Entradas

¿Puede una habilidad infantil convertirse en el eje de una carrera profesional?

Sir Ken Robinson, escritor especialista en creatividad e innovación cuenta en este vídeo el caso de Bart Conner, un niño con una capacidad especial que pudo haber sido tratada como una anomalía (lo habitual) o como una habilidad a trabajar (lo poco frecuente).

Bart Conner y su esposa, Nadia Comaneci

Se trata de un extracto de poco más de 3 minutos del programa Redes, en que Punset entrevista al especialista británico Robinson. Es interesante la lección que se extrae de la historia de Bart Conner, que finalmente acabó ganando una medalla olímpica: La educación durante los primeros años de vida de una persona es esencial para su futura carrera profesional. Bart Conner caminaba con las manos, y su madre, en vez de conisderarlo una molestia o algo a eliminar, llevó a Coonner a un gimnasio de élite. Ahí se forjó una carrera.

En pocas palabras, la madre de Conner respeto y potenció una habilidad que luego fue el eje de la marca personal del niño. ¿Cuántas veces habremos visto casos de niños cuyas habilidades han sido desaprovechadas? Mejor no pensarlo. Pero una cosa está clara: las rarezas no siempre se han de tratar en el psiquiatra.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=8z9YxMdXLVE&feature=related[/youtube]

Sir Ken Robinson y el cambio de paradigma

Siendo sábado quiero pensar que tenéis un poco más de tiempo para dedicarnos, así que me complace adjuntaros uno de los mejores vídeos ilustrados sobre la obsolescencia del sistema educativo actual, nacido de la revolución industrial. El autor no podía ser otro que el gran Ken Robinson.

Sir Ken Robinson es un experto internacional en el desarrollo de la creatividad, innovación y recursos humanos. Sir Ken es actualmente asesor principal del Presidente del J. Paul Getty Trust en Los Ángeles. En Junio de 2003 fue nombrado caballero por la Reina de Inglaterra por sus servicios al Arte. Antes de trasladarse a EE.UU., fue votado como “Business Speaker” del año 2003 por más de 200 compañías europeas globales.

Que cada uno saque sus conclusiones a este vídeo de 11′. Yo tengo la mia: sin creatividad, entendida como la capacidad de generar ideas originales que aportan valor, no somos nada de nada. Posiblemente esto tenga muy poco que ver con la marca personal, pero como diría el gran Vinizius de Moraes, “hoy es sábado”.

Feliz sábado,