Entradas

1. Un contrato de por vida para ti, que buscas trabajo

¿Buscas trabajo? Te ofrecemos un contrato de por vida

Una excelente oportunidad. Un contrato que te obliga a poco y te aporta mucho. Un contrato donde eres parte fundamental y única.

Una alianza contigo mismo. Donde deberás comprometerte y cumplir objetivos.
Deberás profundizar sobre ti mismo, tu persona, lo que puedes dar, lo que estás dispuesto a sacrificar.
Si por alguna razón no lo tienes claro todavía, piensas que es pronto, o no le ves beneficio, no lo hagas. Espera.
Pero antes de renunciar, lee atentamente y reflexiona. Dialoga contigo mismo, o si lo deseas con nosotros, que para eso estamos en SOYMIMARCA.

CONTRATO

Yo, MI NOMBRE Y APELLIDOS, de NN años de edad, mayor de edad, natural de CIUDAD profesional del sector SECTOR con experiencia de N años, y cuyo último puesto de trabajo ostentado es el de CARGO.

MANIFIESTO QUE

En los últimos años he reflexionado acerca de la difícil situación social y económica, y el cambio que ésta ha generado en las personas y en su relación con el mundo laboral.

Observo a mi alrededor cómo personas que llevan muchos años trabajando en empresas, emprendedores, estudiantes y desempleados, se encuentran sumidos en el miedo, la incertidumbre y la falta de confianza en sí mismos.
Y analizando la situación he comprendido que una de las causas principales de esta situación es la falta de una marca personal que nos haga fuertes y seguros, reconocidos y valorados.

Y POR ELLO ME COMPROMETO A
Analizar mis valores, mis fortalezas y debilidad, y construir sobre ellos una marca personal fuerte, única y diferenciada.

Para ello me asesoraré con los profesionales acreditados del personal branding, estableceré con ellos el plan de trabajo y daré todo lo que se y lo que tengo para llegar a la meta que me plantearé junto a ellos, y haré cuanto esté en mis manos para facilitar este proceso.

Garantizaré que mi esfuerzo y deseo para emprender este proceso son auténticos, que estoy preparado para trabajar y recibir feedback.

Y ESPERO OBTENER

Un plan de acción claro y delimitado para conseguir mis aspiraciones personales y profesionales.

Un mejor conocimiento de mi mismo y de mis posibilidades, al analizar el entorno que me rodea para orientar mis esfuerzos y adaptar mi mensaje a las necesidades reales y aspiracionales que tengo.

Y POR ELLO

Firmo a continuación el presente documento, estableciendo conmigo mismo un acuerdo de desarrollo de mi marca personal, con el objetivo de ser un profesional reconocido por mis valores y por el resultado de mi trabajo.

DURACIÓN Y FINALIZACIÓN

Una vez iniciado este proceso, no acaba nunca, por lo que el compromiso conmigo mismo es irreversible e ilimitado en el tiempo.

Firmado: YO

 

La gran incongruencia

 

Muchas personas nos hemos habituado a invertir parte de nuestro dinero en contratar a profesionales para uso personal.

Las aplicaciones son diversas:

  • Están las deportivas, con entrenadores personales para natación, tenis, yoga, triatlon, esquí.. que nos permiten depurar la técnica para conseguir mejores resultados.
  • Tendríamos las relacionadas con ocio y cultura, como cocina, cata de vinos, canto, dicción, pintura, danza, teatro, etc.
  • Y ya en el terreno profesional estamos habituados a contratar profesores particulares -o en pequeños grupos- para mejorar nuestro inglés, nuestras nociones de marketing, de informática, de negociación…

¿No nos estamos olvidando de algo? ¿No hay en todo esto una gran incongruencia?

Estamos obviando invertir en lo que realmente sustenta toda nuestra vida profesional , lo que nos puede brindar posibilidades futuras en momentos difíciles, lo que nos permite diferenciarnos de nuestros competidores, lo que nos da autenticidad: nuestra marca personal, nuestro YO, S.A.

 

¿Quién escribe el guión de tu vida?

Una pregunta compleja a la que nos gustaría responder: YO.

Pero no siempre es así. Hay personas que sencillamente se dejan llevar por el destino. Ojo! es una opción. Hay personas que se marcan algún objetivo, pero no trazan la hoja de ruta para llevarlo a cabo y acaban dejándose llevar por la marea. Hay personas que, aún planificando su vida, encuentran obstáculos insalvables en el camino que les hacen desistir. Y finalmente, hay personas “locomotora” que planifican su vida de una forma tan sólida que no permiten que nada les altere su camino.

Desde aquí no somos nadie para recomendar una u otra opción, pero está claro que ser tu propio guionista aporta innumerables ventajas. Me he permitido “robarle” a mi amigo Antonio Nuñez, especialista en relato/storytelling, 4 vías para crear un guión interesante:

  • ¿Quién soy yo? Hay que ser creativos, incluir aspectos personales (rasgos del carácter o incluso alguna debilidad) que nos permitan destacar, construir credibilidad y generar empatía.
  • ¿Para qué estoy aquí? Apostar por la transparencia como arma contra el cinismo y la falta de confianza.
  • Relato visionario, frente a cifras, estadísticas, porcentajes… Como ejemplo, el que planteó Bill Gates ante su equipo en los primeros tiempos de Microsoft “Un PC en cada mesa“.
  • Valores en acción, ejemplos concretos y reales en lugar de alusiones a cualidades o virtudes en abstracto.

Las teorías son bonitas, pero no hay nada como un ejemplo. Sin ánimo de ser pedante, solo ilustrativo, os pongo el mío:

Yo me decidí por la publicidad a los 14 años. Entonces Paco, un tipo vestido de hippy con una supermoto venía a menudo a casa a buscar a su novia –mi tía Elena-. Era el año 1975, y ese look tan extremo, la moto, la rubia, el glamur… me llamó poderosamente la atención. Iba contra todo lo establecido, rompía los códigos de la época, era transgresor. Le pregunté a mi tía en qué trabajaba su novio. “Hace anuncios”, dijo “trabaja en una agencia de publicidad”. A los dos años, cuando cumplí 16, hice mi primer stage de prácticas en la agencia de la que Paco era Director Creativo. Ahora soy publicitario, y desde entonces he trabajado siempre en el entorno de la comunicación.

Tras vivir algunas experiencias más que interesantes en empresas como BBDO, J. Walter Thompson, Ogilvy, Saatchi & Saatchi… me di cuenta de que mi vida profesional tenía que seguir orientada en torno a las marcas. Pero tras esos 20 años de experiencias con marcas comerciales, me incliné por potenciar marcas personales. Como todo, tiene sus pros y contras: en lo negativo, es un oficio peor pagado, en lo positivo, siempre tratas con el presidente, con la persona que decide, y las experiencias con personas son más emocionales, más vividas, más sinceras. Por eso creé Lateral Consulting en 2005, y por eso he contribuido junto con mis colegas Montse, Ignasi y Jordi a crear SoyMiMarca hace casi dos meses.

Crearse una marca es como cumplir un sueño, es poner sobre la mesa nuestra carta a los reyes personal y profesional y establecer un camino para llegar. No es más que eso. Tiene sus rutinas, por supuesto, y quizás algún secreto, pero cualquiera lo puede hacer. Con ayuda siempre es más fácil, pero todos podemos crear nuestra propia marca. Solo hay que ser consecuente con tus valores y destacar un diferencial real, algo que te convierta en opción preferente. Seguro que lo tienes.

Guillem Recolons / Personal Branding Strategist / soymimarca