Entradas

Y ahora… ¿qué hacemos?

Las elecciones han pasado. Ya tenemos el cambio que tiene que devolver la confianza de los mercados. Ayer los mercados seguían castigando las bosas y la deuda, como anteayer, como hace un año. Hagamos lo que hagamos no hay salida, esto no hay quien lo pare y nos dicen que lo peor todavía no ha llegado. ¿Y ahora qué?

A estas alturas ya tengo elementos bastante fiables para empezar a creer que individualmente poco podemos hacer para que la economía remonte y las aguas vuelvan a un cauce lo más parecido al normal porque parece ser que no volveremos a estar como antes. Y el recurso que todavía nos quedaba, votar, ya lo hemos utilizado.

Veo sensación de miedo y está justificado porque seguro que vamos a perder algo y todavía no sabemos qué es. El paro aumenta y nos pone en cabeza de un triste ranking, se recortan salarios, se rebajan servicios y se anuncian más medidas a definir. A pesar de lo que nos está cayendo el grifo sigue dando agua cada vez que lo abrimos, el metro funciona y nuestros hijos siguen yendo a la escuela. La vida sigue.

Nietzsche decía que todo lo que no acaba con un individuo lo hace más fuerte

Si, por el momento, no podemos cambiar este entorno hostil porque no depende de nosotros quizás vale la pena buscar que es lo que podemos cambiar para tener nuestra vida encauzada y con sentido. Nietzsche decía que todo lo que no acaba con un individuo lo hace más fuerte.

Posiblemente hasta ahora hemos tenido muchas cosas aseguradas, sobretodo las relacionadas con nuestra salud, educación, jubilación… y hemos tenido la suerte de contar con un flujo de ingresos que, mejor o peor, nos ayudaban a cubrir el resto de necesidades. Nos hemos convertido en dependientes y no nos hemos de culpabilizar por ello ni dejar que otros lo hagan, pero debemos tomar consciencia de que parte de lo que teníamos seguro se va a acabar. Y podemos aceptarlo sin hacer nada o actuar en consecuencia.

Vivir para verlas venir reaccionando según se vayan produciendo los acontecimientos nos seguirá alimentando la inseguridad, el miedo y el stress frente a lo que está fuera de control.

Los cambios y las mejoras no vendrán del exterior o si lo hacen pueden llegar tarde. Identificar las zonas de nuestra vida en las que podemos hacer algo, definir que queremos hacer y trazar un plan para conseguirlos alimentará nuestra vida de sentido, seremos nosotros los que iremos abriendo camino y volveremos a sentir confianza en el futuro.

Y en esto consiste tomar el control de la marca personal. En ser proactivo y no vivir a remolque de los acontecimientos, en saber que nosotros tenemos la capacidad para ir dirigiendo nuestras vidas donde queramos y no donde nos lleven los acontecimientos, en hacernos más fuertes para poder hacer mejores a los demás.

¿Te atreves a escoger?

Jordi Collell / Coach y Asesor de Marca Personal

Las personas se convierten en los relatos que escuchan y los relatos que cuentan

Hoy os  dejamos 7 frases inspiradores sobre Storytelling dichas por escritores, políticos y filósofos que hemos seleccionado de una presentación  del Blog de Antonio Nuñez , autor del libro “Storytelling en una semana”.

¿Tienes ya tu Storytelling? Después de leer estas frases seguramente te darás cuenta de la importancia de contar con tu relato personal que te ayude a conectar emocionalmente con las personas.

7 frases inspiradoras sobre Storytelling


Tuve que descubrir y entender mi propia historia antes de poder escuchar y ayudar a los demás con las suyas.

BARACK OBAMA, presidente de EE.UU.

El storytelling revela el sentido sin cometer el error de definirlo.

HANNAH ARENDT, filósofa política

En el paraíso no hay relatos porque no hay viajes. Son la pérdida,el arrepentimiento, la miseria y el deseo los que empujan a un relato hacia adelante, a lo largo de su retorcido recorrido.

MARGARET ATWOOD, escritora canadiense

Aquellos que no tienen el poder sobre el relato que domina sus vidas, el poder de recontarlo, de repensarlo, de deconstruirlo, de bromear sobre él o cambiarlo, son auténticos impotentes, porque no pueden tener nuevos pensamientos.

SALMAN RUSHDIE, escritor británico

Los relatos personales celebran lo que es único en cada uno de nosotros y simultáneamente tienden puentes hacia lo que es común en todos nosotros.

LUCINDA ELODIN Y DENNIS FREDERICK, Storytellers estadounidenses

El ser humano es eminentemente un narrador de historias. Su búsqueda de un propósito,una causa,un ideal,una misión y cosas parecidas es,en buena medida,la búsqueda de un guión y una estructura para el desarrollo del relato de su propia vida.

ERIC HOFFER, escritor estadounidense

Las personas se convierten en los relatos que escuchan y los relatos que cuentan.

ELIE WIESEL , escritor húngaro

Aquí os dejamos la presentación de Antonio Nuñez:

El profesor entusiasta, Guy Kawasaki, La Luna y la soltura de Patricia

El pasado 11/11/11 compartí charla sobre marca personal en la URJC (Universidad Rey Juan Carlos) con Luis M. García (Venketing), Patricia de la Calle (Liketing), Andrés Pérez Ortega (Marca Propia) y Pau Hortal (Alius Modus, Soymimarca…). La audiencia: Algo más de 130 estudiantes de 1er curso de carrera. Dicho de otra manera, una parte del futuro del marketing y la empresa estaba en esa sala.

De las intervenciones “senior”, destacaría una frase oportuna de Pau Hortal “No tengáis miedo a equivocaros“. No puedo estar más de acuerdo. Aprendemos a menudo por el método de prueba y error, y por más manuales que hayamos leído, la experimentación propia no tiene rival. Pau matizaba que se puede cometer errores hasta los 40 años, que luego mejor atinar ya que el mercado laboral es más exigente para los profesionales de trayectoria.

Sin embargo, en la jornada hubo cuatro protagonistas involuntarios que dejaron una huella marcada. Dejad que os lo trace en pocas líneas:

Luis, el profesor entusiasta

Pocas veces en mi vida he topado con un profesor que sienta su profesión con tanta pasión. El marketing, las herramientas de venta y -ahora- el personal branding corren por sus venas. Desde hace varios meses el profesor ha animado a sus alumnos a seguir  a los principales profesionales de marca personal, a suscribirse a sus blogs, a seguirlos en Twitter… Y ellos, los alumnos, lo han hecho, porque tienen a su particular Leónidas que les mueve a conseguir lo imposible. Es obligatorio seguir al profesor Luis M. García Bobadilla en twitter, en Linkedin y, sobre todo, en Vender o morir, una web más que explícita y en su blog Venketing. Además Luis es autor del libro “Más ventas” (ESIC). Gran tipo, pura pasión.

Guy Kawasaki

¡Qué interesante coincidencia! André, uno de los alumnos que asistía al evento, es un clon de Guy Kawasaki, el autor de “El arte de empezar” y que dejó una profunda huella a su paso por Apple. Y eso no es lo más importante. André era de los pocos asistentes al acto con una VISIÓN, con un sueño de lo que quiere estar haciendo dentro de unos años. Eso le permitirá trazarse una hoja de ruta, esencial para crearse su marca personal. De momento, André ya ha reservado un dominio con su nombre, uno de los consejos que le dio el “sherpa” Pérez Ortega. Te seguiré los pasos, André, tu carrera promete. De momento, ya te he visto por Twitter.

La luna

Hasta la luna y vuelta es el blog de Rocío, otra de las estudiantes que asistió a la conferencia. Rocío ya hace tiempo que trabaja su marca personal. Quizás no sabe lo que estará haciendo en 5 años, pero conoce muy bien su pasión y es consecuente con ella. Su blog refleja el entusiasmo por la moda, por contarlo todo sobre la moda, por compartir. Rocío se acuerda de las personas que sufren cáncer y les dedica un corner en su blog para que los visitantes puedan colaborar. Y todo eso lo hace con poco más de 18 años. Imaginaos lo que puede dar de sí Rocío en los próximos años. Tiembla, mundo. De momento os invito a seguirla en su blog y en Twitter.

La soltura de Patricia

Patricia de la Calle (19) abrió el acto. Salió de la tribuna de oradores y se plantó de pie delante de la pequeña multitud que llenaba la sala. Su marca comercial es Liketing, de “Like Marketing”. Nos habló de marca personal online, de redes sociales. Aunque ella confesaba miedo escénico, dominaba el escenario, controlaba su “prezi” y se dirigía a la audiencia de igual a igual. Ella está en 2º curso, sólo le separa un año de quien la escuchaba. Patricia no es una promesa, es una realidad. Si fue capaz de llegar es porque es una esponja, capaz de absorber conocimientos y de reinterpretarlos. Os recomiendo de corazón su blog Liketing y que la sigáis también en twitter.

La jornada terminó, pero la huella queda.

Guillem Recolons / asesor de marca personal

¿Tu imagen muestra lo extraordinario que eres?

Qué te entra mejor por los ojos…¿Un plato de pasta hervida sin nada o un plato de espagueti con una deliciosa salsa de tomate, carne picada de alta calidad y queso parmesano por encima…? Tal vez el segundo, ¿no?.  Y es que el consultor mexicano Victor Gordoa en su libro El poder de la imagen pública dice que el 83% de las decisiones se toman por los ojos. Es decir, la primera impresión siempre parte de lo que vemos y nos puede condicionar tanto positiva como negativamente.

Pero… ¿Cómo podemos lograr mostrar lo mejor de nostros con nuestra imagen?

Para lograr una imagen que impacte y nos permite alcanzar nuestros objetivos, es importante destacar lo que tiene cada persona de único y singular.

No tiene nada que ver con ser más alto o más alta o en tener las medidas perfectas. Una imagen impactante se puede lograr con una vestimenta adecuada a la manera de pensar y a la actividad profesional, con saber elegir con buen criterio los accesorios que realcen la figura y con una manera de hablar y dirigirse a los demás que muestre respeto, humor y seguridad, eso si, sin exageraciones.

Ser coherente y respetar tu esencia es primordial para que tu mensaje llegue con éxito y poder gozar de los beneficios de una buena imagen:

  • Un mejor nivel de comunicación
  • Un mayor conocimiento inmediato
  • Un aumento en la seguridad, confianza y credibilidad
  • Y el valor añadido que es ser mejor percibido por el resto de la gente.

Tu marca personal es una mezcla de tus puntos fuertes, tu personalidad, pasión, valores y objetivos. Y tu imagen personal lo ha de proyectar al mundo.

Alexia Herms / Asesora de Marca Personal

¿Solo es marca personal lo que se ve y se toca?

Quiero compartir con vosotros un post de OSCAR DEL SANTO que apareció el pasado lunes 14 de noviembre en Puro Márketing en el que relaciona la marca personal con la espiritualidad. Se trata de un enfoque muy personal, sincero y novedoso por su contenido.

Que lo disfrutéis.

Jordi Collell

La espiritualidad y la marca personal

14-11-2011 (08:21:10) por Oscar Del Santo en Puro Marketing www.puromarketing.com

No existe ninguna razón objetiva para que todos aquellos que os consideráis espirituales (uso el término en su sentido más amplio, incluyendo a aquellos que practicáis una religión y a los que no), tengáis ninguna reticencia ni alberguéis ninguna duda sobre el concepto de Marca Personal tal y como ha sido desarrollado por los grandes nombres como Dan Schawbel o William Arruda. De hecho, una participación activa en la construcción de vuestra marca personal puede ser una de las experiencias más satisfactorias a nivel personal y más profundamente espirituales de vuestras vidas.

Para que esto sea así, es absolutamente necesario que tu personal branding esté perfectamente alineado y en sintonía con tus valores y creencias. Cualquier duda o desacuerdo interno que poseas se va a traducir (lo quieras o no, consciente o inconscientemente) en que ralentices y hasta impidas y auto-sabotees el desarrollo integral de tu marca y te acarreará consecuencias negativas tanto personal como profesionalmente. La experiencia nos demuestra que nada es más importante que una conciencia tranquila y que tu consciente e inconsciente remen con fuerza y convicción en la misma dirección.

Si eres auténticamente espiritual, tu definición de que constituye el éxito irá con toda probabilidad más allá de simplemente ganar dinero e incluirá aspectos tales como profundizar en tu relación con Dios/el Universo/el Tao (usa el término con el que te encuentres más a gusto para referirte a lo Innombrable), contribuir a la comunidad de seres humano en la que vives y desarrollarte a todos los niveles como ser humano en tu actividad profesional. No existe ningún conflicto entre los cuatro objetivos que acabo de enunciar y el que internalices esta afirmación y te empapes de ella hasta que se convierta en combustible que te motive y te impulse a dar lo mejor de ti mismo cada día es quizás el primer gran paso para construir una marca personal memorable.

Antes de llegar a ese punto deberás practicar una seria y larga introspección y mirándote al espejo ser sincero sobre los valores, las actitudes y la idiosincrasia que realmente responde mejor a esa marca llamada ‘Tú’. Esta fase es crítica, ya que es solamente cuando tu marca responda de verdad a una convicción de que te representa y ‘es tuya’ cuando darás lo mejor de mismo y pondrás tus habilidades y tu talento al mejor uso posible. Si eres espiritual, esa convicción sólo se convertirá en una realidad cuando tengas la certeza de que tu marca personal, con todos sus objetivos y aspiraciones, va más allá de ti mismo y cumple un objetivo con el que el Universo está de acuerdo.

Uno a de las creencias más importantes para ganar esta certeza es la convicción de que Dios quiere que des lo mejor de ti mismo en cada momento y en cada tramo de tu vida, y que al hacerlo de alguna manera te estás acercando a esa Fuente de todo lo que existe que es nuestro origen al igual que nuestro destino último. No he encontrado ninguna tradición espiritual que no apoye activamente este credo.

¿Por qué estamos aquí? ¿Qué hacemos en este momento histórico en este diminuto planeta de una lejana galaxia imbuida en un mar cuasi infinito de materia y energía? ¿Y cuál es el rol de cada uno de nosotros, insignificantes que a veces nos creemos, en esta inmensidad cósmica? Estas son preguntas que todos nos planteamos en algún momento de nuestras vidas, y a las que las diversas religiones y tradiciones espirituales intentan dar una respuesta más o menos acertada, cada una desde la perspectiva socio-cultural e histórica que las vio nacer.

Mientras intentamos dar sentido a nuestra aventura humana y a las miles de experiencias que colorean nuestras vidas desde que llegamos desnudos a este mundo y hasta el momento en que nos toca abandonarlo, el reto para todos es mirar más allá de nuestras circunstancias y conectar con esa Luz interior que siempre está dispuesta a guiarnos a cada paso si nos ponemos en disposición de escucharla. Alinear nuestra marca personal con esa luz sin miedo nos garantiza que hemos hallado el mejor compañero en el a veces difícil y tortuoso camino que conduce a nuestro destino. Y muchos estaremos dispuestos a caminar a tu lado.

Marketing Humano V: La cuarta C es Comunicar

Además de establecer nuestra marca personal, construida y edificada sobre valores reales, y sobre una argumentación vital consecuente con lo que somos y con nuestras aspiraciones, el marketing humano establece las relaciones entre personas, entre marcas personales.

Tanto los aspectos de visibilidad como de actitud son bases de una estrategia de comunicación. La comunicación entre personas es condición sine quanon para la actividad del marketing humano.

Vivimos en una sociedad cada vez más compleja. Y no nos referimos a los últimos años, no. La sociedad lleva evolucionando desde hace un millón y medio de años, y hasta hoy no ha dejado de hacerlo. Eso sí, cada vez a un ritmo mayor.

Desde la aparición de los primeros homos hasta hoy, el lenguaje ha ido siempre por detrás de la necesidad de su uso, hasta que el hombre moderno ha construido en los últimos siglos un sistema de lenguaje tan complejo que hemos aprendido a utilizarlo incluso para trabajar el engaño.

Es por ello que la complejidad del lenguaje poco ayuda al establecimiento de relaciones en el marketing humano, el marketing entre personas, si no hacemos un uso adecuado del mismo.

  • La marca debe ser coherente
  • La intención debe ser sincera
  • La comunicación debe apoyarla

Así pues, y partiendo de la premisa de que somos marcas y que transmitimos ¿no será inevitable controlar esa comunicación? Su control, su aprendizaje y su práctica se ejercita en tres niveles de nuestra dimensión personal:

  1. Lo que se ve
  2. Lo que se oye
  3. Lo que se percibe

1. Lo que se ve.

Lo que se ve representa la imagen, responsable del primer nivel de impacto. Se compone del aspecto físico, pero también de nuestra formas de transmisión del mensaje, en el aspecto no verbal. La kinesia, los gestos que apoyan mi mensaje, la mirada que lo hace sincero, la demostración palpable de nuestras cualidades en forma de tarjeta de visita o presentación. Y la proxemia que me sitúa en esa distancia íntima o social

2. Lo que se oye.

El tono de voz, si expresa seguridad o temor, franqueza o duda. Nuestra capacidad verbal, que soporte el respeto, el conocimiento y la cortesía. La entonación, la viveza y la musicalidad de mi mensaje. Hacerlo entretenido, agradable. Es el nivel paralingüístico, el de los recursos sonoros.

3. Lo que se percibe.

La energía, la franqueza, la credibilidad, la confianza,… nuestra promesa de valor. Es el fruto, el resultado de las anteriores, pero también es el objetivo último de una marca personal, y el fondo estructural del marketing humano.

La interrelación entre marcas personales, y su sentido conceptual humano, basado en la realidad, la sinceridad y la confianza tiene el fin último de instalarse en la memoria social, esa parte de nuestro cerebro que se destina a recordar tras ser identificado y admitido.

Para ello la memoria utiliza el filtro de la percepción. Y ésta decidirá si hemos pasado a formar parte de una memoria colectiva, y por lo tanto a estar entre los llamados a interrelacionarnos en el marketing de las personas y de las percepciones. El marketing humano.

Pablo Adán y Guillem Recolons / Asesores de marca personal

Si no soy jefe y quiero influir, el objetivo es convertirme en experto

Este es el artículo de Expansión de Tino Fernández Usted puede ser influyente sin tener cargo que apareció el pasado 11/11/11 y en que intervengo junto con otros profesionales.

 

Usted puede ser influyente sin tener cargo


Cualquiera que se lo proponga es capaz de crear un momento y una experiencia que llevan a que los demás se interesen por uno y que hacen crecer el propio valor dentro de la organización. Sin poder reconocido y sin ser jefe, es posible ser importante en la empresa.

Aunque usted no tenga cargo, ni sea jefe, puede ser influyente en su empresa. Es una nueva y valiosa moneda de cambio en el escenario profesional cambiante, en su compañía y en su puesto. Sin ella, usted es hoy más vulnerable que nunca. La influencia como poder informal generará un cambio positivo en todo lo que hace.

Si le apasiona su trabajo, puede crear impacto. Es la manera de convertir esa influencia en algo viral y es la forma en la que su voz genera demanda y su valor dentro de la organización crece. Cuando su voz importa y se escucha, la gente quiere ser parte de sus conversaciones. Su talento es descubierto por otras personas influyentes en la organización. La presencia ejecutiva –aunque no se tenga cargo ni poder reconocido– es la capacidad para crear un momento, una experiencia que hace que los demás quieran saber sobre usted y lo que representa.

José Ramón Pin, profesor del IESE, recuerda que poder e influencia no son independientes: “Quien tiene poder acaba teniendo influencia, y el que consigue ésta, termina por tener poder”. Pin explica que la influencia es poder informal. “Una es la que se consigue por la habilidad técnica. La del experto que ve el futuro con claridad. Los demás le reconocen la autoridad técnica, le piden favores y recurren a él”.

Si no soy jefe y quiero influir debo convertirme en experto y dejar una huella de valor

En este sentido Guillem Recolons, socio de Soymimarca, asegura que “si no soy jefe y quiero influir, el objetivo es convertirme en experto. Lo primero es saber escuchar. Después hay que dominar las fuentes de información. Hacer un benchmarking de lo que tiene que ver con mi negocio; compartir esos conocimientos. Y en todo lo que haga debo dejar una huella personal para que me puedan clasificar de alguna manera. No está de más convertirse en un referente en las redes sociales. Sin competir con la propia empresa, cualquier persona puede hacer esto”. Euprepio Padula, presidente de Padula & Partners, advierte sin embargo que “España es un país en el que la jerarquía importa demasiado. No es fácil destacar si no se tiene un estatus determinado, a pesar incluso de las posibilidades que ofrecen las redes sociales. No es como en el mundo anglosajón, donde las organizaciones son más planas”.

Jesús Vega, experto en recursos humanos, coincide en que “hay muchas compañías gestionadas mediante códigos de poder y autoridad, pero la sociedad cambia, y se organiza por redes. Igual que pasa en las redes, que movilizan a tanta gente, hay empresas que desperdician la potencialidad de personas verdaderamente influyentes”

Las compañías, según el experto, están obligadas a detectar a esas personas, porque son las más adecuadas cuando las organizaciones se deciden a generar cambios. Vega considera que estos influyentes “deben ser reconocidos como líderes morales. Son dispersadores, frente a los agujeros negros, que son aquellos que se quedan con lo que reciben”. Jesús Vega recuerda a Malcolm Gladwell y a lo que expresa en The tipping point acerca de que las ideas, productos, mensajes y comportamientos se diseminan igual que los virus. Y se refiere a cómo “las organizaciones se benefician de aquellas personas que pueden catalogarse como canalizadoras”.

Para el experto en recursos humanos una de las grandes habilidades del profesional o líder es precisamente la capacidad de influencia junto con la credibilidad: “Es algo que se gana a lo largo de la trayectoria, propio de personas con gran capacidad de relación, con quien la gente gusta de compartir ideas e información. Son personas generosas, que no esperan nada a cambio de esa generación de ideas. Los demás quieren relacionarse con profesionales creíbles, que el intercambio sea realista y no interesado. Por eso hay gente en las organizaciones que no tiene cargo o poder pero concita apoyos”.
Dentro de la influencia como poder informal, José Ramón Pin añade “la capacidad de convicción y la de ilusionar a los demás, una habilidad psicosocial muy útil en el terreno comercial y de ventas”. En este sentido Euprepio Padula explica que es común, sobre todo en departamentos de recursos humanos y de márketing, que haya personas que destaquen por su capacidad de influencia”. Padula cree que, de modo general, “existen cargos influyentes: hay secretarias de directivos que mandan más que su jefe, por coherencia o por capacidad de comunicación. Esto pasa en el caso de secretarias de dirección y de presidentes. Se vuelven asistentes más allá del papel administrativo y son la voz de su jefe”.

Marketing de uno mismo

Por su parte Douglas McEncroe, director de Douglas McEncroe Group, habla de la necesidad de trabajar y fomentar las habilidades de influencia: “La gente debe hacer márketing de uno mismo, aunque en muchos casos esto está mal visto. Se confunde hacer una promoción de lo que uno aporta con el hecho de ponerse medallas”.

Para McEncroe, “lo primero que hay que hacer es sentarse a reflexionar y hacer un mapa de aquellas personas que resultan interesantes para uno mismo y que podrían ayudarle a conseguir una mejora. Es gente que tiene cierto prestigio y que toma decisiones”.
El experto cree asimismo necesario “conocer muy bien a la gente de tu compañía; saber cuál es su visión del mundo y su paradigma de la empresa. Cada uno debe contar una historia y ésta ha de encajar con la visión de la empresa y aportar valor. Que sea algo diferente que enlaza con su manera de ver el mundo. Y que ofrezca soluciones”.

¿Tu empresa no da voz a la gente clave?, por @guillemrecolons

Pero… ¿Qué está pasando a tantos empresarios? ¿Por qué no quieren dar voz a su gente clave? ¿Miedo? ¿De qué? ¿De que se marchen a la competencia gracias a su notoriedad? ¿No lo harían igualmente?

Uno de los fenómenos paranormales que más nos encontramos en las empresas es el MIEDO. El miedo de muchos empresarios a dar alas a su gente clave, el miedo a dejar que estas personas sean fuertes y se conviertan en embajadores de la marca. Del mismo modo que la imagen de la empresa influye en la imagen personal, la imagen de un individuo puede tener un impacto sobre la imagen de la empresa.

Una imagen fuerte y positiva de un individuo, por carisma, beneficia al final la imagen de la empresa.

8 razones que justifican la implementación de un programa de personal branding en la empresa:

  1. Con un programa de personal branding la empresa favorece la coherencia personal de sus empleados y dispone a los trabajadores más en consonancia con sus misiones personales y les confiere más confianza en el desarrollo de sus funciones.
  2. Rompe con el antiguo paradigma del trabajo que es proporcionar el sustento. El personal branding refuerza la nueva tendencia, ya que se ocupa de buscar un sentido en concordancia con las pasiones, de la búsqueda de reconocimiento, del deseo de desarrollo personal, de la necesidad de interdependencia y del querer ser “uno mismo” en el puesto de trabajo.
  3. Uno de los desafíos de las empresas es poder conciliar sus retos con los proyectos personales de sus miembros. Los profesionales no se implican realmente  si los proyectos no tienen sentido para ellos.
  4. Si gracias al Personal branding el trabajador puede orientarse hacia el tipo de misiones que se corresponden mejor con su evolución y características personales la empresa se beneficia de un nivel de desempeño superior.
  5. El Personal branding permite a la empresa perfilar de manera más certera las contrataciones que en un entorno clásico de contratación.
  6. Entramos en una época en que se necesitan profesionales multifunción capaces de cambiar de entornos, equipos y tareas al ritmo de las cambiantes condiciones de trabajo  y la relación empresa / trabajador ya no se basa solo en la fidelidad sino en la capacidad mutua de encaje a corto plazo. Se prevé una tendencia en la que los individuos serán su propia empresa unipersonal.
  7. Desarrollar una marca personal dentro de la empresa permite que el trabajador pueda proponer en cualquier momento de su carrera una oferta de servicios que vayan más allá de su descripción de funciones proporcionando un beneficio mutuo.
  8. Contribuyendo al desarrollo del personal branding la empresa  afianza los contactos de sus colaboradores con el exterior que redundan en beneficio mutuo. Muchas veces se contrata a un profesional más que por sus conocimientos por su red de contactos.

Hay muchas más, pero por hoy lo dejamos aquí con la pregunta del principio: ¿Tu empresa no da voz a la gente clave?

Imagen: Flickr CC Search

¿Se puede vivir de la carrera deportiva toda la vida?, por @alexiaherms

¿Has sido deportista de élite? ¿Quieres ser un deportista profesional? ¿Sueñas con vivir del mundo del deporte? Entonces nadie mejor que tu sabe que hay miles de personas luchando día a día para hacerse un hueco en el mundo del deporte.


Si quieres ser o eres un deportista profesional  y te preocupa tu carrera a largo plazo deberías empezar por hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Tienes una estrategia para diferenciarte del resto?
  • ¿Has planificado tu carrera deportiva? ¿Y tu retirada?
  • ¿Eres consciente de los beneficios de la marca personal para deportistas?

 

Dicen las estadísticas que un porcentaje considerablemente elevado de deportistas de élite acaban en bancarrota, divorciados o sin trabajo a los dos años de haberse retirado. ¿Sabes porqué? Porqué no tenían un plan. ¿Vas a dejar que te suceda a ti?

¿Para qué sirve la marca personal para deportistas?

 

  • Si estás intentando abrirte camino en el mundo del deporte profesional, tener una marca personal potente y bien gestionada te va a permitir ser más visible dentro y fuera del terreno de juego. Y, ¿esto que supone? Pues más oportunidades a corto y a largo plazo.
  • Si te dedicas al mundo del deporte profesionalmente, empezar a gestionar tu marca personal ahora va ayudarte a comunicar tus logros y valor diferencial, obteniendo así mayor reconocimiento.
  • Si te has dedicado al mundo del deporte en algún momento de tu vida la  marca personal puede ser una buena palanca para dar a conocer tu background y especialización, lo cual puede abrirte nuevas oportunidades profesionales.

¿Conoces tu marca personal como deportista? ¿Has identificado tus fortalezas y habilidades dentro y fuera del campo de juego? ¿Comunicas tus logros? Estas son algunas razones para potenciar y gestionar tu marca personal ahora.

  • Para hacer visible de modo atractivo todo lo que has estado preparando y trabajando a lo largo de tu carrera deportiva.
  • Comunicar todos los logros que has conseguido hasta ahora.
  • Comunicar tu valor diferencial como deportista, aprovechar tu networking offline y aprender a sacar el máximo beneficio de las RRSS.
  • Tendrás un plan que te va a permitir alargar tu vida profesional después del deporte.

La marca personal no pretende sustituir ni a tu entrenador, ni a tu manager. Es un complemento que va a hacer que no seas un deportista más, sino que seas el elegido.