Entradas

5 claves para mejorar tu relación con la búsqueda de empleo, por @fransegarrab

Nada me aterraba más que la idea de no encontrar trabajo.
Debes tener paciencia – te dicen, los que te quieren, con toda su buena voluntad. Pero las facturas no esperan.
Cada mes, puntualmente, se anotaba un número rojo más en mi cuenta corriente.
Y no entendía qué es lo que estaba haciendo mal.

Había hecho todo lo que se me había pedido: estudiar una carrera, atender en clase, hacer prácticas en la facultad…

Si había hecho todo lo que se suponía que debía hacer entonces… ¿por qué nadie veía en mí a la persona ideal para un “maldito” puesto de trabajo?
Recuerdo perfectamente el diálogo que mantenía conmigo mismo en aquel momento en el que no encontraba empleo. Me preguntaba: – ¿Tan malo soy?-

Luego, Seguía, machacándome: –¿Por qué siempre pasa alguien delante de mí? –

Estaba frustrado, mi paciencia se agotaba y mis ahorros, también.

Pero el problema no estaba fuera, el problema estaba dentro. Mis creencias me limitaban. Por eso decidí cambiarlas.

Poco a poco, empecé a ir entendiendo la búsqueda de empleo desde otro prisma.

Hoy, quiero compartir contigo 5 claves para que cambies tu relación con la búsqueda de empleo, esperando que te sirva tanto como me ha servido a mí.

1 – Una vida

¿Qué vas a hacer con ella? Piénsalo bien.
Entiende, busca y abraza aquello que te hace feliz. Conozco a mucha gente que lo está haciendo. Son gente real cumpliendo sus sueños y ganando dinero por ello.

¿Por qué tu no?

2 – Toma el control

Antes de que te elijan, debes haberte elegido a ti mism@.

Créeme, nada de esto funciona si te dejas llevar por la corriente, por el camino marcado.
Creo que en este juego, las cartas no están repartidas. De hecho, no sé si hay cartas. Pensándolo bien, esto no es un juego. Toma tu vida con fuerza.

3 – Eres el mejor en lo tuyo, solo debes aceptarlo

Porque nadie es como tú. Eres el único en todo el mundo que puedes ofrecer lo que tú ofreces. Nadie puede reemplazarte, si tú no lo permites.
No hay nadie con tus experiencias, tus valores, tus atributos emocionales, tu manera de ver el mundo.
Cada vez que abres los ojos por la mañana se presenta una nueva oportunidad para decidir tu futuro. Descubre aquello que te hace único, muéstralo y demuéstralo

4 – Deja de buscar empleo.

Eres único, insustituible, irrepetible. Entonces, maldita sea, deja de competir y empieza a mostrar al mundo lo que sabes hacer como nadie.

Haz que el trabajo venga hacia a ti. Si trabajas en lo que te apasiona, el mundo mirará lo que estás haciendo. Abandona la búsqueda de empleo y empieza a crear un sistema para que éste te busque a ti. ¿Cómo hacer esto? Aquí te explico.

5 – Protesta. Ok. Pero también actúa.

Quéjate, protesta. Todos tenemos derecho a la “pataleta”. Pero por favor, no dejes de tomar acción.

El mundo laboral es duro, competitivo, por supuesto. Hoy, en esta economía conectada, todavía más. Pero no te quedes parado.

¡Adelante!

Imagen: Freepik

Toma el control de una vez, por @fransegarrab

Si preguntamos a cualquier persona: “¿Deseas tomar las riendas de tu propia vida?” Con alta probabilidad nos contestará con un sí. Seguramente tú también pensarás que es algo que quieres para ti. Rotundamente.

Tomar las riendas de nuestra vida, controlar lo que le sucede a uno y a los que le rodean, trabajar para ti… ¡Vaya! ¿Quién no querría eso?

Ahora bien, cuando reformulamos la pregunta a “¿Estás dispuesto a tomar las riendas de tu propia vida?” Parece que la rotundidad con la que respondemos afirmativamente decrece. Incluso oiríamos algunos “esto no es para mí”, “ahora no me va bien” o “con la faena que tengo… ¡Imposible!”, entre otros comentarios de evitación y negación, disfrazados de procrastinación.

Asumir un cambio en nuestra vida cuando nos encontramos en una situación cómoda, por supuesto, es difícil.

Toma el control de una vez

Tomar el control de tu marca personal significa trabajar sobre el cambio, abandonar tu zona de confort y trabajar sobre un terreno a veces lleno de caos e incertidumbre no es apto para aquellos que no lo deseen realmente.

Si decides gestionar tu marca personal, es porque:

Apuestas por apretar con fuerza entre tus manos las riendas de tu vida

Te dedicas a aquello en lo que sientes que eres mejor, en lo que tú crees.

Tú decides el producto, tú buscas a tus clientes, tú transmites tu huella en aquello que haces,

Deseas crear tu propio modelo de negocio y construyes paso a paso tu estilo de vida.

¿Unes trabajo y pasión?

Si la frase “Nunca siento que me he excedido en mi trabajo” conecta contigo, estas de enhorabuena. Según la Teoría del Flow de Mihály Csíkszentmihályi: fluir es aquel estado mental en que nos encontramos concentrados o absorbidos completamente en la actividad que estamos ejecutando. Si no te identificas con esta frase, pero crees que deberías vivir de esta manera y actualmente no lo haces, también siéntete de enhorabuena: quieres jugar al juego del cambio.

Si cuando trabajas, fluyes, probablemente seas más feliz y con total seguridad esto se note en los resultados de tu trabajo.

¿Por qué no trabajar en aquello que te apasiona y ser libre para disfrutarlo? Anímate a creer que mereces exactamente aquello que has imaginado para ti. Lucha por ser quien quieres ser. Por fin ha llegado el momento de tomar las riendas, trazar tu camino y alcanzar tus objetivos.

¿Te atreves?

Imagen: lifeofpix