Entradas

¿A quién seduces con tu Marca Personal?

¿Existe alguna marca que te haga vibrar, conecte contigo y forme parte de tu estilo de vida? ¿Has oído hablar alguna vez de las Lovemarks? Pues se trata de marcas que generan una conexión emocional provocando una lealtad más allá de la razón. 

Según Kevin Roberts, CEO de la prestigiosa agencia global de publicidad, Saatchi & Saatchi y autor del libro “Lovemarks, el futuro más allá de las marcas.”, el concepto de “marca” está agotado y lo que se necesita para rescatarlo es lo que él denomina “Lovemarks” o “Marcas de Amor”.

Pongamos un sencillo ejemplo, para mi desayunar en Starbucks es un ritual – puede sonar un poco snob lo reconozco – pero no disfruto mis mañanas de la misma manera sin mi Grande Capuchino y mi Muffin de chocolate. Pero eso no es todo… es el olor, la amabilidad de su personal, la música, los momentos que he vivido en su espacio, su compromiso con el comercio justo… todo me hace disfrutar de mi experiencia Starbucks al máximo. Y por eso forma parte de mi día a día y he conseguido que mis familiares y amigos también lo vivan de la misma manera. Por eso y por mucho más I love Starbucks.

Pero… ¿Qué han de tener las marcas para convertirse en Marcas de amor? O mejor dicho… ¿Puede una marca personal ser una Lovemark? Según Kevin Roberts, las marcas deben tener estos 3 ingredientes:

  • Misterio: Debe haber una historia que contar, un pasado pero con capacidad de proyectarse hacia el futuro; debe haber sueños, mitos, símbolos, metáforas. Teniendo en cuenta todo esto, una marca personal tiene su storytelling, una historia de vida contada como un relato con pinceladas reales y/o algunas imaginarias que hacen más atractiva y carismática la marca personal.
  • Sensualidad: Las marcas deben provocar sensaciones, conectarse con los sentidos: nos regalan sonidos, luces, olores, texturas, sabores. La marca personal también tiene sensualidad, es capaz de provocar y proyectar reacciones y reflexiones. Y también seducir con sus aportaciones y contenido único.
  • Intimidad: Hay compromiso, empatía, pasión. La marca personal comunica de persona a persona, está comprometida con el conocimiento y la verdadera identidad. Y además,  genera un diálogo directo y sin intermediarios.

Después de leer estos 3 aspectos si volvemos a preguntarnos si una marca personal puede ser una marca de amor, la respuesta es clara: Si. Y sino pongamos por ejemplo a Bono, líder de la famosa banda de rock U2. Ha conseguido ser una marca personal más allá de su exitosa banda de rock. Una marca apasionada, llena de historias y símbolos, con conciertos que explotan los sentidos y relaciones empáticas con el mundo. Bono es una Marca de Amor.

Todo esto nos muestra que una “Lovemark” no se limita a las marcas, sino que se extiende a servicios, personas, personajes (reales o ficticios), deportes e incluso lugares del mundo.

¿El secreto? Generar un vínculo emocional con todos aquellos que te siguen, explicando historias, despertando sensaciones y regalando conocimientos para así seducirles con tu marca personal. ¿Y tú, seduces con tu marca?

 

LinkedIn quiere evangelizar a sus usuarios europeos con “BrandYou”

El pasado 11 de octubre nos hacíamos eco de una iniciativa conjunta de Linkedin y PWC para ayudar a los universitarios con “Career explorer“. Hoy adjuntamos el artículo literal y sin traducir de fastcompany.com sobre la estrategia de aprovechamiento de recursos de Linkedin para usuarios finales. En el fondo, se trata de una propuesta –incompleta, sólo es un medio- de gestión de marca personal que se basa en un consejo de expertos mundiales sobre marca que han creado su grupo propio.

By Addy Dugdale

Be a Brand, exhorts LinkedIn in a new campaign to its European users. The marketing exercise kicks off today with a spanky website survey that invites individuals to work out just what kind of brand they are, in an attempt to increase their employment prospects.

The BrandYou campaign is backed by some largeish names on its board, including John Woodward from Publicis Worldwide, INSEAD marketing bod David Midgely, Saatchi & Saatchi’s Andrzej Moyseowicz, and author Katie Ledger. But just how much will it work on LinkedIn’s 18 million Euro members? This is, after all, the continent where a Gallic shrug conveys indifference in other countries besides France.

The coffee-break questionnaire will lump you into one of four different types of brands:

  • Global Guru–that’s the Googles, Apples, Coca-Colas, Nikes and Starbucks of this world
  • Rebel with a Cause–Audi, Nutella, Red Bull and Harley Davidson
  • Alternative Thinker–Uniqlo, Innocent, Diesel, Tesla and Muji
  • Multibrand–that’s Unilever, Dupont, LVMH, Starwood and Virgin

And then give you advice on how to market yourself and improve your prospects. It’s not the first time this idea–or name–has been mooted, but it’s probably the first time anyone has ever thought that having a survey where a respondent is told that, workwise they are most similar to either Ikea, Nutella, or Bayer is, frankly, a bit odd. Actually, perhaps this is innovation in its purest form: so far off the scale that it’s just plain weird, and we’re too stupid and sheeplike to see it.

It’s hard not to see this as anything else but an attempt to bolster the site’s membership levels in Europe, which number less than one fifth of its total of 80 million users. As a recruitment campaign, it may well work. The ubiquitous nature of social networking these days means that LinkedIn, which was conceived and launched before Facebook was even a glint in Mark Zuckerberg’s eye, is more successful now than anyone might have envisaged. It is, however, an unavoidable truth that LinkedIn’s success is down to one thing: how Facebook changed the Internet.

But, at the bottom of this BrandYou exercise lies a niggling doubt. Just how into the idea of user branding is LinkedIn? I mean, where’s the section that lets its members design their own profile? There are not enough leopardskin-and-fuschia, or animated smiley profiles on the site for me to really think that they’re taking this idea and running with it. I mean, haven’t they heard of MySpace?

Más información en esta nota de prensa de Linkedin

Guillem Recolons / Personal Branding Strategist/ soymimarca