publicábamos un post de título “Tiempo medio de lectura de un CV: 20 segundos“. Lo cierto es que nos ha sorprendido el impacto generado: algo más de 2.000 visitas en tres días, y muchos comentarios en distintas redes sociales. Para poder enriquecer el debate, aquí apuntamos una selección de dudas y preguntas que han emergido a raíz del artículo:

Cuestión 1, publicada por AG en el grupo Linkedin SNTalent Jobs/Empleo: Gracias Guillem por ser tan concreto, la duda que me crea todo esto es que en 20 segundos se puede realmente valorar a un candidato???? Cada vez tengo la sensación de que valemos menos, porque al menos el tiempo que nos lleva realizar un curriculum, es bastante más que 20 segundos, y creo que nos merecemos un poco más del tan estimable tiempo de los reclutadores, para que puedan hacerse una idea del candidato. Muchas veces se prejuzga y no digo que se equivoquen, para eso son profesionales, pero los prejuicios pueden llevar a errores.

Cuestión 2, publicada por FA en el mismo grupo: ¿20″?¡Ni eso! En mi opinión creo que eso es ser demasiado optimista. Con las candidaturas que recibe la empresa para un puesto publicado en los portales de empleo, directamente hacen filtros y ya ni apareces. Pongamos un ejemplo: “Eliminar candidatos de fuera de la provincia” y zas! te cargas de un plumazo más de la mitad de los CVs que debería revisar el de RRHH. Y puede darse el caso de que alguno de los descartes sea el mejor para el puesto, y que estuviese dispuesto a mudarse por el salario que dice la oferta, pero como en la DB pone que no es de la provincia, nunca lo sabrán. Luego oyes hablar de atraer el talento, de la falta de movilidad laboral de los españoles y no se cuántas cosas más…

Cuestión 3, publicada por Montse en este blog: Para el candidato es una guía estupenda, hartos de explicar su vida y milagros. Pero el problema está en las empresas que reclutan. Se enrocan en un formato determinado y un peso del doc, que limitan enviar CV creativos y diferentes. Como no se van a aburrir! Seleccionan por parámetros y no por aportaciones creativas, donde puedes descubrir candidatos talentosos.

Cuestión 4, publicada por Francisco en este blog: Pero algo muy importante es aquello que nos enseñaron tantas veces: AIDA, ¿Lo recuerdan? Al final es un producto y como tal tiene que despertar en la persona que lo lee o tiene capacidad decisoria al ATENCION + INTERES +DESEO + ACCION.

Cuestión 5, publicada por EDA en el grupo BrandYou de Linkedin: Hola Guillem, interesante post. Sin duda debemos ir pensando en obviar el papel y las sopa de letras e ir a algo más visual e incluso interactivo. Me interesan muchos estos temas y hace poco publiqué en mi blog un articulo sobre como hacer infografías de tu Cv de forma gratuita. Por si es de tu interés, te dejo aqui el link: Como hacer una estupenda infografía de tu CV gratis

Cuestión 6, publicada por Jane Rodríguez del Tronco en Twitter: : #Encuesta: FOTO SÍ O NO EN EL CV, sobre post de@soymimarcabit.ly/uYPE62 ¿QUÉ PENSÁIS? ¿POR QUÉ?

Cuestión 7, publicada por Pau Hortal en este blog: Aunque se que Guillem se ha referido a mi en uno de los comentarios y que probablemente tendremos que hacer el ejercicio que pide hay algunos puntos en los que no puedo estar de acuerdo, aunque sea en el último punto de su decálogo. Siempre ha de ser posible dar las informaciones relevantes en 1 pagina o en 1 pagina o media (y esto es válido sea cual sea el perfil profesional). Lo más relevante en todo caso es el citado perfil que el comenta en el punto primero, que debe siempre de construirse pensando en el puesto al que se opta o en el objetivo profesional al que se pretenda optar.

¿Os animáis a contestar?

 

¿Y si nos quitan lo bailao? 6 ideas para seguir vivos

Esta semana, como la anterior, seguimos sin saber como puede acabar la cosa. Me refiero a la crisis claro. Partamos de la suposición de que al final la cosa acaba peor de lo esperado y nos quedamos todos a dos velas. Nos va a tocar aguantar pero como la vida sigue deberemos cambiar algunos puntos de vista para individualmente darle la vuelta a la tortilla, después ya lo haremos en grupo. Volvamos de nuevo con una de mis obsesiones de los últimos post: el cambio de paradigma.

Una vez tengamos los bolsillos vacíos, el apoyo público sea un bonito recuerdo y estemos solos ante el peligro de manera definitiva posiblemente haya llegado el momento de cambiarnos las gafas, pensar en positivo y pasar a la acción.

Daniel H. Pink escribió hace ya un lustro un libro que yo considero de cabecera. Se trata de Una Nueva Mente que lleva como apostilla “ una fórmula infalible para triunfar en el mundo que se avecina” y define seis competencias esenciales para poder ver  y cambiar con enfoque renovado  la realidad.

1)   Diseño. Se trata de desarrollar la capacidad de crear cosas con sentido, tanto objetos como servicios. Está relacionado directamente con la innovación pero da un claro paso al frente buscando la valores más elevados.

2)   Narración. Hasta ahora hemos desarrollado la habilidad de unir datos objetivos creando argumentos más o menos efectivos para explicar una realidad y convencer a los demás. El nuevo enfoque se basa en llegar al corazón a través de relatos.

3)   Sinfonía. Hasta ahora hemos sacralizado la especialización y el enfoque perdiendo la idea del conjunto. Se trata de adiestrarnos en ver la imagen global de cada situación que nos permita transgredir sus propios límites y unir ideas que en principio pueden parecer dispares y fuera de lugar.

4)   Empatía. El pensamiento lógico, que tan útil nos es y que nos distingue a los seres humanos, por si solo no basta. Necesitamos desarrollar la capacidad de comprender lo que realmente importa a los demás y que nos permite establecer relaciones duraderas.

5)   Juego. No se trata de no tomarse las cosas en serio, sino de una actitud de ver la realidad desde su lado divertido, paradójico, curioso. La vida no es drama sino descubrimiento. Aprendamos a valorar lo que vivimos como si fuera un juego, sin drama.

6)   Sentido. Venimos de la cultura del tener, de la abundancia de todo, sea material o no. La acumulación sin sentido nos ha llevado en parte a la crisis. Preocupémonos del sentido, del propósito de las cosas, en definitiva de ser.

Y por supuesto todos estos puntos son  pilares en la gestión de una Marca Personal potente, indispensable para salir del lío en que estamos metidos perdiendo pocas plumas.

Jordi Collell / Coach y Asesor de marca personal

¿Quieres graduarte con ventaja? 6 cosas imprescindibles que debes hacer

¿Estás a punto de graduarte? ¿El miedo a no encontrar trabajo ronda por tu cabeza?  Salir al mercado laboral en los tiempos que corren es casi como hacer paracaidismo… por un lado tienes muchísimas ganas de saltar y aplicar todo aquello por lo que llevas  años estudiando y preparándote. Pero por otro lado la incertidumbre de no encontrar una trabajo –red protectora –  una vez hayas terminado tus estudios provoca miedo y intranquilidad.

Así que, ¿Qué puedes hacer antes de graduarte para tener ventaja sobre los demás y conseguir un buen trabajo?

  • Participa – Una de las mejores maneras para diferenciarte de otros  graduados es participar en actividades extra-curriculares. Puede ser algo tan simple como tu hobby, tu pasión por algún tema en concreto…. Si eres  realmente ambicioso, trata de involucrarte en actividades y clubes que compartan tus intereses. Esto te va a exponer y te va a hacer más visible, y así vas a tener más posibilidades de que un reclutador – o headhunter –  te encuentre.
  • Saca provecho del networking y de las RRSS – En tu momento actual, tu red de contactos probablemente esté formada únicamente por tu familia, amigos, profesores y posiblemente algunos contactos de trabajo – en el caso que hayas trabajado -. Sin embargo, nunca es demasiado tarde para comenzar a crear tu red de contactos. Tus compañeros de clase y de universidad son una gran fuente de nuevos contactos potenciales, piensa que al igual que tu se graduarán y se convertirán en extensa red de antiguos alumnos que debes aprovechar. Ten en cuenta que el 80% de los trabajos no se anuncian y se cubren a través de contactos. Así que nunca dejes de trabajar tu networking online y offline es la mejor manera de avanzar en su carrera.
  • Déjate ver por tu Universidad – El personal y los profesores de tu Universidad pueden ser una gran fuente de información a la hora de buscar empleo. Piensa que en muchas ocasiones ellos tienen contactos con empresas de reclutamiento e incluso pueden aconsejarte y proporcionarte alguna recomendación. Además, si organizan seminarios sobre búsqueda de empleo o temas que sean de tu interés no te los pierdas, te pueden ser de gran ayuda
  • Trabaja como voluntario –  Cuando te gradúes, vas a competir por la misma posición contra cientos de graduados con el mismo nivel y experiencia que tu. Si quieres ser capaz de competir – y además con ventaja –  trata de tener cuanta más experiencia mejor. Por ejemplo, haciendo trabajos de verano, empleos a tiempo parcial y trabajar como voluntario. Estas actividades son una buena manera de ganar experiencia antes de graduarte. Y además, de cara a un reclutador de empleo vas a demostrar motivación, iniciativa y capacidad para conciliar la vida académica y la profesional.
  • Gestiona tu marca personal y cuida tu reputación online – Estamos en la era digital, cualquier cosa que se publique en la red sobre ti puede ser vista por reclutadores y empresas. Góogleate y mira cuál es tu rastro digital y empieza ya a ponerte “manos a la obra” para gestionar correctamente tu marca personal. Tu perfil de Linkedin, tu Blog e incluso tu Twitter son excelentes herramientas para ganar visibilidad y exponer tus conocimientos.  Si empiezas a hacerlo mientras estés estudiando, una vez hayas terminado llevarás ventaja y tu marca personal estará más consolidada. Tener tu marca personal hace que nos seas un graduado más, sino que seas visto como un graduado con un potencial relevante y que tengas más posibilidades de ser el elegido.
  • No olvides pasártelo bien – No olvides, que la época como estudiante dura solo unos años, así que disfrútala. Nadie ha dicho que la búsqueda de tu primer trabajo sea fácil, pero con la suficiente paciencia y perseverancia, se puede encontrar. Y recuerda que hay que exponerse a la suerte para que llegue una buena oportunidad.

Aléxia Herms / Asesora de Marca Personal

Algunos mitos sobre Facebook

Hoy os adjunto una presentación muy interesante sobre 10 supuestos erróneos de Facebook a tener en cuenta, muy especialmente para perfiles profesionales y páginas de empresa. El autor es Xposure Creative Brand Marketing. Buen provecho,

 

Tiempo medio de lectura de un CV: 20 segundos, por @guillemrecolons

20 segundos

20 segundos es el tiempo medio que un empresario o especialista en RRHH invertirá en tu CV. Desde los ámbitos del personal branding consideramos que el CV agoniza. El nuevo mapa de información y conocimiento pone muy fácil disponer de información profesional -y personal- de candidatos desde la red. Sin embargo, antes de enterrar definitivamente el CV, y viendo que muchos reclutadores aún lo utilizan, os pasamos 10 consejos de oro de Don Goodman para eliminar informaciones inútiles del currículo.
La frase “menos es más” ha sido muy utilizada en el entorno del diseño, pero se puede aplicar a tu currículum. Se trata de conservar únicamente la información esencial del CV, clara, sencilla y compatible con tu marca personal y tu mensaje profesional. El CV debería contar con información suficiente para atraer el interés de un empleador, pero dejando algo para la entrevista. Cuanta más información irrelevante que añadir incluyamos, más se diluye el mensaje clave. A los reclutadores les molesta cada vez más la “paja”, así que vale la pena focalizar.

Las cuestiones

Por tanto, la pregunta es ¿Cómo puedo reforzar mi curriculum vitae y asegurarme de que incluye la información precisa?

  1. Sustituye “objetivo profesional” por “perfil profesional”. A los reclutadores les importa un bledo lo que tu quieres. Tu primer texto debe ser contundente, un mensaje que resuma tu trayectoria y lo que sabes hacer mejor. ¿Qué ofreces? eso es lo que importa.
  2. Elimina información superflua. Muchos currículos comienzan con “dinámico, visionario, apasionado …”. Eso queda muy bien en un perfil de Twitter, más emocional, pero en un CV esa información sobra, es paja, no aporta valor real, es declarativo. Lo mejor es mantener el mensaje puro y duro y atenerse a los hechos.
  3. Vigila la gramática. Debido a su formato, es mejor que un CV no refleje la 1ª persona. En otras palabras, la afirmación “Acostumbro a superar las cuotas de ventas” la cambiaríamos por “Su compromiso de superar las cuotas de ventas es una realidad”. Otro de los mayores errores al escribir un CV es cuando la gente mezcla la primera persona y tercera persona.
  4. Nos des muchos números de teléfono, da uno. No confundamos a nuestra audiencia. Facilitemos las cosas. Simplifiquemos. Si ponemos 3 números de contacto nunca sabrán a cuál llamar.
  5. Evita la información que pueda discriminar. Si puedes, en una primera instancia, trata de evitar datos sobre tu edad, sexo, religión, estado civil u origen étnico. Al contrario de lo que sucede en redes como Linkedin, evita colocar tu fotografía (a no ser que sea parte esencial del trabajo).
  6. Ofrece los datos básicos de tu formación. Lo importante es informar sobre la materia y especialidad en que te has formado, no es necesario revelar tu año de graduación, el nombre de la escuela o universidad… Deja algo para la entrevista presencial.
  7. Incluye solo las experiencias que sean relevantes para el trabajo al que aspiras. Los “empleadores” no están interesados en los logros o habilidades que no son aplicables al trabajo. Si estás en ventas y has ayudado a desarrollar una base de datos, eso está bien, pero puede no ser relevante. Ándate con ojo con las ONG de voluntariado que no estén directamente relacionadas con la entrevista o que incluso puedan estar en conflicto con empleo al que aspiras.
  8. Ahórrate decir que dominas word, excel o power point. La mayoría de los reclutadores esperan que estés familiarizado con programas tan básicos. No lo plantees como un logro, ni siquiera lo plantees.
  9. No incluyas referencias de buenas a primeras. Hoy las referencia te las pedirán en alguna parte del proceso de selección. No las adelantes, espera a que te las pidan. Suele ser en la última parte de la entrevista. Tenlas a mano, pero no es necesario que las incluyas en el CV.
  10. La extensión de CV debe ser acorde a tu experiencia. Nadie espera que un recién licenciado rellene 4 páginas de CV. Sin embargo, si tu experiencia profesional es dilatada tu CV puede ocupar 2 o 3 páginas.

Esperamos que la información te haya sido útil.