Entradas

Tortilla de patatas sin patatas

Hace algún tiempo las autoridades sanitarias prohibieron la utilización de huevos frescos en bares, restaurantes y hoteles. En su lugar, se están utilizando huevos pasteurizados para preparar, por ejemplo, la tortilla de patatas. Aunque al principio costó un poco asimilar esa pérdida de frescura, ahora nos parece lo más normal del mundo. Pero ¿Qué le pasaría a la tortilla de patatas si le quitáramos las patatas?

Durante estas fechas se cumple un año del primer encuentro de gestión de la marca personal que se celebró en el Hotel Intercontinental de Madrid, a raíz del cual publiqué un post en mi blog de Lateral Consulting titulado “Señoras, señores… el currículum ha muerto (o eso parece)”. El encuentro marcó un antes y un después en mi carrera, y me atrevería a incluir en esa afirmación a mi socio Jordi Collell, con el que compartimos viaje y asiento en el encuentro. No solo eso, además, y como ya hemos comentado en algún que otro post, esa cita fue el embrión del proyecto de SOYMIMARCA que nacería justo 6 meses después, el 4 de octubre de 2010.

Lo que más me epató del encuentro fue la primera intervención, la de Andrés Pérez Ortega, el sherpa de la marca personal. Debo reconocer con absoluta sinceridad que el resto de intervenciones y debates fueron muy interesantes, pero no estaban en la órbita geoespacial de la marca personal. Algunos hablaron de protocolo, otros de gestión empresarial, otros de creatividad, otros de comunicación de crisis… interesante. Pero lo de Andrés fue grande, fue el motor que nos llevaría a acercarnos aún más al mundo de la marca personal, y fue el motor de otros encuentros que hemos tenido posteriormente con él.

El caso es que este año se repite el evento, organizado por Mas Cuota, igual que el año pasado. Hay algunos cambios sin importancia, como el hecho de que se celebre en Pamplona, a principios de mayo, también cambia el título, ahora es “1er encuentro Personal Branding & Neuromarketing”. Los ponentes repiten, excepto uno. ¿Adivináis cuál?

Este año no estará Andrés Pérez Ortega. Imagino que la organización ha considerado que su aportación a la marca personal no es indispensable. Tampoco estará Neus Arqués, ni Tomás Marcos ni Pablo Adán ni Arancha Ruiz ni Dan Schawbel.

Tortilla de patatas, pero sin patatas.

Guillem Recolons / asesor de marca personal

Tú eres el Director General de tu vida

 

 

Peter Drucker dice: “Ha llegado la hora de tomar las riendas de nuestras carreras profesionales a nivel individual y no depender únicamente de “papá” empresa”.

 

Tom Peters, dice: “Debemos reinventar nuestro puesto de trabajo en los próximos años, somos empresas de servicios unipersonales y  los empleos serán sustituidos por proyectos”.

“los empleos serán sustituidos por proyectos”

Tanto Peters como Drucker, no se refieren solo a los consultores sino a todo tipo de profesionales. Se ha acabado el trabajo para toda la vida. Ya no se trata sólo de tener un buen currículum, larga experiencia o derrochar simpatía y dotes de liderazgo, sino que a partir de ahora todos tendremos que pensar como microempresas. Ello implica un cambio profundo de mentalidad que consiste, en líneas generales, en que los profesionales dejen de pensar como empleado para comenzar a pensar como empresa individual -yo, sociedad anónima.

Se trata de que los profesionales se apliquen a sí mismos los principios que utilizan las grandes compañías y organizaciones para desarrollar sus marcas comerciales. Principios que en el caso de las empresas permiten proyectar a los consumidores una imagen muy clara de lo que venden. Y que en el caso de los profesionales posibilitarían esbozar en la mente de los demás el diseño que uno hace sobre sí mismo, de su carrera, habilidades, conocimientos, valores y motivaciones.

El futuro de las corporaciones está en sacar lo mejor de las personas y permitirles desarrollar todo su potencial. Para que los profesionales triunfen en un mundo cada vez más competitivo han de saber desarrollar y gestionar su marca propia.

Se trata de dar al profesional herramientas para que se desarrolle a sí mismo, lo que repercutirá en beneficio de la propia empresa. En la actualidad hay demasiada uniformidad en los perfiles profesionales y  se establece un paralelismo entre los productos de marca blanca con los ‘ejecutivos de marca blanca‘, ante quienes contrapone el nuevo modelo de profesional de marca registrada.

Las posibilidades de crecimiento personal y profesional que ofrece la marca propia a los empleados ‘acaba fortaleciendo a las compañías, favoreciendo las relaciones con socios y clientes.

Crear una marca propia tiene un alto componente humanista de autoconocimiento, de autenticidad y de coherencia tanto interna como externa.

Muchos, la mayoría de nosotros suprimimos nuestra personalidad (esencia) para asumir un rol entre las 9 y las 7 de la tarde. Tenemos miedo de mostrar lo originales y auténticos que realmente somos. No debemos de olvidar que las empresas están formadas por  personas y que las personas confían en las personas. La Marca Personal permite establecer vínculos más sólidos y duraderos entre las personas.

La vía hacia la excelencia pasa por abandonar ¡ AHORA ¡ todo lo que no sea excelente.  NO HAY EXCUSAS. Recupera ya las RIENDAS de tu vida.

¿Te iría bien una ayuda? ¿Cuándo empezamos?