Entradas

Personal Branding es el arte de invertir en ti

 

Compartimos con vosotros la entrevista realizada por Javier García Barros, autor del libro “Haz, marca personal para personas” a Guillem Recolons a través del Blog Siempre con algo en la cabeza

 

JG: Dentro de la cantidad de cosas que has vivido en tu carrera profesional, me llama mucho la atención que después de casi 20 años trabajando “para otros” decidieras emprender tu propio proyecto ¿Cuál fue la razón principal que te motivo a HAZerlo? 

GR: El despido podría haber sido el elemento detonante y el ansia de cambio el elemento motivante. Tras una carrera de éxito en agencias “de otros”, llega un momento en que me despiden. Ahí hay dos salidas:

1. El mundo se viene abajo. Te vas a la cola del paro y te pones a buscar trabajo.

2. La vida sigue, y 24h después del despido estás firmando ante notario la constitución de tu propia compañía.

Opté por la segunda, y volvería a repetirlo una y otra vez.

 

Guillem_RecolonsJG: Por si fuera poco, tiempo después fundaste soymimarca. ¿Por qué iniciar un nuevo proyecto si el que tenias funcionaba? Muchos quizás no hubiéramos arriesgado otra vez.

GR: Creo que la clave está en la propia pregunta, en el concepto de proyecto. El nuevo formato laboral se basa más en proyectos y clientes que en abstracciones como “compañía”. Trabajando solo podía llegar a cubrir una parte muy amplia del personal branding, pero me faltaba una pata: el área de autoconocimiento.

Además, me aburre bastante la acción comercial. Por todo ello creí necesario unir fuerzas con uno de los mejores coach de marca personal que conozco, Jordi Collell.

 

JG: Sé por experiencia propia que los inicios son difíciles ¿Cómo superaste en ambos proyectos esos momentos?

GR: Te parecerá simple, pero la ilusión y la convicción del proyecto eran el aliciente para seguir.

Además, redacté mi propia estrategia personal, mi visión, mi misión, valores, objetivos, targets, mensajes, partners, plan de comunicación. Me pregunté dónde quería estar en 10 años. Trabajé escenarios y estoy en el camino.

 

JG: ¿Ha sido duro el camino recorrido desde ese día que te “invitaron a irte” hasta hoy? ¿Has tenido ganas de abandonar alguna vez?

GR: No, y eso que entre medio sufrí otro fracaso.

En 2007 abrí la delegación española de TVLowCost, una agencia especializada en campañas TV. No funcionó, la cerramos en 2009, ya que en España el concepto low cost no representaba nada nuevo. Acumulo dos fracasos, y eso ayuda mucho a generar nuevos enfoques.

Un país como España penaliza el fracaso, pero créeme, es una lección de vida por la que creo que hay que pasar.

 

JG: Uno de los principales obstáculos que tenemos es “el miedo al fracaso” ¿Qué pasa si alguna de tus iniciativas/productos no funciona? ¿Cómo reaccionas?

GR: No pasa nada. Al contrario, aprendes. Recuerdo una campaña cuyo cierre era “The more we listen, the more we learn. And the more we learn, the more we can help”.

Creo que hoy no sería un consultor creíble si no conociera lo que NO hay que hacer. Y no supiera escuchar.

 

JG: Tu experiencia es muy inspiradora para mucha gente qué después de bastante tiempo trabajando se ven en la calle ¿Cómo le animarías a seguir hacia adelante, a actuar?

GR: La clave es hacerse un plan. Todo pasa por ahí, hay que dibujar una hoja de ruta, tener claro un norte, una meta, un sueño. Levantarse por la mañana sin tener una misión a corto y a medio plazo desmotiva y desanima a cualquiera.

 

JG: Para mi la marca personal es la mejor herramienta para HAZer, para actuar. ¿Cómo definirías la marca personal? ¿Cuáles son su principales ventajas?

GR: Utilizo a menudo una definición emocional “Personal Branding es el arte de invertir en ti”.

No considero el personal branding como una ciencia, lo considero una inversión a futuro, algo que, bien gestionado, nos podrá llevar al lugar que visualizamos como objetivo en un plazo razonablemente largo.

Además, y como díría el poeta griego Kavafis, no se trata solo de llegar a un lugar deseado, también hay que saber disfrutar de la travesía.

 

JG: Uno de los principales “peros” que argumentan muchas personas para empezar a desarrollar su marca personal es la exigencia de resultados en muy breve espacio de tiempo ¿Cómo vencer esas urgencias?

GR: Con una frase sencilla: Si no gestionas tu marca, otros lo harán por ti. Eso puede llevar algún tiempo, pero que alguien te destruya es cuestión de minutos.

 

JG: Con estás charlas quiero inspirar a la gente HAZer, a moverse, a no quedarse quieta ¿Qué le dirías a esa persona que lleva tiempo con una idea en la cabeza pero no se atreve a dar el paso?

GR: No tengas miedo al ridículo, no tengas miedo al fracaso, no te expongas sin haberte trazado un plan, y cuando lo tengas, lánzate con paracaídas.

Al principio puede dar cierta sensación de vértigo, pero siempre será mejor eso que la falsa comodidad del sofá (metáfora de la zona de confort). Recuerda que todo deja marca. Y mantente siempre, siempre, siempre con algo en la cabeza ;-)

 

JG: Guillem, muchísimas gracias por pasarte por mi casa en la red. Ha sido un enorme placer y sé que tu historia y experiencia va a servir de ayuda e inspiración a mucha gente. ¡Gracias!

GR: Gracias a ti, Javier por esta oportunidad de conectar con tus seguidores.

 

Storytelling: el kit básico para emprender

 

Comentamos muchas veces que las cosas han cambiado y que en materia de trabajo nada volverá a ser como antes, que hemos de ver la realidad con nuevos ojos, lo llamamos el cambio de paradigma, y actuar en consecuencia para no quedarnos anquilosados en un pasado que se fue para siempre. En estos  nuevos tiempos  el trabajo de por vida se va volviendo un recuerdo cada vez más difuso y si no nos preparamos para funcionar por proyectos acabaremos fuera de juego; nos guste a no hemos de actuar con mentalidad emprendedora, buscar e identificar las oportunidades y conseguir que nos elijan.

Flickr CC

Flickr CC

Emprender en la vida es algo que, de no llevarse, se puede entrenar y en cualquier caso es necesario dejar que las ideas fluyan para aceptarlas como vienen, sin prejuicios, vergüenzas ni miedos. Tener la mente abierta y una cierta dosis de ingenuidad  ayudarán a abrir el camino siempre con un mapa en la mano para no andar a trompicones y dar demasiados palos de ciego.

Hace unos días me encontré con dos individuos de ocho años que en la fiesta de su colegio estaban vendiendo petardos de papel. Se trataba de  una hoja de papel convenientemente doblada que agarrada por un extremo y lanzadas hacia delante sin soltar producía un ruido seco y potente similar a un petardo. Me comentaron que se trataba de una apuesta ecológica porque el papel era reciclado de la basura de sus respectivas casas y que se habían metido en este tinglado porque sabían que una fiesta de verano sin petardos no es fiesta pero que en el cole la pólvora no entraba ni por recomendación. Cada artefacto se vendía a cincuenta céntimos y pretendían colocar un stock de cincuenta unidades, suficiente para proporcionarles los recursos necesarios para tener autonomía financiera durante toda la fiesta.

Sea por curiosidad o por deformación profesional me dediqué a seguirles los pasos desde cierta distancia para ver como evolucionaba el asunto.

Cuando acababan de contarme su idea de negocio se acercaron unos compañeros, que me dijeron que eran de su curso, para decirles que estaban locos, que cómo pretendían que alguien les comprara semejante tontería; que no venderían ni uno, vaya. Me sorprendió la seguridad con la que al unísono contestaron los noveles empresarios que propusieron montar una porra para ver quien adivinaba la cantidad vendida y que ellos apostaban por la totalidad.

Tenían producto, unas ganas locas de vender y abordaban a su clientela explicando su propuesta de valor y las bondades de un producto construido con material reciclado

Al cabo de dos horas tenían su producción vendida y estaban haciendo cola para comprarse unas latas de bebida y pedazo de pastel. Por suerte para sus agoreros colegas no hubo porra.

Al final de la tarde uno de ellos invirtió lo que le quedaba en unos boletos para la tómbola y acabó con un espléndido robot para amenizar las tardes de verano.

Un proyecto emprendedor es eso, una idea bien estructurada que arropa una propuesta de valor dirigida a un público objetivo que explicada con un mensaje claro y convincente a través del canal adecuado se convierte en un negocio de éxito. Si a ello le unimos un bajo nivel de inversión, como en el caso que os he contado, miel sobre hojuelas.

Y por cierto un proyecto es solo eso, un proyecto. Después viene otro y otro, la vida es una suma de proyectos y si esperamos encontrar el proyecto de nuestra vida, el que nos saque el estómago de penas para siempre posiblemente acabemos nuestros días pobres y esperando.

Marca personal para escritores: el libro como un medio y no como un fin

 

Hace unos días, después de publicar un artículo acerca de las ventajas de la autopublicación, un lector comentaba que en el otro lado de la balanza estaba el esfuerzo diario que debe hacer el escritor autopublicado para darse a conocer. Evidentemente, no tener el respaldo de una empresa editorial que apoye al libro con campañas de marketing es una desventaja, pero es también un error no ver en la autopromoción una gran oportunidad. Para ello es necesario un cambio de perspectiva en la que el libro se convierta en un medio y no un fin. Esto también aporta un nuevo punto de vista acerca de la importancia de ocuparse personalmente de la estrategia de marketing editorial.

82fa1ac66e9e45d73a9ceb42ecb0ce61

Pinterest

Y es que la publicación de un libro no es el final de un camino, sino un paso intermedio para construir algo muy superior: una marca personal como escritor. Ella será la que en el futuro permita alcanzar el éxito en aquellas actividades profesionales y objetivos que el escritor se plantee, desde dictar conferencias, realizar talleres y sobre todo la publicación de nuevos libros. Es por este motivo que la gestión de marketing editorial posterior a la publicación, no debería ser delegada y en cambio, el escritor es quien debe asumir el mando de lo que sí debe verse como un fin: construir una relación con sus lectores.

Para ello existen muchas herramientas de marketing online con las cuales construir y gestionar relaciones en el largo plazo. Las más conocidas son las redes sociales generalistas como Facebook y Twitter, pero en las que es muy común ver un mal uso donde en vez de establecer diálogos con los lectores, se repite una y mil veces el título del libro con el enlace a la tienda online donde se puede comprar. Desde algunos perfiles se promociona en exceso corriendo el riesgo de que la comunicación pueda ser considerada como spam. Además de los medios sociales, un blog personal es la base de cualquier estrategia de marketing online y en este caso puede aportar muchos beneficios en la estrategia de autopromoción de un escritor, ya que es un canal ideal para crear nuevos contenidos relacionados a la temática editorial de los libros publicados y atraer así a nuevos lectores.

En el mundo editorial, la famosa red social Goodreads, recientemente adquirida por Amazon,  es una herramienta muy útil para crear lazos entre escritores y lectores. A través de los perfiles personales es posible acceder a una especie de biblioteca virtual donde cada lector indica las lecturas que ha hecho, está haciendo o piensa hacer. Además es posible ver críticas y puntuaciones que le han otorgado a los libros que han leído. En este caso, si un escritor ha sido capaz de establecer una relación con sus lectores, podrá utilizar esta red social a su favor animando a sus contactos a criticar y puntuar sus obras. De esta manera se favorece notablemente su marca personal.

Otra forma de gestionar contactos es a través del email. Para esto es muy útil contar con una herramienta que nos ayude a administrar listas de suscriptores como es Mailchimp. Esta potente herramienta permite enviar hasta 12.000 emails mensuales y tener hasta 2.000 suscriptores, con un plan gratuito. Con esta herramienta también podrás crear tus campañas de email marketing con plantillas atractivas y muy fáciles de utilizar.

Otra herramienta menos conocida pero muy útil para construir vínculos con los lectores u otros contactos de interés es Rapportive, que permite gestionar desde la casilla de correos de gmail, toda la información sobre las redes sociales que nos vinculan a cada persona de nuestra libreta de direcciones.

Construir una marca personal sólida es también construir relaciones con diferentes públicos. La autopromoción bien realizada consiste en gestionar los canales de comunicación online para establecer una relación directa con los lectores y agentes del mercado editorial, conocerlos, fidelizarlos y poder contar con ellos para difundir las acciones de promoción del libro. En el largo plazo, la publicación de un libro es un paso fundamental pero no el único que hay que dar para desarrollar una carrera como escritor.

 

 

No digas qué eres, di cómo te sientes

 

A veces decir lo mismo pero con distintas palabras puede tener resultados sorprendentes. Y como muestra de ello, este maravilloso vídeo.

[youtube]http://youtu.be/F8bm2llxxjU[/youtube]

Apostar por el caballo ganador

 

Cuando en la vida pintan bastos y las cosas no funcionan como se espera, recurrir a las obviedades puede ser una buena solución. Si queremos mejorar la pronunciación de un idioma buscamos un profesor nativo, si necesitamos una casa nueva buscaremos un arquitecto y para la instalación eléctrica posiblemente a un electricista y no a un fontanero, es así… ¿No? ¿A quién tiene que acudir una empresa grande, mediana, pequeña, del IBEX 35 o no, para transmitir un mensaje fiable y creíble que la refuerce en estos momentos de crisis?

Google Images

Google Images

El consejero delegado de Bassat Ogilvy explicaba en un artículo aparecido en El País firmado por Carmen Sánchez-Silva hace unos días que “ hay un problema  general de reputación y credibilidad en España. Esta crisis no ha dejado títere con cabeza y nos hemos quedado sin referencias. Las empresas quieren hacerse creíbles. Y si antes fueron sus directivos y ejecutivos reputados los que verificaban en los anuncios publicitarios la calidad del producto con su nombre, en este momento de crisis, cuando los directivos carecen de credibilidad, no hay mejor canal que los trabajadores, el colectivo que genera más confianza”

El personal, pues, se puede convertir en un amplificador del mensaje de la empresa.

Ya sea transmitiendo información, opiniones, perspectivas, argumentos en contra o notas humorosas, la voz humana es abierta, natural, sincera. En 1999 el Manifiesto Cluetrain nos ponía en aviso  de cuales eran los cambios necesarios para que las organizaciones se adaptaran a los cambios que se estaban produciendo en el mercado.

Para que el mensaje sea creíble debe de estar soportado por un relato potente.

¿Y quien mejor que los propios empleados para elaborar, alimentar y difundir el relato de la empresa? A fin de cuentas los mejores embajadores de la empresa son los que día a día están lubricando la maquinaria para que no deje de funcionar y la conocen mejor que nadie; todos desde el Consejero Delegado hasta el último recién llegado.

Crear el relato de la empresa requiere implicarse hasta el tuétano, poner imaginación  y actuar de manera creativa, significa estar vivo.

En los momentos que corren apostar por la vida en las organizaciones es apostar por el caballo ganador porque de la situación actual o salimos todos reforzados o no sale nadie. Implicación e imaginación se acaban traduciendo por mayor independencia y responsabilidad y transforma la cadena de mando en cadena de colaboración, en un equipo en el que no se habla de problemas sino de lo que hay que hacer para avanzar.

Convertir a los empleados en embajadores de la marca es apostar por ellos, por su marca personal, y por la confianza del mercado.

 

 

Cómo destruir la cultura corporativa

La Cultura Corporativa es un cocktail de valores, costumbres, hábitos y creencias compartidos dentro una empresa. Y bien, si a veces la cultura corporativa puede ser un elemento facilitador y determinante para el éxito de la empresa, también puede convertirse en un obstáculo para alcanzar sus metas.

¿Puede una cultura corporativa potente limitar la forma de hacer de sus empleados?

En ocasiones la psicología y el comportamiento animal tienen mucho que ver con el comportamiento humano. Este vídeo contiene la historia de cinco monos, un plátano, y la creación de una poderosa cultura corporativa. 

 

Aquí os dejamos el texto en castellano: 

“La metáfora de los monos”

Un grupo de científicos colocó cinco monos en una jaula en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de bananas.

Cuando un mono subía la escalera para agarrar las bananas, los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo.

Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros le golpeaban, hasta que llegó un momento en que ningún mono subía la escalera a pesar de la tentación de las bananas.

Entonces, los científicos sustituyeron uno de los monos, y lo primero que hizo el nuevo individuo fué subir la escalera, siendo rápidamente bajado por los otros, quienes le propinaron una gran paliza.

Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más la escalera, aunque nunca supo el por qué de tales palizas.

Un segundo mono fué sustituido, y ocurrió lo mismo. El primer sustituto participó con entusiasmo de la paliza al novato.

Un tercero fué cambiado, y se repitió el hecho, lo volvieron a golpear.

El cuarto y finalmente el quinto de los veteranos fueron sustituidos.

Los científicos quedaron entonces con un grupo de cinco monos que, aún cuando nunca recibieron un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentase llegar a las bananas.

Si fuese posible preguntar a algunos de ellos por qué le pegaban a quien intentaba subir la escalera, con certeza la respuesta sería:

No sé, aquí las cosas siempre se han hecho así. 

Personal Branding no es promocionarse

 

Ni promocionarse, ni darse a conocer, ni conseguir más followers en Twitter, ni tener un Blog personal… La marca personal es mucho más complejo que todo eso. Es por encima de todo un proceso estratégico con arranca con una profunda fase de Autoconocimiento, sigue con fase en la que se trabaja la Estrategia y culmina con una fase de Visibilidad. Eso como mínimo.

Parece que últimamente están apareciendo bloggers que abogan por conceptos que poco tienen que ver con lo que verdaderamente es la marca personal. Así que veamos 5 verdades sobre lo qué es y lo qué no es la marca personal.

Google Images

Google Images

– Marca personal y Personal Branding. ¿Hay diferencia?

Sí, la hay. Marca personal o Personal Brand es lo que los demás perciben de ti. Personal Branding o Branding Personal es el proceso por el cual gestionas tu marca.

La marca personal tiene cuerpo y alma

Digamos que la autenticidad y la estrategia son el alma,  y la visibilidad es el cuerpo que le da forma y la ayuda a ser perceptible y visible a los demás. Una sin la otra no son nada. Así que ya os podéis imaginar la magnitud estratégica del tema.

Los profesionales del Personal Branding no inventamos falsas identidades ni convertimos a nuestros clientes en personas que no son

Nuestras herramientas de trabajo son la autenticidad  y los valores reales, aquellos que hacen única e irrepetible a una persona.

La marca personal te acompaña toda la vida

Cuando hacemos una charla siempre empezamos con esta pregunta: ¿Sabe alguien dónde quiere estar dentro de 10 años? No es algo temporal, tu branding personal es de largo recorrido, en definitiva, una carrera de fondo. Pura estrategia.

– Mucha visibilidad no significa mucha autenticidad

No por hace mucho ruido en las redes tendrás una marca personal más poderosa, lo que vale es lo qué dices, cómo lo dices y dónde lo dices.

La felicidad no es más que hacer aquello que se quiere hacer y querer hacer aquello que se hace

 

Felicidad y éxito. Estas son las dos palabras que la mayoría de personas solemos pensar o decir cuando nospreguntamos qué queremos conseguir en la vida, cuáles son nuestros objetivos, nuestros deseos… Anhelos que reflejan fielmente una de las máximas de Al Ries (reconocido gurú a nivel internacional y autor del libro“The Origin of Brands”) “en la vida tan solo hay dos cosas por las que vale la pena luchar: éxito y felicidad”.

4e9afb95dd6c2209e1113aacd1763fbe

Pinterest

En referencia a la pregunta sobre cuáles son nuestros objetivos en la vida acostumbramos a responder, en primer lugar, el deseo de ser feliz. La felicidad es y ha sido la principal preocupación y el principal objetivo de hombresy mujeres de cualquier raza, lugar o religión. Seguramente todos conocemos a alguien que podemos etiquetar como “feliz”, es decir, alguien que disfruta con lo que hace, que suele estar de buen humor, en definitiva, alguien que está contento y satisfecho con su vida. Para ser feliz resulta imprescindible que la persona sea capaz de crear una actitud positiva en su propia mente, es decir, tener una buena sensación, estar a gusto con uno mismo, tener unos buenos niveles de autoestima. Existe un dicho que reza “la felicidad no es más que hacer aquello que se quiere hacer y querer hacer aquello que se hace”. No obstante, a mi entender, muchas de las personas que consideramos “felices” no suelen tener éxito, no se ganan la vida especialmente bien, no disfrutan de una holgada situación económica, ni gozan de un gran prestigio o reconocimiento personal.

En segundo lugar, después de la felicidad, al ser humano le preocupa (o por lo menos eso indican la mayoría de estudios) el éxito. A casi todas las personas nos encanta obtener grandes resultados, ya sea a nivel personal, en los estudios, en el deporte, en el amor… Está demostrado científicamente que el éxito es una de las sensaciones más hedónicas, que más placer proporciona al ser humano. Seguramente, todos conocemos a personas a las que consideramos exitosas en un ámbito determinado, personas que destacan de forma clara y notable en una disciplina o temática concreta. Me atrevo a afirmar quemuchas de estas personas no son demasiado felices. Seguramente todos conocemos personas realmente brillantes y exitosas que no han podido trasladar dicha brillantez y éxito a otros niveles de su vida, conduciéndolos incluso hacia serios problemas (familiares, depresiones…) que han obstaculizado su plena felicidad. Para tener éxito, no basta con ser el mejor en una disciplina, sino que resulta imprescindible que la persona en cuestión sea capaz de crear una actitud positiva en la mente de los demás. Como diría el mismo Al Ries “uno mismo no puede hacerse exitoso, lo deben hacer exitoso las demás personas”.

Pero, no nos engañemos, lo difícil es conocer personas que puedan ser felices y que simultáneamente tengan éxito. Analizando este tipo de personas, las pocas que son capaces de compaginar éxito y felicidad, me he dado cuenta que casi todas tienen una marca personal muy potente y trabajada a consciencia durante mucho tiempo. Estamos ante personas felices porque se conocen muy bien a sí mismas, porque se dedican a aquello que realmente les gusta y porque realizan aquellas tareas en las que son realmente competentes y les permiten aportar más valor a la sociedad. Del mismo modo, suelen tener éxito porque son personas que trabajan su estrategia personal y saben comunicar claramente su propuesta de valor, es decir, personas que saben cómo diferenciarse de suscompetidores para conseguir que les compren en lugar de irse a vender, para conseguir ser encontrados en lugar de ira buscar. Debemos esforzarnos en crear una marca personal potente, distintiva y que nos permita conseguir aquello que realmente todos anhelamos: tener éxito y, sobre todo, ser muy felices.

Personal branding, el arte de invertir en ti (36). Haz tu marca memorable

 

Me ha encantado el artículo de Deborah Shane sobre las cualidades necesarias para mejorar el magnetismo personal. Algunas de esas cualidades equivalen a valores, otras se acercan más a habilidades. Para hacer tu marca memorable, empieza por aquí:

  • NARRABILIDAD
  • BONDAD
  • AUTENTICIDAD
  • DISPOSICIÓN
  • RELEVANCIA
  • OPTIMISMO
  • RESPONSABILIDAD
  • MAGNANIMIDAD
  • HUMOR
  • HUMILDAD
  • HUMANIDAD
  • LIGEREZA

Durante los siguientes lunes las iremos desarrollando, hoy empezamos por:

NARRABILIDAD

Google Images

Creo que el vocablo no existe, pero lo definiría como la cualidad de convertirse en relato. En pocas palabras, si una persona no tiene una historia que contar que la haga única, no tiene relato, no tiene marca.

Todos tenemos algo que contar. Antonio Núñez, autor de “No dejes que te lo cuenten” y de “Storytelling en una semana” lo plantea así:

¿Por qué hay personas que convencen más rápidamente que otras? ¿Cómo logran seducirnos los discursos políticos? ¿Por qué hay campañas publicitarias que recordamos de memoria y otras las olvidamos en el acto? ¿Cómo consiguen hacernos vibrar algunas presentaciones?

La respuesta -dice Nuñez- está en la forma en la que el mensaje está contado. Los relatos logran que transformemos simples datos en emociones y sensaciones genuinamente personales. Mediante la narración, y no la argumentación, conseguiremos seducir a nuestra audiencia y hacer que invierta su tiempo en nosotros.

A menudo pongo el ejemplo de que no es lo mismo la presentación personal descriptiva que la que utiliza el relato. Veamos un ejemplo:

Descriptiva: Me llamo Guillem Recolons, soy publicitario y especialista en marca personal. He trabajado en Tiempo BBDO, J. Walter Thompson, Bassat & Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altrafroma, y recientemente fundé con otros socios la consultora en Personal Branding Soymimarca.

Relato: Soy Guillem Recolons, mi sueño de pequeño era ser publicitario.Y aquí me tienes, después de haber trabajado en algunas de las mejores agencias de publicidad del mundo, ahora tengo la suerte de volcar mi experiencia en el desarrollo y branding personal, en Soymimarca.

La narrabilidad no es otra cosa que hacer que un mensaje llegue a la cabeza a través del corazón. Utilizando un símil, es la diferencia de un perfume bueno u otro mediocre: el bueno dura más tiempo, se retiene mejor.

El futuro tiene muchos nombres. Para los valientes es la oportunidad (VÍDEO)

Victor Hugo dijo que “El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.”

Hoy compartimos un vídeo con algunas buenas razones para reflexionar sobre el futuro y ver en él la oportunidad de conseguir todo aquello que queramos alcanzar. Sólo hemos de trazar un plan y tomar los pasos correctos. Esperamos que os guste.

“The Future is ours”