Entradas

Personal Branding, el arte de invertir en ti (47). La cualidad de la ligereza

 

Una marca personal tiene que ser ligera y formulo esta afirmación con plena consciencia y no precisamente a la ligera. La personas tendemos a la complejidad y precisamente por esto es difícil percibir lo que somos y lo que queremos de manera clara y rápida. Muchas veces hasta nos cuesta a nosotros saber quienes somos y lo que queremos, no en vano el primer pilar en la gestión de nuestra marca personal es el autoconocimiento. Y mientras tanto lo que los demás pueden percibir es una amalgama de características que mas que dejar huella en sus corazones puede oprimirlos por la pesadez.

Con la ligereza concluimos una serie de artículos que iniciamos el pasado 18 de marzo bajo el título de “Haz tu marca memorable” y en el que hemos hablado de cualidades de la marca personal como  narrabilidad, bondadautenticidad, disposición, relevanciaoptimismo, responsabilidadmagnanimidadhumorhumildad y humanidad.

ligerezaLigereza es sinónimo de agilidad, levedad, rapidez, presteza y prontitud entre otros pero también lo es de inconstancia, irreflexión, trivialidad y futilidad.

Por mi práctica profesional veo que la mayoría de personas llegamos a tomar consciencia de marca tras haber vivido una vida más o menos intensa en la que  hemos acumulado cosas, relaciones y experiencias que nos han llevado a ser lo que somos en este preciso momento y que configuran lo que los demás perciben de nosotros. Recordemos que nuestra marca está en función de los demás y que sin ellos no tendría razón de ser porque no habría corazones en los que grabar nuestra huella.

En el proceso de autoconocimiento tratamos de comprender e inventariar nuestra complejidad para reorientarla hacia nuestros objetivos finalistas y a partir de aquí gestionar nuestro día a día. Una vez hecho esto lo explicamos a los demás para que nos perciban tal y como somos, nos tengan en cuenta, nos graben en su memoria y seamos lo elegidos.

Si nuestro territorio es excesivamente complejo, si hay demasiadas cosas que nos tienen prisioneros y enmarañan nuestra esencia la mejor solución es soltar lastre ,abandonar todo aquello que no es esencial y que nos convierte en demasiado densos para seguir nuestro camino y para que los demás puedan percibirnos de manera real. Algunas veces personas, relaciones, creencias y objetos deben aparcarse en el camino de manera temporal u olvidarse para siempre.

Y es así que nosotros y nuestra marca ganamos en ligereza y podemos seguir nuestro camino para alcanzar los objetivos que nos hemos fijado con mayor rapidez.

Sin ligereza dejaremos una marca pesada y torpe.

6 meses de marca personal intensiva

Hoy se cumplen los primeros 6 meses de SOYMIMARCA. El bebé empieza a caminar.

Efectivamente, todo empezó el 4 de octubre de 2010. Queremos agradecer a los que nos animaron a llevar hacia adelante este proyecto de marca personal: Andrés Pérez Ortega, el sherpa y pionero de la marca personal en España y autor de “Expertología”, un libro de referencia; Pablo Adán, el gran especialista en marketing personal que ha acabado formando parte de nuestro equipo; a Neus Arqués por haber desgranado las primeras notas de marca personal en nuestro país;  a Gian-Lluís Ribechini, el ingeniero innovador, por apostar por la marca personal a fondo, a Josep Ranchal, rey de los blogs, por su paciencia, a William Arruda, Dan Schawbel, Catherine Kaputa, Hubert Rampersad y Brenda Bence por habernos guiado con sus libros y blogs sobre este oficio. A Andrea Vilallonga, asesora de imagen, que también se ha unido a SOYMIMARCA; a Pau Hortal, maestro de los RRHH, que no he cesado en su empeño hasta asociarse a la compañía; a Olga Villacampa, que está a punto de alistarse, y a muchos más que nos animáis a seguir cada día.

Destacaremos algunos “tags” de este período:

170 posts en el blog, ilusiónIceberg Soymimarca 500 comentarios en el blog, 2.800 etiquetas, marca personal, 500 visitas diarias al blog, Jordi Collell, 50 comentarios en grupos Linkedin, Guillem Recolons, 630 miembros en el grupo de Linkedin, muchos clientes satisfechos, 1.200 seguidores en Twitter, presencia activa en Barcelona y Valencia y pronto en Madrid, Pablo Adán, cientos de proyectos nuevos que verán pronto la luz, posicionamiento personal

En el aspecto de contenidos, los 10 posts más leídos son estos:

  • El Iceberg Soymimarca de la marca personal. 27 octubre 2010. Enlace.
  • Los cinco empleos más buscados. 16 diciembre 2010. Enlace.
  • Solo tienes 30 segundos para captar la atención. 18 febrero 2011. Enlace.
  • 50 Artículos sobre Liderazgo, Marketing Personal. 7 marzo 2011. Enlace.
  • ¿Sólo triunfan los hombres guapos?. 17 diciembre 2010. Enlace.
  • Ocho vicios que matan la creatividad. 17 marzo 2011. Enlace.
  • Sir Ken Robinson y el cambio de paradigma. 26 febrero 2011. Enlace.
  • ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?. 28 enero 2011. Enlace.
  • ¿Quieres volar muy alto?, ¡suelta lastre!. 2 marzo 2011. Enlace.
  • Paradojas de la vida ¿Cuál es la tuya?. 15 diciembre 2011. Enlace

Y esto es solo el principio. En pocos días SOYMIMARCA presentará novedades interesantes. Gracias por seguir con nosotros.

¿Quieres volar muy alto?, ¡suelta lastre!

¿Te has sentido, en los últimos tiempos,  tenso, agitado, cansado desbordado, desganado, triste o desmotivado? ¿Tienes la sensación de que algo te sobrepasa? ¿Te estresa el tener que gastar energía para controlar el máximo de cosas? Quizás haya llegado el momento de ocuparte de ti mismo y soltar lastre.

A lo largo de mi vida he tenido que soltar lastre en bastantes ocasiones tanto a nivel personal como profesional. He vivido largos periodos de insomnio y de infelicidad que acabaron con una ruptura matrimonial, me he tenido que reinventar en diversas ocasiones a nivel profesional y dejar de lado situaciones que bajo un disfraz de comodidad me alejaban de aquello que me llenaba y daba sentido a mi existencia. Y después de cada situación he notado a pesar del dolor, a pesar de lo que se ha quedado por el camino una sensación de alivio que me ha permitido llegar hasta donde estoy ahora y sentirme feliz.

Me gusta el concepto de lastre porque visualizo aquellos aerostáticos multicolores tan vistosos que las mañanas de domingo surcan nuestros cielos, cuando están a ras de suelo se tambalean cual fantasma amorfo a merced de la brisa y de repente un fogonazo, unos sacos que caen por las bordas y se elevan majestuosos hacia lo más alto.

En nuestra vida soltar lastre es dejar atrás todo lo que nos impide seguir nuestro camino, que nos bloquea nuestra autenticidad y que nos sabotea nuestra marca personal.

Durante el proceso de formulación de nuestra marca personal nos planteamos qué es aquello que nos mueve a actuar, qué es lo que nos hace disfrutar, qué es lo que da sentido a nuestra vida. A esto le llamamos nuestra misión. También nos planteamos a donde queremos llegar, cual es el sueño que queremos ver realizado, en qué esperamos convertirnos y hacemos el esfuerzo de visualizarnos al final de nuestra vida para poder tener la certeza de que hemos enfocado el buen camino, esto es nuestra visión. Y todo esto lo hacemos bajo el filtro de unos indicadores que nos marcan los bordes del camino, que nos avisan si hemos sobrepasado las reglas del juego que nos hemos fijado, me refiero a los valores.

Conociéndonos más y mejor llega un momento que encontramos personas, situaciones y cosas que han dejado de tener sentido para nosotros a las que estamos amarrados tenazmente y hemos de tomar la decisión de reconocer que ya no nos sirven porque difuminan nuestra visión y entorpecen nuestra visión. Llegados a este punto nos puede dar la sensación de que estamos en un momento “insostenible”, estamos hechos un lío y un destello de lucidez nos indica que ha llegado el momento de soltar el lastre.

No es una tarea fácil porque a pesar de las evidencias nos aferramos a lo que tenemos para que nada cambie, nos dispersamos en buscar justificaciones  inútiles y en buscar culpables. De dar el paso y soltar o no soltar el lastre depende el avanzar o el quedar anclado en el suelo, ganar o perder la batalla contra nuestra falta de lucidez significa la vida o la muerte y no me refiero a nuestra desaparición física sino a estas pequeñas muertes que nos hacen más pequeños, más viles más alejados de nuestro objetivo.

Soltar lastre es una actitud, es un proceso y forma parte de la huella que dejamos porque sin movimiento no hay huella y con lastre no hay marca. Como toda actitud viene de nuestro interior y es un acto de libertad que implica el cambiar nuestros hábitos, nuestra manera de hacer.

Y si has llegado hasta aquí y mi relato no te ha dejado indiferente, si estás convencido de que puedes volar más alto y no ves claro cómo hacerlo, déjate ayudar por alguien que haya vivido la experiencia y que sepa acompañare mientras tú sueltas lastre. Cuenta con nosotros: ¡suelta lastre!

[subscribe2]